eltoque_logo

Emprendimientos

Crear un negocio y mantenerlo en Cuba es un ejercicio de ciudadanía. Aquí hablamos de un campo que propone soluciones valiosas pero también enfrenta la complejidad del cambio.

Los productos que MaxiBebé ofrece están elaborados con productos naturales. Foto: Pedro Sosa.
MaxiBebé ofrece en La Habana compotas para bebés elaboradas con productos naturales, galletas de avena, mantequilla de maní y otras preparaciones caseras para la familia. Como otros negocios privados en Cuba, se tambalea cada día debido a la escasez de materias primas y la subida de precios.

Los estudios independientes de arquitectos han diseñado, sobre todo, viviendas y negocios privados desde una visión profesional y creativa en los últimos 5 años; pero este 10 de febrero de 2021 el gobierno cubano incluyó la arquitectura en la lista de actividades prohibidas para su ejercicio por cuenta propia.

Según el documento publicado en el portal del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, se trata de 124 actividades prohibidas, aunque advierte que “el listado pudiera ser modificado a partir del proceso de conciliación de las normas jurídicas”. Las normas aún están en elaboración.

Ante las restricciones al transporte público provocadas por la pandemia de la COVID-19 en Cuba, la startup Zaaz Bicimensajería surge como una alternativa para la entrega de pedidos en bicicleta.

El incremento de los costos de los insumos debido a la modificación de los precios mayoristas y minoristas, y un previsible un rebote de las tarifas en el mercado informal son algunos de los impactos que se prevé tenga el ordenamiento monetario en el sector privado de Cuba. 
Desde la noche del 12 de agosto, el hashtag #ApoyaAlEmprendedorCubano comenzó a circular entre tuiteros cubanos. La iniciativa, que pondera la creatividad de los negocios locales cubanos y su papel fundamental ante esta pandemia.
En medio de la pandemia, varios proyectos y emprendimientos han conformado una red para el desarrollo de tecnologías que ayuden a detener la propagación del virus. La confección de gafas y protectores faciales de plástico ha sido uno de los resultados.
Como parte del Servicio de Información de Periodismo de Barrio y elTOQUE conversamos sobre la situación del sector privado en Cuba.
Emprendendores cubanos han modificado sus negocios para adaptarlos a la situación por la COVID-19. En este texto puedes ver como se han adaptado algunos negocios.
Seis ancianos que viven solos se han beneficiado de esta iniciativa impulsada desde la cafetería Juanky´s Pan, el Club de Motos Eléctricas (MEC) —formado por dueños de motos eléctricas de La Habana— y de Mandao, un negocio que ofrece servicios de mensajería.
El avance, aunque limitado, del sector privado en Cuba se ha logrado bajo importantes retos. Aun en esas condiciones, un pequeño grupo de actividades cuadriplicó su oferta laboral en 10 años, llevó los salarios a cifras más acordes al costo de la vida y desató la creatividad y la innovación.
La COVID-19 y la cuarentena en Cuba afectaron los negocios en el sector privado. La mayoría de los cuentapropistas han usado sus ahorros para pasar el periodo. Aunque el Estado permite que pidan asistencia o tomen empleo estatal, buscan mantener sus emprendimientos a fuerza de imaginación y creatividad.
El café Cuba Libro ha distribuido donaciones y ayudas a personas vulnerables durante la pandemia.
“El emprendimiento privado en Cuba. Un paciente positivo a la COVID-19”, informe elaborado por AUGE, explica por qué los emprendedores cubanos se encuentran ante la mayor amenaza desde que el gobierno autorizó su actividad en 2010.
La perfumista cubana Clara Camalleri ha comenzado a producir gel desinfectante en medio de la crisis por COVID-19. Alcohol, hipoclorito y aromas cítricas son los principales ingredientes de su producto.
Servicio de información sobre el coronavirus en Cuba