Durante la expansión de la COVID-19 por el mundo, muchas personas han apostado por realizar reuniones virtuales. De esa manera, disminuyen notablemente el riesgo de infectarse por permanecer durante mucho tiempo en un lugar con deficiente circulación de aire natural. Una de las herramientas que más se ha utilizado con estos fines es Zoom.

Según un comunicado de Zoom Video Communications Inc., 300 millones de usuarios se reunieron a diario en abril de este año a través de la aplicación. Esta popularidad tan notable radica en sus prestaciones: reuniones de hasta 100 participantes y 40 minutos de duración en la versión gratuita, la posibilidad de agendar y grabar los encuentros y guardarlos en la PC…

Pero en Cuba no es tan popular por la alta demanda de datos que requiere —en alta resolución (720p), una videollamada en esta plataforma puede gastar más de 1 gigabyte por hora y por encima de 500 megas en resolución estándar (480p), según Computer Hoy—. Además, Zoom es uno de los servicios que permanece bloqueado para quienes acceden a Internet en la isla a través de Etecsa. Para emplearlo, es necesario una VPN o Red Privada Virtual.

Acceso denegado: ¿qué VPN usar desde Cuba?

La mayoría de las VPN accesibles desde Cuba son gratuitas y muchas veces restringen la velocidad de conexión para permitir la mayor cantidad de usuarios posible. Esta limitación resulta un problema cuando queremos estar en una videoconferencia: al estar enviando y recibiendo video con audio, el flujo de datos es mayor y se necesita más velocidad.

Afortunadamente, existen múltiples variantes a Zoom que no están bloqueadas para Cuba. Solo es cuestión de escoger la más adecuada. Te proponemos algunas de ellas:

Jitsi

Es una de las herramientas a considerar sí o sí. ¿Razones? Para usarla, no se necesita cuenta, la plataforma no tiene límites de participantes, es totalmente gratuita, es segura y privada y, encima, es de código abierto; es decir, desarrollada por una comunidad de programadores entusiastas. Desde hace años pertenece a la empresa 8×8, que ofrece también servicios de videoconferencias de pago. Aunque cuenta con una aplicación para cada sistema operativo, no es necesario descargarla, porque funciona bien con el navegador de la computadora.

Para comenzar a utilizarla, basta con nombrar la reunión. Ese nombre formará parte del enlace de invitación, es decir, la URL que debes compartir para que los otros usuarios accedan al encuentro al dar clic en ella. Jitsi también tiene una opción que habilita una suerte de cuarto de espera para que el anfitrión permita el ingreso de las personas correctas. Se activa al tocar en el símbolo del escudo —abajo a la derecha—, y luego activando “Enable lobby”.

También en Jitsi es posible grabar los encuentros, controlar el micrófono de los participantes, transmitir en vivo por YouTube y otras opciones más que encontrarás al desplegar un menú cuando des clic en los tres puntos verticales —extremo inferior derecho—. En caso de que desees mostrar una presentación confeccionada, por ejemplo, con Microsoft PowerPoint, basta con compartir tu pantalla. Para hacerlo, mueve el cursor y presiona el ícono que semeja una pantalla.

Aunque no hay casi información de su consumo de datos, Jitsi tiene incluido un modo de ahorro que desactiva el video. Puedes encontrar esta aplicación en su sitio web.

Google Meet

A pesar de que hay funcionalidades de Google baneadas para Cuba, Google Meet no es una de ellas —¡por suerte!—. Desde abril de 2020 es completamente gratuita y permite hasta 100 participantes.

Lo bueno de Google Meet es que se integra muy bien a nuestra experiencia con los servicios del gigante de Internet, como el correo Gmail. Gracias a esto, podemos añadir personas a nuestra reunión de manera más fácil: Google nos sugerirá los últimos destinatarios más frecuentes. Incluso, podemos escribir sus nombres y, si son contactos nuestros, aparecerán como propuestas.

También es posible compartir pantalla con esta herramienta: Google le llama a esta opción “Presentar ahora”, y cuando nos unimos a la reunión, aparece abajo a la derecha. Además, puedes usar un pizarrón y hacer trazos a mano alzada, incluir subtítulos a la reunión, enfocar la cámara en ti para que los invitados no vean lo que tienes detrás… Estas últimas opciones aparecen cuando pulsas en los tres puntos verticales en la esquina inferior derecha.

En cuanto al gasto de datos de Google Meet, hay pruebas que apuntan a cerca de 400 megas por hora, aunque este valor puede variar.

Para acceder a esta plataforma de manera gratuita, se necesita una cuenta de Google. Sin embargo, cuando accedas por esta vía no podrás grabar los encuentros. Esa es una funcionalidad exclusiva de las cuentas de Google empresarial —llamadas abreviadamente GSuite—, que no están disponible para Cuba.

Messenger Rooms

Facebook no quería quedarse atrás, y dentro de su plataforma de mensajería Messenger implementó un servicio de videoconferencias en las que pueden participar hasta 50 personas. Para crear un encuentro, es necesario tener una cuenta, pero las personas con las que quieres conversar pueden sumarse sin haber entrado alguna vez en esta plataforma tan conocida por los likes. Basta con que reciban el enlace de la cita.

Para evitar al máximo los malos ratos, Messenger Rooms brinda bastantes opciones a los creadores de la sala, al punto de controlar quiénes pueden unirse a la reunión, bloquear personas y hasta expulsarlos. Desde julio, tanto en las videollamadas de Facebook, como en los encuentros en Messenger, se puede compartir la pantalla. Las emisiones no se graban y solo cuentan con la encriptación estándar de la plataforma, es decir, no son todo lo seguras que pudieran ser. En cuanto al gasto de datos, Computer Hoy habla de 400 megas por hora.

Para crear una sala, solo necesitas ir a Messenger o a Facebook y dar clic en esta opción.

Skype

Antes de que Zoom apareciera en 2011, la plataforma más popular para realizar videoconferencias era Skype, hoy propiedad de Microsoft. Curiosamente, esta herramienta no está bloqueada para Cuba y su servicio web tampoco requiere iniciar sesión.

Con video en alta calidad (720p), Skype resta 474 megas por hora, aunque en calidad estándar el consumo baja a 246 megas cada 60 minutos, según Computer Hoy.

La aplicación permite hasta 50 usuarios por encuentro. Solo se necesita acceder a su web, colocar el nombre de la reunión y compartir el enlace para invitar a quien quieras. Los enlaces no expiran, de modo que las personas pueden unirse en cualquier momento. Las llamadas pueden durar hasta 24 horas.

PLUS: En caso de que solo cuentes con tu móvil y no necesites prestaciones avanzadas, puedes usar el servicio de videollamadas de WhatsApp. Permite hasta ocho participantes y consume alrededor de 420 megas por hora.

¿Has utilizado algún otro servicio gratuito de videoconferencias? No olvides comentarnos.

 

También te sugerimos

¿QUÉ HA PASADO CON LAS APLICACIONES DE CHAT POR CORREO ELECTRÓNICO?

¿QUÉ BOTS CUBANOS USAR EN TELEGRAM?

 

Puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.