eltoque_logo
Ilustración de portada: Wimar Verdecia.

Ilustración de portada: Wimar Verdecia.

¿Qué han vivido tras el 27N algunos artistas del grupo de los 30?

La conversación entre Diego y David sobre la aceptación a las diferencias, la inclusión y la libertad de creación en el clásico filme cubano Fresa y chocolate (1993) marcó el punto de partida de El Enjambre. Durante el episodio 48 Lucía March, Camilo Condis y Yunior García conversaron, entre otros temas, sobre los más recientes sucesos acontecidos tras la manifestación pacífica y reunión del 27 de noviembre (27N) entre un grupo de artistas cubanos y funcionarios del Ministerio de Cultura (Mincult).

Casi 30 años después del icónico filme, más de 300 artistas e intelectuales se dieron cita el 27N frente a la sede de esa institución para reclamar los mismos derechos de los que hablaba el personaje de Diego, además del cese del hostigamiento de las autoridades policiales a creadores independientes y a quienes piensan diferente, entre otras demandas.

Luego del encuentro con el viceministro Fernando Rojas, el grupo de los 30 comenzó a trabajar en una agenda de temas a tratar en la reunión programada con el ministro de Cultura. En los primeros días, los jóvenes pudieron moverse libremente y reunirse en la sede del Instituto de Artivismo Hannah Arendt (Instar), desde donde ofrecieron una conferencia de prensa el domingo 29 de noviembre. No obstante, «hubo algunas detenciones que violaron los acuerdos tomados, sobre todo con miembros del Movimiento San Isidro (MSI) —recuerden que entre los 30 había cinco miembros—», cuenta en exclusiva Yunior, quien también fue uno de los participantes en la reunión con el viceministro de Cultura Fernando Rojas.

Aquel encuentro de alrededor de cuatro horas entre los artistas y Rojas fue solo el comienzo. Se acordó, entre otros temas, una próxima reunión del grupo con el ministro de Cultura Alpidio Alonso. Sin embargo, este segundo diálogo no llegó.

«Teníamos varias preocupaciones: vimos que las avispas negras estaban por todas partes, hubo intentos de jóvenes de hacer actividades violentas, apedrearon algunas tiendas, en varios lugares se realizaron llamados a la calle… Nosotros siempre hicimos un llamado a la paz, todo lo que hicimos frente al Mincult fue sin violencia, desde el respeto, porque allí no hubo insultos de ningún tipo y queríamos un objetivo común que era establecer un diálogo inédito entre el Gobierno y algunas personas que piensan distinto, un diálogo entre cubanos diversos que tienen ideas diferentes sobre la Cuba que sueñan».

Sin embargo, la situación cambió para el grupo de los 30 el viernes 4 de diciembre, «un día difícil para la gran mayoría de nosotros», reconoce Yunior. «Se envió un correo con el que quizás no todos estuvimos de acuerdo, pero las decisiones en el grupo de los 30 se tomaron por mayoría. Fue un ejercicio democrático difícil por la gran diversidad y heterogeneidad que había entre nosotros, porque nunca habíamos practicado en este país un ejercicio de ese tipo; había intereses y opiniones diversas, teníamos criterios a veces bien distantes, y ejercer la democracia sin práctica previa fue bastante complejo, pero lo intentamos».

Sobre las demandas que se enviaron al Ministerio de Cultura el 4 de diciembre, Yunior difiere en negociar a través de correos electrónicos, por ejemplo. Para el joven dramaturgo, las negociaciones deben hacerse en persona o a través de un teléfono, pero la decisión tomada por votación fue enviar un correo electrónico con las primeras condiciones al Ministerio de Cultura que podían ser negociadas. «Obviamente, estábamos seguros de que no se iban a aceptar todas las condiciones que poníamos en ese correo, pero el Ministerio de Cultura las tomó como un rompimiento de los acuerdos, como una provocación y un exceso por parte del grupo de los 30. Divulgó este correo de manera pública y dijo que los que pedíamos diálogo rompíamos el diálogo».

Al momento de transmitirse este comunicado por los medios de comunicación, una parte del grupo de los 30 se vio impedido de salir de su domicilio. «En mi caso, alrededor de las 11 de la mañana descubrimos que había un oficial de la Seguridad del Estado en los bajos del edifico que me impedía salir de la casa. Cuando lo intenté, me dijo que no podía; le pregunté si era durante todo el día y me dijo que sí; le pregunté si era de la Seguridad; me dijo que su nombre era Jordan y que era parte del pueblo de Cuba y del Estado».

«Cuando subí al apartamento —continúa narrando Yunior— intenté comunicarme con varias personas; llamé a Fernando Rojas, que además es el presidente del Consejo Nacional de las Artes Escénicas, porque ese día yo tenía función de Hembra, tenía que salir en algún momento al teatro, a mi trabajo. Fernando Rojas no me atendió, porque al parecer en ese momento estaba reunido, pero la vicepresidenta de Artes Escénicas sí me llamó y me preguntó qué estaba pasando. Yo le dije que había un hombre en los bajos de mi casa que no me dejaba salir e inmediatamente perdí la posibilidad de usar el teléfono, tanto de llamar como de conectarme a Internet. Intenté relajarme y me puse a escuchar una canción de Bob Dylan que me mandó una amiga, que fue inspiradora en la lucha de los Derechos Civiles en los Estados Unidos: “Los tiempos están cambiando”».

Cerca de las 5:00 p. m., se presentó un oficial en la casa de Yunior para decirle que su impedimento de salida del domicilio había sido un error. Al rato, la vicepresidenta del Consejo Nacional de Artes Escénicas lo recogió para llevarlo al teatro hacia la función de su puesta en escena, Hembra. Al terminar la obra, según cuenta el joven, le comunicaron que estaba invitado a una reunión este sábado con el ministro de Cultura.

«Yo dije que no y quiero explicar las razones: en primer lugar, porque se viola lo pactado el 27N; en segundo lugar, porque a pesar de que entre el grupo de los 30 haya divisiones y heterogeneidad de opiniones —como es normal en un grupo tan diverso—, me parecía una traición ir yo y que no estuvieran los demás con los que se había pactado el viernes un encuentro con el ministro. De todas formas, veo esa reunión positiva; estoy de acuerdo con que se hagan muchas reuniones como esas, no solo con nosotros, sino con todos los artistas del país que estén a favor o no de determinadas medidas del Gobierno. Estos encuentros son necesarios, pero por lo menos lo que se pactó el viernes no se ha cumplido», afirma Yunior.

Además, reitera que el grupo que tuvo la reunión con Fernando Rojas el 27 de noviembre entró en solidaridad con el Movimiento San Isidro, en rechazo a la violencia, a que a un artista se le persiga, se le hostigue y se le censure; más allá de estar de acuerdo o no con las posturas del MSI. Por eso, una de las cosas que le dijeron al viceministro de Cultura fue que los temas culturales no le atañen a la policía ni al Ministerio del Interior, sino al Mincult.

Otros participantes en la reunión de ese día también denunciaron vigilancia policial en sus domicilios y detenciones. La historiadora del Arte Miryorly García y los artistas Tania Bruguera y Julio Llópiz fueron algunas de las personas que hicieron públicas estas violaciones en sus redes sociales.

 

También puedes leer:

EL ENJAMBRE: “¿QUÉ HACE UN ESTADO PELANDO GENTE O VENDIENDO REFRESCO GASEADO?”

El joven artista también comentó que el grupo de los 30 fue a decir «basta» a los actos de repudio, «una cosa terrible, un animal prehistórico que tiene que desaparecer para siempre de la historia de este país. Fernando Pérez decía algo hermoso el otro día: que la libre expresión es libre o no lo es, no hay medias tintas».

Sobre el programa especial transmitido el 28 de noviembre en la Televisión Cubana, Yunior explicó que fue nefasto y que estuvo lleno de manipulaciones, muy ajeno a lo que es el periodismo: «No se puede pretender mostrar la verdad sobre un hecho al pueblo cubano y faltarle el respecto a ese pueblo que fue alfabetizado y llevado a un alto grado de educación, con la Universidad gratuita, y luego intentar que ese espectador se chupe el dedo. Cuando se va a analizar un hecho desde el periodismo, se tienen que mostrar todas las aristas, darle voz a la otra parte, mostrar el contenido en su amplitud, porque de lo contrario lo que haces es propaganda. Y ese programa fue una muestra terrible de manipulación y propaganda de odio contra un grupo específico de personas».

También llamó la atención sobre lo que considera un problema grave en Cuba, y es que a pesar del alto grado de instrucción que existe, hay un semianalfabetismo crónico dentro de la sociedad, porque una gran parte de la población se cree las cosas a la primera, «y no me refiero solo a los medios oficiales, sino también a las fake news que circulan por las redes sociales; hay personas que se creen lo primero que escuchan».

Aunque no pudo llegarse a un acuerdo entre el grupo de los 30 y el Ministerio de Cultura, Yunior resalta que lo ocurrido el 27 de noviembre fue un acontecimiento histórico reconocido por varios académicos, analistas e intelectuales; un suceso que ha sido llamado por algunos con el nombre poético de la Revolución de los Aplausos, «por lo que ocurrió ahí, que cada 15 minutos aplaudíamos».

Más adelante, Camilo actualizó la situación del MSI e informó que el grupo se había desmarcado de los ataques a las tiendas en MLC, al aclarar que no tenían nada que ver con eso. Además, dijo que concluyeron las huelgas de hambre, pero que ha habido reportes de fuerzas especiales desplegadas por La Habana y han seguido también los programas de la televisión que descalifican a los miembros del movimiento o a las personas que permanecieron en su sede mientras algunos se declararon en huelga de hambre.

«Me llama la atención que el Gobierno cubano niegue que Luis Manuel Otero Alcántara (LMOA) es artista, porque yo he ido a exposiciones suyas; mi hermano, que es historiador del Arte, fue curador de exposiciones en las que participaba LMOA, y Tania Bruguera es una artista reconocida internacionalmente», afirmó Camilo.

 

Los enjambreros también dialogaron sobre la Tángana en el parque Trillo, una respuesta a lo acontecido frente al Mincult, que se promovió como espontánea. Camilo comentó que una de las versiones asegura que un grupo de la Universidad de La Habana tomó la iniciativa de hacer algo en el parque Trillo, pero que luego la FEU intervino. Para los jóvenes resultó llamativa la rapidez de la aparición de micrófonos, bafles de audio, pulóveres que decían «Tángana» y hasta un libro sobre el evento. Tampoco mencionaron los apagones frecuentes de las redes sociales en toda Cuba y la tensión de la situación en el país.

En el episodio conversaron igualmente acerca de la informatización de la sociedad en Cuba; los riesgos de la anunciada Ficha Única del Ciudadano, en cuanto a la protección de datos personales y el desabastecimiento que han provocado, sobre todo en La Habana, los topes de precios de productos agropecuarios.

Los seguidores de El Enjambre en Twitter agradecieron la emisión de un nuevo episodio y opinaron también sobre los sucesos del Mincult: «Agradecido por ustedes en este amanecer de domingo en mis oídos @radioenjambre, @yuniortrebol, perdiste una gran oportunidad de representar al cubano irreverente en ese diálogo al cual te convocaron; te entiendo, @luciamarch12, rubia, los quiero… identificación total», escribió @GerardoCuba1986.

«Gracias, @radioenjambre, por demostrar que en un pequeño rincón de Cuba ya existe la democracia», tuiteó @lisett_bonilla.

 

Te sugerimos: 

¿CÓMO PROTEGERNOS DE VIGILANCIAS Y HACKEOS EN LÍNEA?

CIERRA WESTERN UNION EN CUBA: ¿QUÉ OTRAS OPCIONES EXISTEN PARA ENVIAR REMESAS?

ELTOQUE ES UN ESPACIO DE CREACIÓN ABIERTO A DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. ESTE MATERIAL RESPONDE A LAS OPINIONES DE SUS CREADORES, LAS CUALES NO NECESARIAMENTE REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DEL MEDIO.
elTOQUE
Contamos las historias de jóvenes como tú que se sienten protagonistas de esta Cuba que cambia; aquellos que transforman los barrios, que emprenden, dialogan y construyen iniciativas ciudadanas para su gente. Te mostramos cómo otros jóvenes superaron las barreras y hoy impulsan un proyecto propio.
sumavoces

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE