eltoque_logo

Autores

Dorisbel Guillén

Dorisbel Guillén

Vengo de un lugar perdido en el tiempo. Iguará, llámase. Un día puse mis libros y mis incertidumbres en el último vagón de un tren y me fui a estudiar Periodismo a la ciudad de Santa Clara. Soy reportera radial pero no sé por qué regreso siempre a las letras y a mi pueblo, en busca de esencias.

Nuevo Amanecer es un asentamiento de viviendas ilegales en la ciudad de Santa Clara. A pesar de no contar con un barrio con todas las de la ley, sus habitantes se esfuerzan por construir buenas casas y por organizarse.
Fernando, Manuel y Dagmar decidieron que ellos iban a programar sus propios instrumentos musicales, que se convertirían en lutieres atípicos. De esa forma nació Liberté, un proyecto a través del cual ofrecen un producto musical casi exclusivo del primer mundo.
En Yaguajay, allí donde más de 200 familias perdieron completamente sus viviendas por el huracán, un grupo de jóvenes ofrecen esperanza.
De niña Aniley no pasó tanto tiempo entre sus muñecas como ahora, que ya es toda una mujer. Cada día esta joven de Santa Clara dedica 12 o 13 horas diarias para crear diseños a mano, que vende luego como artesanía.
Este texto fue publicado originalmente en Tremenda Nota En Cuba, donde las mujeres acostumbran a amamantar a sus hijos en público, se han inaugurado varias salas de lactantes en terminales de ómnibus. ¿Son necesarias o solo lanzan un velo sobre la teta? *** «Es la primera vez que me ofrecen amamantar a mi niño en […]
Desde un estudio de Dj, instalado en la torre de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Meneses, municipio Yaguajay, esta sui géneris propuesta radial produce sus contenidos.
Iguará es un pueblo muy poco conocido, y como casi todos los pequeños pueblos rurales del país padece por falta de infraestructura, desabastecimiento y abulia. Sin embargo, muchos son los que arrendan locales del comercio, la gastronomía y los servicios de su propiedad.
Teatro Dador no tiene una sede, actúan en escuelas de la ciudad de Trinidad o de las montañas del Escambray. Ofrecen su arte desde cualquier escenario. Impulsada por dos jóvenes artistas, esta agrupación varias veces premiada en Cuba, es un ejemplo de cómo se puede hacer teatro más allá de las carencias.
Hasta hace muy poco, yo era Dorisbel Guillén cada día ante el micrófono, manejando la adrenalina de un programa En Vivo. Ahora cada fin de semana, vendo pizzas y refrescos.
En esta sociedad cubana no tiene sentido que haya racismo. Aun así, persiste.