¿Cuáles son las medidas más efectivas para enfrentar el nuevo coronavirus SARS-CoV-2? ¿Cuál es el momento más oportuno para adoptar cada medida? ¿Cuántas pruebas deben realizarse? ¿Cómo debe hacerse el seguimiento y la vigilancia epidemiológica? ¿Qué rol deben jugar los gobiernos y las instituciones de salud? ¿Cuál es la responsabilidad de los medios de comunicación? ¿Qué parte corresponde a la ciudadanía?

Aunque es posible encontrar algunas recomendaciones generales, y numerosos trabajos académicos, existen demasiadas preguntas sin respuestas. Más que un desafío epidemiológico y de salud, el SARS-CoV-2 es una prueba política, económica y cultural para los estados nacionales y el orden global existente.

La compleja situación epidemiológica ha alcanzado más de 200 países y territorios, y nos genera mucha incertidumbre. Incertidumbre profundizada no solo por las consecuencias de la pandemia, sino también porque la historia presente nos ha permeado de desconfianza. Desconfianza en las instituciones gubernamentales, de salud, mediáticas…

En el ejercicio de comprender la oportunidad y el alcance de las medidas adoptadas en Cuba, seleccionamos y organizamos información sobre las principales acciones y el momento en que fueron ejecutadas por países como Alemania, España, Italia, Irán, Japón, México y Panamá.

Italia, España y Alemania fueron seleccionados porque acumulan el mayor número de casos positivos en el continente europeo, epicentro actual de la pandemia. Irán, por su parte, tiene el mayor número de infectados de la región Mediterráneo oriental, y enfrenta la crisis bajo sanciones económicas de Estados Unidos. Japón resulta interesante porque fue el segundo país con casos importados (después de Tailandia) y ha logrado contener el índice de propagación del virus; además, es un archipiélago. México y Panamá fueron incluidos no solo porque pertenecen a la región latinoamericana, sino también por las diferencias en el abordaje de la pandemia.

La tabla siguiente presenta algunas variables que ayudan a explicar y poner en perspectiva la infraestructura en salud de estos países. Como se puede apreciar, no siempre existe una correspondencia entre el PIB y la inversión en salud. Sin embargo, una alta inversión en salud no garantiza per se una adecuada gestión de la crisis. En este sentido, valdría la pena analizar, a futuro, cómo influye el número de médicos por cada mil habitantes en la capacidad de respuesta de los sistemas de salud ante la pandemia.

Las condiciones de partida de estos países para enfrentar la pandemia son diferentes y, en consecuencia, las acciones adoptadas ante el SARS-CoV-2 deben interpretarse atendiendo a sus particularidades. Sin embargo, la gestión de la crisis que realicen sus gobiernos, la capacidad de sus sistemas de salud para enfrentarla y la actuación de sus ciudadanos, podrían profundizar, o no, las asimetrías entre las naciones y las desigualdades socioeconómicas al interior de ellas.

Las siguientes visualizaciones ponen en perspectiva el momento en que Italia, España, Alemania, Irán, Japón, México, Panamá y Cuba adoptaron parcial o totalmente cinco medidas tipo, que han afectado de manera significativa la vida cotidiana de la ciudadanía y son recurrentes en el accionar de los gobiernos: suspensión de actividades no esenciales, y de eventos deportivos y culturales, cierre de escuelas y universidades, control de fronteras, y aislamiento social. La comparación implícita en este ejercicio toma en consideración el número de casos y los días transcurridos desde la detección del primer caso.

 

Los datos sugieren que la integralidad de las medidas de mitigación y contención, aunado a la lectura política y sanitaria de los tiempos oportunos para tomar cada una de ellas, son clave para los resultados de estos países en el enfrentamiento a la pandemia.

Sin embargo, las condiciones socioeconómicas previas y las características de los sistemas de salud, junto a otras variables en juego como los patrones culturales y religiosos, la población de riesgo y la composición familiar, modelan la forma, el alcance y las posibilidades de implementación efectiva de cada medida.

El análisis de los datos también muestra que las acciones institucionales solo son efectivas cuando la ciudadanía toma parte activa en ellas, aplica las recomendaciones higiénicas, limita voluntariamente la movilidad y pone en práctica el aislamiento social. La contención más eficaz para frenar el índice de propagación supone renunciar a intereses individuales para pensar en los otros y en el bienestar colectivo.

Fuentes

Aljazeera

Banco Mundial. Camas hospitalarias (por cada 1.000 personas)

Banco Mundial. Médicos (por cada 1.000 personas)

Banco Mundial. PIB per cápita (USD a precios actuales)

Constitución Española

Cubadebate

Diario Oficial de la Federación (México)

Diario Oficial de la Federación (México)

Fondo de Población de Naciones Unidas

Gaceta Oficial (Italia)

Gobierno de Italia

Gobierno de México

Gobierno Federal de Alemania

Ministerio de Salud (Panamá)

Ministerio de Salud Pública de Cuba

Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social de España

Ministry of Health, Labour and Welfare of Japan. About Coronavirus Disease 2019 (COVID-19)

OMS. Gasto total en salud por habitante ($int, 2014) y Gasto total en salud como porcentaje del PIB (2014)

Presidencia de Cuba

Presidente de la República Islámica de Irán

World Health Organization. Coronavirus disease (COVID-2019) situation reports

 

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, PUEDES SEGUIR NUESTRA COBERTURA ESPECIAL EN ALIANZA CON PERIODISMO DE BARRIO AQUÍ.