Foto: Sadiel Mederos

Foto: Sadiel Mederos

Once preguntas sobre el Servicio Social en Cuba

29 / agosto / 2022

El servicio social (SS) es un tema que, sobre todo en los últimos años, ha causado inquietud y desinformación entre los recién graduados de niveles técnicos y superiores. Pues, en su mayoría, no reciben asesoramiento sobre cuáles son sus derechos y deberes al terminar los estudios.

Una de las creencias más repetidas es que el servicio social es obligatorio y de no hacerlo el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) o la universidad de procedencia pueden quitarle el título del graduado. También se piensa que los egresados que decidieron no terminarlo o, incluso, nunca presentarse no pueden salir del país con el título en la mano, y mucho menos legalizarlo en Cuba ante una embajada o el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex).

Estas creencias y otras dudas persisten debido a la opacidad, a la complejidad y al lenguaje burocrático que suele emplearse cuando se habla del asunto. DeFacto responde varias preguntas al respecto.

¿Es obligatorio pasar el servicio social?

De acuerdo con lo establecido en la Ley 116 del 20 de diciembre de 2013, el servicio social consiste en el cumplimiento de una actividad de carácter temporal por parte de los graduados de los cursos diurnos del nivel superior, los técnicos medios y los obreros calificados, con el propósito de que utilicen lo aprendido en función de la sociedad. Podría entenderse entonces como el pago al Estado de la carrera cursada. 

La duración es de tres años, pero se combina con el servicio militar (tanto femenino como masculino) de modo que la fusión de ambos complete ese tiempo. Además, el tiempo que se ofrece por una licencia de maternidad (desde las 34 semanas de embarazo, 32 si es múltiple, hasta el primer año de vida) y de paternidad (desde que nace el bebé hasta sus 40 semanas) cuenta como SS, a diferencia de las licencias sin sueldos que tienen una duración máxima de seis meses y no suman tiempo.

El cumplimiento del SS es obligatorio si se desea trabajar para entidades estatales. Sin embargo, no es un requisito a cumplir si se pretende laborar para un privado o abrir un negocio propio. En caso de que el nuevo profesional decida incorporarse, tampoco debe sentirse presionado y hacerlo inmediatamente después de graduarse; para esto tiene un período máximo de ocho años.

¿Qué pasa luego de esos ocho años?

Si se pasa de este tiempo y no se ha concluido el SS, o ni tan siquiera se ha comenzado, y se desea hacerlo, puede que, en dependencia de la profesión, el graduado deba pasar cursos de superación para refrescar los conocimientos. Para ojos del Estado, no se han puesto en práctica, aunque durante esos ocho años se haya trabajado de forma privada.

¿Qué pasa si no le gusta el lugar donde lo ubicaron para pasar el SS? ¿Se puede cambiar? 

Depende de dos factores: que el graduado tenga otra oferta donde pueda pasar el SS y que la entidad que le otorgaron, si lo desea, decida liberarle, pues no es obligatorio. De no cumplirse ambos requisitos al unísono, no se podrá llevar a cabo ningún traslado.

¿Qué hago si no entregan o se pierde la boleta de ubicación laboral?  

A todos los estudiantes universitarios, antes de entregarles el título, les entregan una boleta con el centro de trabajo donde pasarán el servicio social. En caso de que esta boleta se pierda o, incluso, nunca se haya recogido, el profesional puede presentarse en el MTSS, donde está registrada la ubicación laboral de cada graduado. 

En cambio, es la Dirección Provincial de Trabajo quien ubica a los graduados de la educación técnica-profesional en dependencia de las disponibilidades de empleo que existan. Si bien ellos están obligados a pasar su SS, la exigencia en torno a él no es tan rigurosa como en la enseñanza superior. 

¿Cuál es la plaza y el salario que le corresponde? 

Es común que los recién graduados entren a su nuevo centro de trabajo en una plaza de servicio social, creada para este fin y con una escala salarial inferior a otros puestos con funciones similares. 

De acuerdo con la Gaceta Oficial No. 69 de 2020, el salario de un egresado es de 3 810 pesos cubanos por 44 horas y 3 465 pesos por 40 horas de trabajo para los que pertenecen al nivel superior, entre 2 555 pesos y 3 610 pesos a quienes tienen niveles medio y técnico superior.  

Sin embargo, si la entidad laboral así lo decide y cuenta con la capacidad, puede ubicar al egresado en una plaza vacante relacionada con sus estudios y, por ende, con un sueldo mayor.

Cabe destacar que no es lo mismo el SS que el adiestramiento. Este último es el período de aprendizaje que se le concede al nuevo trabajador y tiene una duración de hasta dos años. Cuando el centro considere que el graduado tiene dominio suficiente de sus nuevas funciones, puede, según su disponibilidad, ubicarlo en una plaza fija, aunque no es obligatorio. 

¿Qué pasa si no se incorpora al SS cuando se gradúa?

Es importante aclarar que el título universitario o de la enseñanza técnica es del graduado y, con independencia de su decisión de hacer o no el servicio social, nadie se lo puede retirar. Siempre tendrá valor a nivel nacional o internacional. El título nunca se invalida, lo que se puede invalidar es el ejercicio de la profesión en Cuba, solamente en el sector estatal.

El hecho de no empezar el SS o dejarlo a medias tiene repercusiones, porque provoca la inhabilitación del ejercicio de la profesión por un período de tres años. Aunque en la práctica la invalidación perdurará hasta que se culmine el SS. Puede ser antes de cumplirse los tres años de sanción o después.

La inhabilitación solo tiene validez en el mercado laboral estatal y consiste en que el graduado no podrá trabajar para el Estado ni escoger el centro laboral estatal que prefiera, hasta que tenga los tres años de SS vencidos. O sea, ninguna institución estatal podrá contratarlo a menos que sea para pasar su servicio social.

Si el profesional no se presenta al SS en la fecha que le asignaron, la entidad puede localizarle para saber cuáles son sus planes e, incluso, hacerle firmar un acta en la que exponga por qué el egresado no acepta empezar el SS. Con el objetivo de tener una constancia frente al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

En caso de que a los seis meses o a los dos, tres o cinco años después de terminar la enseñanza decida trabajar para el Estado, el egresado tendrá que ir directo a la entidad donde fue ubicado para pasar el SS, o sea, el sitio que notifica su boleta. 

De no querer pasar el SS ahí y contando con otra oferta laboral, el centro puediera firmar una carta de liberación que permita el traslado, aunque no es obligatorio. Solamente si la entidad donde oficialmente el egresado fue ubicado está de acuerdo. Si, por el contrario, no desea liberarle, tendrá que pasar el SS ahí o esperar, ya sea trabajando o no, a que aprueben el traslado en otro momento. 

En resumen, hasta que termine el SS el graduado no será libre de elegir y cambiarse a otro centro laboral estatal.

En el sector no estatal ocurre de otra forma, pues cualquier ciudadano puede trabajar para un espacio privado o tener su propio negocio; esté relacionado o no con lo que estudió, sin que el cumplimiento del SS sea una condición.

¿Se puede empezar el SS y dejarlo a medias?

Sí, y el tiempo trabajado, sean dos meses, seis o un año, es acumulativo; por lo que, si se desea retomarlo en otro momento, comenzará a contar donde se dejó, hasta que culminen los tres años o, de ser el caso, se decida abandonar nuevamente.

Si no empieza el SS o, en cambio, se está en medio de él, ¿se puede salir del país y llevar el título consigo?

Sí, el hecho de no culminarlo no regula las salidas migratorias. El título es del graduado, así que puede hacer con él lo que desee. Incluso, legalizarlo ante el Ministerio de Relaciones Exteriores, así como optar por posgrados en otros países. En cambio, no podrá cursarlos en Cuba, a menos que esté pasando o haya terminado el SS. 

Ahora bien, en caso de que esté trabajando y quiera salir del país a un viaje de corta duración, sin pedir la baja definitiva, dependerá de lo que le autorice el centro laboral y de las normas internas de cada centro.

Aunque esté pasando el SS, como trabajador tiene los mismos derechos y deberes. Entre ellos, vacaciones de 24 días de laborables al año y hasta dos meses de licencia sin sueldo para salidas al exterior (condición que no suma tiempo al SS). Fuera de eso, la entidad decidirá si puede viajar y, por ende, ausentarse de su puesto o no.

¿Qué implica el proceso de pedir la baja de un centro laboral mientras se pasa el SS?

En el caso de los universitarios en sentido general, no solo los que están pasando el SS, la entidad tiene hasta cuatro meses para retener la baja; pues se supone que tiene responsabilidades que no pueden, de un momento a otro, dejar de ser atendidas. Aunque esta condición depende mucho del lugar, el cargo y los jefes al mando. 

Según explicaciones del Departamento de Atención a la Población del MTSS a la autora, para solicitar la baja se debe entregar una carta fundamentada, la cual se lleva al MTSS con el fin de notificar que esa persona no podrá trabajar para el Estado a menos que sea para terminar el SS.

Si la baja del puesto de trabajo y por ende del SS se presenta sin pleno acuerdo y sin notificarlo antes, puede generar una medida disciplinaria como amonestación pública, cambio de plaza a una de menor escala salarial hasta que se autorice la baja, etcétera, además de ser expuesto en el expediente laboral; hecho que, si se vuelve a trabajar para el Estado, pudiera afectar a largo plazo. 

¿Puedo pasar el servicio social si estoy contratado en un trabajo por cuenta propia, una mipyme o soy dueño de un negocio?

El 29 de septiembre de 2021 se abrió el panorama a nuevas opciones de trabajo en el sector no estatal cuando se aprobó la creación de nuevos actores económicos: las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), tanto privadas, como estatales o mixtas.

Sin embargo, a pesar de que en Cuba la forma de gestión no estatal está en auge, el SS no puede pasarse en ninguna entidad que esté catalogada como mipymes o trabajo por cuenta propia (TCP).

Pese a esto, cualquier graduado puede laboral en el sector cuentapropista, incluso en un área semejante o igual a la que estudió, sin necesidad de haber culminado o estar pasando el SS. Sin embargo, el tiempo que se trabaje solamente para el sector privado no se acumulará para completar el servicio; por lo que, si en algún momento el trabajador desea formar parte del sector estatal, tendrá que comenzar de cero, como adiestrado, o retomarlo donde lo dejó. 

En cambio, si la entidad estatal lo permite, no coinciden en horarios y no se está ocupando un cargo de cuadro o funcionario(a), se pueden hacer ambos proyectos simultáneamente: trabajar para el Estado mientras se realiza el SS y ser cuentapropista. Esto se considera pluriempleo. Con dicha opción el empleado tiene la facilidad de pagar la seguridad social por un solo trabajo, obligatoriamente el estatal. 

¿Qué pasa cuando termina el servicio social? 

Cuando se termina el plazo del SS, el graduado tiene la facultad de decidir si sigue trabajando en el mismo lugar o no. Sin embargo, si su intención es mantenerse y en ese momento está ocupando una plaza destinada solo para el SS, la entidad debe notificarle si existe algún puesto fijo vacante y si lo quiere mantener como trabajador; de lo contrario, debe buscar otro centro laboral.

TAMBIÉN TE SUGERIMOS:


Banner-contacto-DeFacto.jpg


DeFacto
Servicio de verificación y datos de elTOQUE. Detectamos noticias falsas y desinformación. Verificamos el discurso público. Chequeamos hechos, frases y otros contenidos de interés público a partir del análisis riguroso de datos.
eltoque-verifica

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Miguel Antonio

Gracias por el artículo.
Glenda Boza Ibarra

Gracias a usted por leernos.

glenda-boza-ibarra
Miguel Antonio

Raciel

Hola yo comencé mi servicio social en Granma y por motivos personales solicité traslado para Holguin cuando apenas llevaba 3 meses de servicio social. Esos 3 meses cuentan para mi servicio social o al trasladarme para otra entidad comienzo de 0.
Glenda Boza Ibarra

Gracias por leernos y comentar. Deben contarte como parte del servicio social.

glenda-boza-ibarra
Raciel

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR195.00 CUP
1 USD197.00 CUP
+2
1 MLC192.00 CUP
calendar_icon

CUBA

elTOQUE SUGIERE

test