eltoque_logo
Raúl Castro Ruz uniformado, discurso, en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Juvenal Balán / Granma.

Raúl Castro en el VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Juvenal Balán / Granma.

El discurso de cesión de Raúl Castro en doce puntos

“El fin de la era Castro en Cuba”, es la forma en que titulares del mundo entero interpretan la cesión de Raúl Castro como primer secretario del Partido Comunista: por primera vez en más de 60 años nadie con este apellido ocupa ningún alto cargo de poder en la isla.

El general y ex presidente cubano hizo pública su decisión este viernes, 16 de abril de 2021, en su Informe Central al 8vo Congreso del Partido Comunista de Cuba, que sesiona en el Palacio de Convenciones hasta el día 19 con una participación limitada a 300 delegados.

“Concluye mi tarea como primer secretario del Comité Central del PCC con la satisfacción de haber cumplido y la confianza en el futuro de la patria, con la meditada convicción de no aceptar propuestas para mantenerme en los órganos superiores de la organización partidistas, en cuyas filas continuaré militando”, dijo el ex presidente. “Nada me obliga a (tomar) esta decisión”, añadió el general, quien cumplirá 90 años en junio próximo y ocupaba el cargo desde 2011, cuando sucedió a su hermano Fidel.

No fue una sorpresa: en 2018 Castro había anunciado que este año dejaría su puesto al frente de la “fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado”, como lo consagra el Artículo 5 de la Constitución. Aún se desconoce quién lo sustituirá.

1. Los numerosos pendientes de la actualización económica

Raúl Castro habló de la persistencia de “efectos negativos asociados al exceso de burocracia, deficiente control de los recursos, (…) corrupción y otras ilegalidades que limitan el incremento de la productividad y la eficiencia. No han dejado de estar presentes problemas estructurales del modelo económico que no proporciona suficientes incentivos para el trabajo y la innovación.

“…se impone imprimir mayor dinamismo al proceso de actualización del modelo económico y social”, para propiciar una adecuada combinación de la planificación centralizada “con la autonomía y descentralización necesarias en las instancias intermedias y de base del sistema empresarial y de los gobiernos locales”.

Viandas, hortalizas y frutas: un lujo para muchos cubanos

“…se requiere consolidar el proceso inversionista (…) sin espacio para las chapucerías y la improvisación, potenciar la productividad y la eficiencia en el (…) sector estatal de la economía en las esferas que determinan el desarrollo del país, al tiempo que se flexibilizan e institucionalizan las formas de gestión no estatales”.

“Recientemente fue ampliado, de manera significativa, el alcance de las actividades laborales que pueden ejercerse por cuenta propia, al pasarse de 127 actividades permitidas a más de 2 000″. Mencionó que la decisión fue calificada de insuficiente “por quienes sueñan con la restauración capitalista en el país y la privatización masiva de la propiedad del pueblo sobre los principales medios de producción”.

También acusó a quienes reclaman que se autorice la importación comercial privada de intentar “hacer estallar el principio socialista del monopolio del Estado sobre el comercio exterior (…) en el ánimo de establecer un sistema no estatal de comercio interior”.

Arquitectos cubanos defienden el ejercicio de su profesión en el sector privado

El general de 89 años afirmó que “hay que modificar viejos malos hábitos y desarrollar rasgos emprendedores y proactivos en los cuadros de dirección de nuestras empresas y establecimientos, que cada día funcionarán con mayor autonomía, persiguiendo producciones superiores con más eficiencia”, antes de insistir en su llamado al cambio de mentalidad, en el hecho de que “en el ahorro se encuentra el ingreso más rápido y seguro a nuestra disposición” y en que nadie quedará desamparado.

Prohibir agencias de turismo privadas: otro efecto boomerang para la economía cubana

2. Dolarización de la economía

“La situación extrema de falta de liquidez nos obligó a reintroducir las ventas en moneda libremente convertible en una parte del comercio minorista y más adelante del mayorista”, dijo Castro a propósito de “esta necesaria medida”, que tuvo “el propósito inicial de asegurar la presencia en el mercado interno de un conjunto de surtidos que a lo largo de los últimos cinco años fueron desapareciendo de la oferta estatal, dejando espacio para la actividad ilegal de la compra en el exterior y la reventa de esos artículos con altísimas tasas de ganancia”.

Durante el último año la venta en moneda libremente convertible se ha ampliado hacia otros productos, incluyendo alimentos, “con el objetivo de incentivar las remesas que los ciudadanos cubanos en el exterior realizan a sus familiares en el territorio nacional. Junto a ello el Gobierno ha asegurado la asignación de un apreciable volumen de divisas para garantizar la sostenibilidad de la oferta en pesos cubanos de un reducido grupo de productos básicos de la alimentación, la higiene y el aseo personal y se trabaja para restablecer la presencia de los proveedores nacionales en este mercado”.

Economía cubana tendrá un déficit superior a 86 744 millones de pesos en 2021

Se refirió a que “a causa de una inadecuada política de comunicación social y la publicación de enfoques incorrectos en varios de nuestros medios de prensa” se generó confusión en cuadros de dirección “que la emprendieron contra la supuesta desigualdad que emana de estas ventas y reclamaban que todo el comercio interior del país regresara a la libreta de abastecimiento”; pero “se logró hacer comprender que las ventas en moneda libremente convertible son necesarias y que perdurarán el tiempo que nos tome recuperar y fortalecer la economía y con ello asegurar la real convertibilidad de la moneda nacional”.

3. Otros retrasos en la aplicación de la reforma

En cuanto a los Lineamientos aprobados en 2011, si bien considera que “en sentido general se afianza la tendencia del avance”, enumera problemas y deficiencias graves: “insuficiencias en la planificación, organización, control y seguimiento de los procesos y en algunos casos reacciones lentas y tardías para corregir las desviaciones, así como falta de integralidad y visión respecto a los niveles de riesgo y deficiencias. Las acciones de capacitación y comunicación social han carecido de la oportunidad, calidad y el alcance requeridos”. La lista no terminó ahí: “Persiste la resistencia al cambio y la falta de capacidad innovadora que se expresa en actitudes de inercia e inmovilismo a la hora de aplicar las medidas adoptadas, el temor a ejercer las facultades otorgadas y prejuicios hacia las formas de propiedad y gestión no estatales”.

El nudo de las fuerzas productivas en Cuba

Según el general, la Comisión para la Implementación no logró organizar la participación de los actores involucrados en la implementación de los Lineamientos y “asumió funciones que excedían el mandato otorgado por el Congreso”. Por esta razón, entre otras, el Buró Político decidió “distribuir las responsabilidades en la conducción de la implementación de los Lineamientos entre la Comisión y los organismos de la Administración Central del Estado y las entidades nacionales. Así “se alcanzaron avances superiores”.

4. Tarea Ordenamiento

“…permitirá (…) ordenar y transparentar el desempeño de los diferentes actores del escenario económico e incentivar el amor por el trabajo como medio y sentido de la vida de los ciudadanos. Hay que borrar la dañina noción, surgida al amparo del paternalismo e igualitarismo, de que Cuba es el único país donde se puede vivir sin trabajar. El nivel de vida y de consumo de los cubanos deberá estar determinado por los ingresos legales que perciben y no por subsidios excesivos y gratuidades indebidas”, afirmó.

El «ordenamiento» en la opinión pública cubana y el malestar social

Después de celebrar “inobjetables logros” de la unificación monetaria y cambiaria, la reforma general de salarios, pensiones y asistencia social, la reducción de subsidios y gratuidades, el ex presidente volvió a la enumeración de problemas: “deficiencias ocasionadas por una débil preparación y capacitación, negligencias, falta de exigencia, control, sensibilidad política e insuficiente comunicación institucional por parte de los cuadros y funcionarios encargados de su ejecución práctica”, que se expresaron en “establecimiento de precios excesivos e inconformidad con las tarifas de servicios públicos”.

5. Voluntad de diálogo con EE. UU.

Raúl Castro repasó las relaciones con Estados Unidos a lo largo del mandato de Donald Trump: “A veces no se comprenden lo suficiente o no se valoran con detenimiento los datos objetivos sobre el daño que Estados Unidos ha causado a la economía cubana y el impacto objetivo de las más de 240 medidas coercitivas adoptadas desde 2017. Debe entenderse que no se trata de simples acciones de incremento del bloqueo, sino de nuevos métodos, algunos sin precedentes, que llevaron la magnitud de la guerra económica a un escalón cualitativamente más agresivo, que se refleja en las carencias materiales que acompañan la vida cotidiana de cada cubano”.

“La agresiva conducta desatada por la anterior administración norteamericana reafirma con claras evidencias que cualquier perspectiva de verdadera evolución positiva en la relación entre ambos países, para que sea sostenible, tendría que estar asociada a la eliminación del bloqueo económico y al andamiaje legislativo que lo sustenta.

“No nos ilusionamos de que se trata de algo fácil y sencillo, por el contrario, se requerirá de la voluntad política sensata y respetuosa de quien gobierne en los Estados Unidos. Cuba ha sostenido y sostiene que no identificamos al pueblo estadounidense como enemigo, que las diferencias políticas e ideológicas no son impedimento para una relación respetuosa y civilizada con nuestro vecino.

“Hemos manifestado incluso que podemos desarrollar una relación de cooperación en muchos asuntos, de beneficio para ambos países y para la región.

“Ratifico desde este Congreso del Partido la voluntad de desarrollar un diálogo respetuoso y edificar un nuevo tipo de relaciones con los Estados Unidos, sin que se pretenda que para lograrlo Cuba renuncie a los principios de la Revolución y el Socialismo, realice concesiones inherentes a su soberanía e independencia, ceda en la defensa de sus ideales y el ejercicio de su política exterior, comprometida con las causas justas, la defensa de la autodeterminación de los pueblos y el histórico apoyo a países hermanos.

Los caminos posibles de las propuestas legislativas de EEUU hacia Cuba en 2021

6. Democracia con partido único

Raúl Castro afirmó que la existencia de un único partido en Cuba “ha estado, y estará siempre, en el foco de las campañas del enemigo, empeñado en fragmentar y desunir a los cubanos con los cantos de sirenas de la sacrosanta democracia burguesa, partiendo de la antiquísima táctica de ‘divide y vencerás’”.

“La unidad de la inmensa mayoría de los cubanos en torno al Partido y la obra e ideales de la Revolución ha sido nuestra arma estratégica fundamental para enfrentar con éxito todo tipo de amenazas y agresiones. Por eso esta unidad debe cuidarse con celo y jamás aceptar la división entre revolucionarios bajo falsos pretextos de mayor democracia, pues ese sería el primer paso para destruir desde adentro la propia Revolución, el socialismo y por consiguiente la independencia nacional y volver a caer bajo el dominio del imperialismo norteamericano”.

“Ahora bien –acotó–, si tenemos un solo partido debemos promover, en su funcionamiento y en general en nuestra sociedad, la más amplia democracia y un permanente intercambio sincero y profundo de opiniones, no siempre coincidentes, estrechar el vínculo con la masa trabajadora y la población y asegurar la participación creciente de los ciudadanos en las decisiones fundamentales”.

7. Agradecimiento a los acreedores

El ex primer secretario del Partido Comunista dedicó unas palabras a agradecer “a buena parte” de los acreedores de Cuba, por “la disposición de reestructurar las deudas vencidas y al propio tiempo asegurarles la voluntad de retomar el cumplimiento de los compromisos financieros internacionales en la medida en que iniciemos la recuperación de la economía”.

Mencionó que “el reforzamiento del bloqueo complica el cumplimiento de los compromisos financieros internacionales, a pesar de la firme determinación de honrarlos y del esfuerzo que acometemos para realizar pagos que, aunque modestos, conllevan un gran sacrificio”.

8. Esperanza en el capital extranjero

“Es hora de borrar de nuestras mentes prejuicios del pasado asociados a la inversión extranjera y asegurar una correcta preparación y diseño de nuevos negocios con la participación del capital extranjero”, insistió Raúl Castro, antes de mencionar “los resultados alcanzados en la Zona Especial de Desarrollo Mariel” como ejemplo de polo de atracción de inversionistas extranjeros y nacionales.

9. Guerra ideológica

Según el ex presidente cubano, “se ha redoblado el programa de subversión e influencia ideológica y cultural dirigido a desprestigiar el modelo socialista de desarrollo y presentándonos como única alternativa la restauración capitalista”. Afirmó que “se da prioridad a las acciones dirigidas a los jóvenes, mujeres y académicos, al sector artístico e intelectual, los periodistas, deportistas, personas de la diversidad sexual y las religiones. Se manipulan asuntos de interés para grupos específicos vinculados con la protección de animales, el medio ambiente, o manifestaciones artísticas y culturales, todo ello dirigido a desconocer a las instituciones existentes”.

Decreto Ley de Bienestar Animal en Cuba: lo que debes saber

Denunció que no han dejado de financiarse “las acciones de agresión con el uso de las estaciones de radio y televisión asentadas en los Estados Unidos, al tiempo que crece el respaldo monetario para el desarrollo de plataformas de generación de contenidos ideológicos que llaman abiertamente a derrotar la Revolución, lanzan convocatorias para la realización de manifestaciones en espacios públicos, se incita a la ejecución de sabotajes y actos terroristas, incluyendo el asesinato de agentes del orden público y representantes del poder revolucionario. Sin el más mínimo pudor declaran las tarifas que se pagan desde los Estados Unidos a los ejecutores de estas acciones criminales”.

“La mentira, la manipulación y la propagación de noticias falsas ya no conocen límite alguno. Mediante ellas se conforma y se divulga a los cuatro vientos una imagen virtual de Cuba como una sociedad moribunda y sin futuro, a punto de colapsar y dar paso al tan anhelado estallido social. Sin embargo, la verdad es otra, la contrarrevolución interna, que carece de base social, liderazgo y capacidad movilizativa, continúa decreciendo en la cantidad de sus miembros y el número de acciones de impacto social, concentrando su activismo en las redes sociales e Internet.

“Estamos firmemente convencidos de que las calles, los parques y las plazas son y serán de los revolucionarios y que jamás negaremos a nuestro heroico pueblo el derecho a defender su Revolución”, concluyó.

10. Crítica a los medios de comunicación del Partido

“…persisten manifestaciones de triunfalismo, estridencia y superficialidad en la manera en que (nuestros medios de prensa) abordan la realidad del país. En ocasiones se presentan trabajos periodísticos que, en lugar de esclarecer, tienden a confundir. Estos enfoques dañan la credibilidad de la política informativa y de comunicación social aprobada. La inmediatez en el abordaje del quehacer nacional no debe estar reñida con la objetividad, la profesionalidad y, sobre todo, la intencionalidad política”.

11. Servicio militar para todos y todas

Después de afirmar que “no puede admitirse la promoción a cargos superiores de compañeros que, por motivos injustificados, no hayan cumplido el servicio militar activo”, Raúl Castro expuso que, ante la tendencia a la baja natalidad y el envejecimiento poblacional en Cuba, la experiencia del Instituto Superior de Relaciones Internacionales (de que los alumnos de ambos sexos cumplan el servicio militar previo a su ingreso) debería estudiarse en el propósito de generalizar de forma gradual que todos los estudiantes de la educación superior cumplan previamente este deber”.

Esta medida se enmarcaría en la “concepción estratégica de la Guerra de Todo el Pueblo”, que según el general de Ejército “mantiene plena vigencia”.

12. Género, racismo, derechos

“Continúa el apoyo desde el Partido a la labor de la Federación de Mujeres Cubanas y otras instituciones en la defensa de los derechos de la mujer y la denuncia de la violencia de género“, aseguró, antes de prometer que “se profundizará el enfrentamiento a prejuicios asociados a la orientación sexual y la identidad de género”.

El Consejo de Estado aprobó “la comisión que redactará el anteproyecto del Código de las Familias para su análisis en el Parlamento y posterior discusión con la población, actividad en la cual ya se trabaja”, anunció.

Otra promesa estuvo relacionada con “la temática de la discriminación racial”, sobre la cual el programa de Gobierno y de la comisión encabezada por el Presidente Díaz-Canel “propiciará un más efectivo enfrentamiento a estos rezagos del pasado y mayor coherencia en la exposición y conducción del debate público acerca de los mismos”.

 

También te sugerimos:

EXPERTOS: CUBA Y EE. UU. «DEBERÁN ACTUAR CON MÁS RAPIDEZ DE LO QUE JAMÁS LO HABÍAN HECHO»

elTOQUE
Contamos las historias de jóvenes como tú que se sienten protagonistas de esta Cuba que cambia; aquellos que transforman los barrios, que emprenden, dialogan y construyen iniciativas ciudadanas para su gente. Te mostramos cómo otros jóvenes superaron las barreras y hoy impulsan un proyecto propio.
sumavoces

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ángel

¡Qué cínico!
Ángel

TATIANA VIERA

¿Servicio Militar Obligatorio para ambos sexos para graduarse de la Universidad? Aquí no se puede ni comer ni estudiar. ¿Desarrollo? ¿Este hombre odia al pueblo, a los jóvenes? Tanto deseo de obligar, de someter, de no dejar. Esto es un ” O están conmigo o no los voy a dejar desarrollarse como personas”.
TATIANA VIERA

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE