eltoque_logo
La campaña religiosa en contra de algunos artículos del anteproyecto del Código de las Familias se hace más latente a medida que avanza el proceso de consulta popular de la legislación, extensivo en Cuba hasta el 30 de abril de 2022.

Foto: Yandry Fernández.

La oposición oficial de la Iglesia al Código de las Familias

16 / marzo / 2022

La campaña religiosa en contra de algunos artículos del anteproyecto del Código de las Familias se hace más latente a medida que avanza el proceso de consulta popular de la legislación, extensivo en Cuba hasta el 30 de abril próximo.

El 25 de febrero de 2022 la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba publicó una declaración en oposición a los elementos más liberales e inclusivos plasmados en la versión 24 del anteproyecto.

Como preámbulo, el comunicado de la Conferencia hace alusión a la consulta popular de la Constitución de la República —llevada a referendo en febrero de 2019— y señala: «Creemos que nuestro pueblo, en la materia que nos atañe, fue muy claro en la discusión previa a la aprobación de la Constitución actual de 2019. Es una constatación innegable que la mayoría de los cubanos quiso que se mantuviera la definición de matrimonio como la unión de un hombre y una mujer, tal y como aparece en el actual Código de Familia de 1975».

En ese entonces, las organizaciones religiosas cubanas condenaron la existencia del artículo 68 el cual normaba que «El matrimonio es la unión voluntariamente concertada entre dos personas con aptitud legal para ello, a fin de hacer vida en común». Como resultado, el artículo fue excluido de la carta magna.

Ahora, el Comité Permanente de la Conferencia aseguró que el anteproyecto del Código de las Familias «está permeado por lo que se conoce como “ideología de género”», y que la implantación a la fuerza de tal ideología acabaría por distorsionar la realidad.

El documento no solo rechaza de manera directa los derechos vinculados con la comunidad LGBTIQ+ cubana, a ello se añade que para los firmantes son varios los artículos en los cuales el concepto de «ideología de género» persiste:

«Esa perspectiva de la ideología de género está presente en los artículos del [anteproyecto] que redefinen el matrimonio, en aquellos que hablan de la “gestación solidaria”, la “filiación asistida” y la adopción. La misma introducción del nuevo concepto de “responsabilidad parental” y “autonomía progresiva del menor”, dentro de un contexto ideológico, crea suspicacias y ambigüedades que debilitan el otro concepto que es la “patria potestad”».

El comunicado pone sus miras, además, en la Resolución 16/2021 del Ministerio de Educación (Mined) que establecía un programa de educación sexual con enfoque de género y criterios de inclusividad de la comunidad LGBTIQ+.

En este sentido, señala que «La aceptación tácita de la ideología de género en algo tan importante como un código que regula la vida familiar abriría el espacio para que, en otros ámbitos, como por ejemplo, la escuela, se adoctrine a los hijos, sin el consentimiento de los padres, en ideas y posturas que se contraponen a aquellas que los padres, en conciencia, son las que quieren que asimilen sus hijos, porque son las que ellos sostienen en virtud de su formación humana y las legítimas tradiciones culturales y concepciones religiosas».

La mencionada norma del Mined fue aplazada en septiembre de 2021 bajo el pretexto de la ausencia de recursos para la impresión del material escolar. Antes de comunicarse esta decisión gubernamental, las comunidades religiosas cubanas se pronunciaron con vehemencia en contra de la Resolución 16/2021.

La Conferencia de Obispos Católicos de Cuba explica también que dentro del anteproyecto existen «elementos positivos como el fortalecimiento de la atención y el cuidado del adulto mayor o de las personas con capacidades diferentes» y resalta que este proyecto de ley señale las relaciones violentas dentro de la familia.

Sugiere el documento que durante el proceso de votaciones «sería bueno que se sometieran a aprobación popular los artículos o capítulos por separado, y no el conjunto del proyecto como totalidad».

De tal manera, añade el texto de la Conferencia de Obispos, «eso permitiría resaltar las grandes coincidencias que se encuentran en los aspectos positivos; y probablemente eliminar, matizar y mejorar aquellos que tanta preocupación y perplejidad suscitan en una parte considerable del pueblo».

En consonancia, a inicios de febrero de 2022 la diócesis de Ciego de Ávila expresó su desacuerdo con algunos aspectos del anteproyecto del Código de las Familias en un comunicado enviado a la agencia de noticias católica ACI Prensa, radicada en Perú.

Para esta diócesis, deberían ser modificados los artículos referidos al matrimonio, la patria potestad y el interés superior del niño debido a que los consideran «inadmisibles» pues son «un ataque frontal a la naturaleza de la familia». También criticaron el método de «gestación solidaria» presente en el anteproyecto.

TRES FACCIONES DE LA IGLESIA BAUTISTA SE PRONUNCIAN

A su vez, la Convención Bautista Libre de Cuba, la Convención Bautista de Cuba Oriental y la Convención Bautista de Cuba Occidental emitieron —el 24 de febrero de 2022— una declaración conjunta firmada por sus presidentes en la que recalcaron que no apoyan la unión civil entre personas de igual sexo biológico. Aunque este documento no señala de manera directa al anteproyecto del Código de las Familias, la génesis de su formulación sí está vinculada con él.

El 22 de febrero de 2022 la televisión cubana transmitió una entrevista realizada a una pareja gay cristiana como parte de la campaña «Hasta que el amor sea ley», impulsada por la plataforma Voces Ecuménicas Cubanas (VEC) a favor del anteproyecto. Uno de los miembros de la pareja es el líder bautista y activista por la diversidad Adiel González Maimó. El producto comunicativo había sido censurado dos días antes, lo que generó una fuerte campaña en redes en contra de la discriminación con la pareja.

El texto de las tres facciones de la iglesia bautista es la respuesta a la publicación de la entrevista de González Maimó y su pareja. En la declaración expresan su indignación por el empleo de su nombre (bautista) «para promover las relaciones homoeróticas en un spot publicitario transmitido en la Emisión Estelar del NTV el pasado 22 de febrero».

«Aclara[mos] que no apoyamos ni respaldamos este tipo de relaciones por considerarlas pecaminosas a la luz de la Palabra de Dios. Personas con una orientación homosexual pueden llegar a ser miembros de nuestras iglesias, pero necesitan, como todo pecador, arrepentirse y abandonar aquellas prácticas que la Biblia condena», añadieron.

Estas tres facciones de la iglesia bautista atacaron a los medios de comunicación a los cuales hicieron responsables de condenar al ostracismo a sus iglesias, negándoles la posibilidad de compartir de manera masiva sus creencias. A la par, adicionaron, los medios «sirven de plataforma a exiguas minorías» que, según su postura, mancillan el prestigio ganado por más de un siglo. Recalcaron que no esperan una disculpa pública de los medios de difusión masiva estatales.

Desde 2021 y ante la inminencia de la aprobación del anteproyecto del Código de las Familias, diferentes organizaciones religiosas cubanas se han opuesto a la concesión de derechos a minorías históricamente marginadas por la legislación y la sociedad cubanas.

La Resolución 16/2021 ha sido una de las medidas impulsadas por el Estado que mayor desagravio provocó en los grupos fundamentalistas cubanos. Varias iglesias del archipiélago declararon su negativa a esta norma a través de declaraciones oficiales.

Además, el 22 de mayo de 2021 comenzó a circular una carta que rechazaba la resolución del Mined y argüía que el programa educativo reeducaría a los niños en la «ideología de género» sin aprobación de la familia. La misiva, además, advertía al Estado que, de no responder a sus exigencias, los padres religiosos retirarían a los menores de los centros educativos.

En mayo de 2021 también se hicieron públicas dos declaraciones en contra del matrimonio igualitario, una por parte de la iglesia evangélica pentecostal «Asambleas de Dios» y otra perteneciente a la iglesia metodista. Esta última defendía la formación de familias heteronormativas y aseguraba que «la propuesta del matrimonio igualitario, producto de la ideología de género, es totalmente incompatible con la historia, los valores culturales y el pensamiento de los fundadores de la identidad nacional».

Los pentecostales sugirieron la existencia de una campaña para privilegiar a la comunidad LGBTIQ+, liderada por el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que no partía del deseo plural de la población.

Inmersos en la sociedad cubana también figuran proyectos religiosos que apoyan la diversidad y abogan por el respeto de los derechos a cada segmento poblacional.

TAMBIÉN TE SUGERIMOS:

Si te interesan los temas jurídicos puedes visitar nuestro proyecto elTOQUE Jurídico, en el cual encontrarás análisis y debates sobre las leyes, los derechos y los procesos jurídicos en Cuba. 
Síguenos también en Twitter: @eltoquejuridico
elTOQUE Jurídico
Proyecto de educación jurídica para la ciudadanía cubana, bajo la sombrilla de elTOQUE.com, que integra expertos juristas con comunicadores y otros actores sociales.
el-toque-juridico

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Jose Ramon

Sobre el matrimonio gay Lo primero es que legisla sobre el matrimonio civil, que al final no es otra cosa que un contrato entre dos personas para compartir derechos (e.g. a la herencia, que es una de las cosas que más problemas trae) y responsabilidades. Cualquier otra cosa que se quiera ver en eso es totalmente subjetiva y está más en la imaginación, como todo lo subjetivo, que en la realidad. Sobre la "ideología de género" Las comillas son válidas porque eso es algo que todo el mundo habla y opina, pero en la concreta todo son especulaciones. Es absurdo decir que los profesores (que serían los hipotéticos implementadores) convencerán a los niños a ser gays. Otra cosa muy distinta es enseñarle que ser gay no es un defecto ni nada por el estilo. Ya sea para que no se sienta "acomplejado" por sentir "eso" o para que no le dé cuero a los que tienen esa orientación sexual. Y claro, la Iglesia prefiere a maricones y tortilleras reprimidos y con sentimientos de culpabilidad, sabe muy bien que así es más fácil meterle el cuento de la Biblia (o de cualquier otro libro sangreado, no hay error de typing) y "orientarlo". Lo mismo hacen las dictaduras totalitarias.

LazCuba

Con el nuevo código de Familia, se establece la postura del estado y sus instituciones con respecto a lo que está bien y está mal en una familia. Esto incluye que eventualmente se enseñará en las escuelas que es correcto y completamente normal que dos hombres o dos mujeres formen una familia y mantengan lazos amorosos. Si crees esto no hay problema alguno, el problema es cuando los padres del niño no lo creen correcto y no quieren enseñar a su hijo que esta conducta es buena, sino que esa conducta es mala, aunque cualquiera tiene derecho a asumirla, no es lo que *su familia* considera correcto y bueno a los ojos de Dios. Incluso hay decenas de miles de familias NO CRISTIANAS que también lo consideran así. Por lo tanto estarían enseñando en la escuela cosas opuestas a la formación que los padres quieren para sus hijos, violando así el derecho de cada padre a educar a su hijo y estableciendo el completo control del estado e instituciones sobre la mente de nuestros hijos.
LazCuba
Jose Ramon

María Dominguez

Lo único que puedo decir al respecto es que se supone que todo lo que está pasando con ese asunto debía de esperarse, me explico si en al menos 2 años antes 19 se lleva a consulta popular un referendo constitucional y por mayoría no se aprueba el artículo que se refiere al asunto del matrimonio y no es aprobado como constitucional como se nos ocurre a tan solo 2 años tratar de aprobar algo más de lo mismo es decir anticonstitucional es contradecir lo mismo que ya esta aprobado y en un periodo de tiempo tan corto como resulta 2 años. También considero algo muy contradictorio decir inclusivo a este asunto de "ideología de género" que responde a una minoría y tratar de excluir a los " religiosos" como se dice que responden a un grupo mayor en la sociedad, además cuando se realizó la consulta popular que quiere generalizar que solo la iglesia se opuso cuando se sabe que en la mayoría de la población no está de acuerdo con el anteproyecto solo que se pronuncian con mayor fuerza los religiosos como dicen .
María Dominguez

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR120.00 CUP
-3
1 USD106.00 CUP
-4
1 MLC113.00 CUP
-2
calendar_icon

CUBA

publicidad_nord
publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test