En la más reciente entrega del podcast sobre la realidad cubana en Twitter, Lucía March, Camilo Condis y Miguel Alejandro Hayes debaten sobre la producción agropecuaria en Cuba, la romantización de las colas y la escasez, lo ocurrido al ciudadano cubano Lidier Hernández Sotolongo y la polémica generada por la cantante cubana Danay Suárez. Además, entrevistan al doctor en Ciencias Económicas Oscar Fernández Estrada acerca de la unificación monetaria.

Los enjambreros iniciaron el episodio con una recapitulación de las principales noticias en el ámbito nacional, para luego dar paso a un nuevo capítulo de la popular radionovela Un montón de estrellas. En esta ocasión viajamos a la Cuba de 1962, en la que descubrimos que la abuela Leticia, el tío Pancho y el abuelo Felipe escondieron un enjundioso tesoro en algún lugar desconocido. Viajando al presente, llega a la casa un nuevo personaje en busca del tío Pancho y le comenta a Amalia que ese día se conmemoran siete años de la muerte de Leticia.

March inició el intercambio dialogando sobre un comentario de la periodista Elsa Ramos, del diario provincial Escambray, titulado “Directo al grano: las colas son buenas”. Los jóvenes reflexionaron sobre lo preocupante de que en un momento de crisis se apologice y romantice la necesidad y las colas como consecuencia de la escasez en Cuba. March recalcó que las colas son un potencial foco de contagio y que no existe ningún enfoque que justifique que puedan ser buenas, sobre todo en una coyuntura en la cual el llamado es a quedarse en casa. Condis, por su parte, se refirió a que ni siquiera las posibles alternativas, como el comercio electrónico, han funcionado en el país.

Los enjambreros también debatieron sobre la prohibición de salida del país a varios cubanos, en especial del caso del cubano residente en Uruguay Lidier Hérnandez, al que no se le permitió abordar en un reciente vuelo humanitario de regreso hacia el país suramericano. Condis dio a conocer la declaración del ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay y dijo que no entendía la situación, dado que el cubano no realizó ningún acto ilegal, como se le imputa, al participar en una marcha contra el Gobierno cubano frente a la sede diplomática en Uruguay.

Hayes apuntó: “Esto es una torpeza, una violación, una práctica que debería desaparecer, y más con esto, que parece un capricho, como si alguien hubiera dicho “no me da la gana”. Es un acto que debe denunciar todo el mundo y debe haber una cultura de cero tolerancia con este tipo de arbitrariedades. El criterio político es lo que está primando; no es un problema de legalidad, sino de cuestión política”. March, por su parte, calificó el hecho como una falta de respeto total y un castigo.

El siguiente tema objeto de debate fue la reciente publicación de la cantante Danay Suárez, en la cual compara al movimiento LGBTIQ con la pedofilia, lo cual generó una oleada de críticas en las redes sociales. March dio a conocer que a raíz del suceso un grupo de activistas redactó una petición a la Asamblea del Poder Popular para sensibilizar, reflexionar y multiplicar la solidaridad con la comunidad LGBTIQ en Cuba. Hayes resaltó el activismo en las redes sociales para la recogida de firmas, sobre todo en Facebook.

La entrevista de la semana estuvo dedicada a la dualidad monetaria en Cuba y contó con la presencia del doctor en Ciencias Económicas Oscar Fernández Estrada, profesor titular de la Universidad de La Habana.

“¿Qué cosa es una moneda de curso legal y por qué lo más común es que un país tenga una sola moneda de curso legal?”, indagó Condis.

Dr. Oscar Fernández: “Primeramente, el dinero es una mercancía universal que se utiliza para cumplir una función específica económica que es intercambiar otras mercancías; el dinero cumple una función de equivalente universal. La moneda es un elemento intrínseco de valor que las autoridades deciden que cumpla esa función. Lo normal es que cada país utilice una sola moneda, no tiene sentido que haya dos para cumplir la misma función. Otros países han pasado por lo que hemos pasado ahora. Por ejemplo, en América Latina en los años 80, hubo también países que experimentaron dualidad monetaria, que fue el dólar en la mayoría de los países. En el caso de Cuba hay una particularidad y es que las dos monedas sean emitidas por las autoridades monetarias del mismo país”.

Sobre los objetivos de la creación del CUC, el experto refirió que hay que ver el asunto en el contexto de la crisis de los 90: “A raíz de la caída del comercio exterior y la reducción del producto interno bruto (PIB), hubo un colapso de la actividad productiva y la política económica del Estado en aquel momento fue de protección. Se mantuvieron los salarios por una producción que no se estaba dando y se rompió el equilibrio de la circulación monetaria con la cantidad de mercancías que se tenía a la venta. Llega un momento en que la inflación es tan grande que la gente le pierde la fe a la moneda y empieza a sustituir las funciones del dinero por otra mercancía, en este caso el dólar. Estaba ocurriendo un proceso de dolarización parcial de la economía y el Estado lo acepta, lo incorpora en la política económica y trata de movilizar ese dólar que estaba circulando para reactivar la economía, lo que me pareció acertado. Después introducen el CUC con la idea de sustituir la mayor cantidad de dólares que estaban circulando por esta otra moneda a la cual se le atribuye el mismo valor, y funcionó. Fue coherente en ese momento porque permitió cambiar los dólares que estaban circulando por los CUC y permitió al Estado utilizarlos en las transacciones internacionales”.

Doctor en Ciencias Económicas Oscar Fernández Estrada. Foto: Cortesía del entrevistado.

Doctor en Ciencias Económicas Oscar Fernández Estrada. Foto: Cortesía del entrevistado.

“Me interesa entender por qué hay una tasa de cambio entre el CUC y el CUP para la población y otra diferente para las empresas, y si esa doble tasa de cambio tiene algún efecto positivo o negativo para la economía cubana”, inquirió Condis.

Dr. Oscar Fernández: “Eso es interesante porque en realidad el problema es la existencia de una multiplicidad de tasas de cambio y que, además, son dispares. Hay una tasa de uno por uno para las empresas y una tasa de uno por 25 para la población y eso genera muchos problemas: una tasa de cambio menosprecia los ingresos que generan las exportaciones y abarata el costo de las importaciones en el caso de las empresas; ese es un problema grave que desestimula sobre todo a los exportadores. Otro problema es que es imposible medir la economía porque la misma empresa registra operaciones en CUC y en dólares en una tasa de cambio de uno por uno que no es la real de la economía. Al final, con esos mecanismos no es posible transmitir con eficiencia un indicador clásico como el PIB; entonces es muy difícil medirlo dadas las distorsiones que tenemos con las tasas de cambio en estos momentos. Esta distorsión se pensó que iba a durar muy pocos años y que luego se buscaría un equilibrio en la tasa de cambio y se eliminaría la dualidad monetaria y se avanzaría, pero la vida complicó las cosas y esto no ha tenido solución. La reunificación monetaria va a traer costos sociales, no hay forma de evitarlos, pero en algún momento hay que hacerla porque de lo contrario no vamos a salir nunca de este marabú”.

En cuanto a los beneficios y afectaciones de la reunificación monetaria explicó el economista: “Es inevitable el impacto negativo a corto plazo porque los sistemas de precios se verán afectados por la unificación de las tasas de cambio. Hay que buscar entonces la manera de que las personas más vulnerables tengan acceso a las ayudas que necesitan para que su situación no empeore. Todo esto debe llevar a mediano plazo a una reactivación de la economía, porque con la unificación monetaria se transparentan los verdaderos costos de las empresas, se muestran cuáles son las ineficientes y puedes tomar decisiones con esas empresas; se transparentan cuáles son las actividades altamente eficientes y rentables; y, en teoría, debería producirse un cambio económico radical una vez que se tenga eso a la vista, que hoy es muy difícil”.

Como cierre de la entrevista, Oscar Fernández compartió una principal recomendación con los oyentes sobre cómo prepararse para una futura unificación monetaria. En este sentido, comentó que aunque los intereses y las condiciones de las personas son muy diferentes, algo que todos podemos intentar hacer es diversificar los tipos de moneda de nuestros ahorros.

Al final del episodio los jóvenes dialogaron sobre un premio de innovación que causó revuelo, debate y críticas en la última semana: el robot creado por estudiantes de la Cujae, Palmiche Galeno Plus, calificado por la empresa estatal como una solución para el traslado de alimentos de un lugar a otro y evitar el contacto físico. También resaltaron la noticia del primer niño en Cuba inscrito con dos madres en el Registro Civil.

“Si no has escuchado el capítulo de @radioenjambre de hoy, no pierdas tiempo que está buenísimo. No voy a hacer spoiler pero se los recomiendo. Muchas gracias @camilocondis, @mahayescuba, @luciamarch12”, tuiteó @mjorgec1994.

La usuaria @KaMeFle escribió: “Hola, ya estoy correctamente desinformada con @radioenjambre. Gracias a @camilocondis por esa entrevista”.

Puedes escuchar el episodio completo a continuación: 

 

EL TOQUE ES UN ESPACIO DE CREACIÓN ABIERTO A DIFERENTES PUNTOS DE VISTA. ESTE MATERIAL RESPONDE A LAS OPINIONES DE SUS CREADORES, LAS CUALES NO NECESARIAMENTE REFLEJAN LA POSTURA EDITORIAL DEL MEDIO.