diputadas ANPP

Foto: Asamblea Nacional

Paridad de género en la Asamblea: ¿Realidad política o estadística vacía?

23 / marzo / 2023

El domingo 26 de marzo de 2023 se celebrarán en Cuba las elecciones para «elegir» a los diputados a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP). Desde mucho antes de las votaciones, en la cuenta de Twitter @mejoresposible y en la página de la ANPP se han publicado las estadísticas de representación de los candidatos propuestos y aprobados por el Partido Comunista que serán ratificados como diputados. El carácter de ratificación (no de elección) del proceso se evidencia en el llamado del Gobierno a un voto unido y porque el número de puestos a elegir coincide con el número de nombres en la boleta. 

Analizar el problema de la representación implica comprender qué entiende por tal el aparato propagandístico que proclama orgullosamente haber logrado un 55.3 % de mujeres entre los 470 próximos integrantes de la Asamblea. La inclusión de mujeres en el Parlamento se considera, según estándares internacionales, un indicador de paridad de género en la vida política. Con el porcentaje de diputadas, la ANPP se encontrará a la vanguardia a nivel mundial. 

Un porcentaje elevado de inclusión en la Asamblea no debería ser suficiente por sí solo para evaluar la participación de un sector o grupo social en las decisiones políticas. La participación política no puede limitarse a una estadística vacía que desconozca las prácticas reales a las que están asociadas. 

Representación es un término cuyo uso se ha vuelto común en los últimos años para referirse a la presencia de grupos sociales en particular aquellos históricamente marginados en el cine, la literatura y el mundo del entretenimiento. Implica visibilizar la existencia de dichos grupos y abrir sus agendas y realidades a la discusión pública. La representación política que comparte con cualquier otro tipo de representación su capacidad de mostrar, a través de una metonimia, la imagen de un grupo no se limita o no debería limitarse a visibilizar sectores específicos de población. Su función también es llevar las demandas de los grupos que representa a las entidades e instituciones que pueden convertir los reclamos en políticas públicas o acciones concretas. 

Sin embargo, en Cuba lo que debería ser representación política se reduce a una mera pose cuando la desprovee de su contenido pragmático (capacidad real de proponer leyes y discutir agendas). La reducción de una representación efectiva a una meramente simbólica debería advertir sobre la instrumentalización implícita del 55.3 % de mujeres en la futura Asamblea.

Para que las parlamentarias pudieran impulsar las demandas del grupo representado, en primer lugar, la Asamblea necesitaría tener un poder real en el diseño del cronograma legislativo. En la isla, la mayoría de las leyes son propuestas por el Consejo de Estado y posteriormente aprobadas por el Parlamento cubano, muchas de ellas por sospechosa unanimidad. Desde la puesta en vigor de la Constitución en 2019 se han aprobado 36 leyes y 83 decretos leyes. En segundo lugar, muchas de las diputadas han sido propuestas como candidatas y obtendrán su puesto en virtud no de su labor en la atención a problemas y necesidades ciudadanas o a demandas emanadas de la sociedad civil, sino por su cargo en alguna institución del Estado (por ejemplo, la jefa de la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido, la primera secretaria del Comité Provincial del Partido de Pinar del Río o la primera secretaria del Comité Nacional de la UJC). 

En tanto se remarca la condición de mujeres de las diputadas en la campaña oficialista, a efectos de cifras de representación, es de esperar que sus compromisos con las instituciones políticas para las que trabajan sean de igual o mayor importancia que los contraídos con la ciudadanía. Lo anterior podría constituir un conflicto de interés si no fuera porque la prioridad indiscutible es el servicio a la ideología y la política que se replica de manera vertical y en dirección descendente.

En ese contexto, la capacidad real de las diputadas para proponer agendas que atiendan problemas como los feminicidios o den voz a demandas de la sociedad civil, como la aprobación de una ley integral contra la violencia de género, es prácticamente nula. Lo es, además, porque la presentación de esas agendas desde una posición de real representación o sea, actuando como la voz de grupos específicos de población pone en cuestionamiento la labor del Estado y su capacidad de atender los problemas de la sociedad. En un régimen de pretensiones totalizantes, el cuestionamiento sobre el Estado se evita a toda costa. 

El vaciamiento de la representación política para servir como simple decorado tiene aún otra dimensión, la del ocultamiento de la realidad. Desconocer que la representación política posee un doble sentido de mediación entre la sociedad y el Estado, en general, y en particular entre la demanda social y la política pública desvía la mirada de los graves problemas asociados al género en Cuba. De esta forma, el alza de los feminicidios (se registran 19 mujeres asesinadas en 2023), el sesgo de género en la violencia política y la falta de mecanismos de protección (los refugios) para personas en situación de violencia machista quedan solapados tras la exhibición triunfalista del porcentaje de mujeres que integrarán el Parlamento. 

Que los registros de feminicidios en Cuba estén en manos de organizaciones independientes de la sociedad civil o que la solicitud de 40 mujeres cubanas de una ley integral contra la violencia de género no se incluyera en el actual cronograma legislativo son indicadores claros de la dificultad de la Asamblea Nacional para encauzar demandas ciudadanas. El género es solo una de las categorías susceptibles de ser manipuladas por una visión vacía e instrumental de la representación política. Cualquiera que sea la categoría en la que se agrupen (color de la piel, provincia de procedencia o edad, por citar algunas), los diputados y diputadas enfrentan iguales dificultades estructurales para convertirse en vehículos de las demandas de la población, para actuar como voceros de la ciudadanía y no como reproductores de la ideología y la retórica del régimen. 

La importancia de la representatividad como criterio legitimador del proceso de votación el 26 de marzo de 2023 puede apreciarse de forma clara en la campaña impulsada por la Federación de Mujeres Cubanas, con mensajes como el siguiente: «la Revolución cubana innovó en política, al crear una asamblea de obreros, campesinos, intelectuales, estudiantes, mujeres y hombres, blancos, negros y mulatos jóvenes y menos jóvenes, religiosos y no religiosos»

Una propaganda como la anterior o como el eslogan «esta legislatura se parecerá más a su pueblo» no son más que frases vacías que intentan, mientras apelan a las pulsiones de la representación, convencer a cubanas y cubanos al interior del país y a organismos internacionales de que la Asamblea Nacional es un espacio de participación ciudadana indirecta. Sin embargo, la tendencia a una creciente abstención en los últimos procesos electorales indica que el esfuerzo de convencimiento es infructuoso; entre otras razones, porque la realidad demuestra que la labor de diputadas y diputados no canaliza ni logra traducir en políticas tangibles las demandas urgentes de la población cubana.

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Yudith Laura Ferreiro Fuentes

La paridad de género en la vida política de #Cuba no es ningún espejismo, es una realidad. En este artículo se muestra un real desconocimiento de nuestro Sistema Electoral, el Partido Comunista de Cuba no postula , es el pueblo representado en las Asambleas Municipales del Poder Popular por sus delegados y los plenos de las Organizaciones de masas.Un segundo elemento, las políticas públicas y leyes pasan por un proceso que implica la participación de especialistas, representantes de las diferentes instituciones y organizaciones y finalmente se someten a la aprobación por la ANPP. Ejemplo de ello tenemos muchos, el más reciente, la aprobación por la mayoría de nuestro pueblo del Código de las Familias. Por último, la violencia de género constituyen un fenómeno social que en nuestro país se atiende desde la prevención y la atención integral. Contamos con una Estrategia integral de prevención y atención a la misma, a través del Código de las Familias y el Código penal recientemente puesto en vigor se le da tratamiento desde el ámbito jurídico a esta problemática. Que contemos con una candidatura con más del 55% de las mujeres es y será un gran fortaleza para impulsar las Políticas de género en nuestro país con la participación consciente de las #MujeresEnRevolución que defendemos y reafirmamos que un país #MejorEsPosible

Cubano

Estás igual que Bruno Rodríguez que sabe que todo lo que dice es mentira y es ahí el pecado.

Sanson

Lo que si te apuesto es que nunca votaste ni por fidel, ni por raul ni tampoco por este que lo pusieron con el dedo a pesar de ser un barrigon incapaz . Me juego lo que tu quieras a que nunca propusiste un delegado sino que votaste por alguno de los que aparecian en la listica que te pusieron. Si quieres ser una carnera te puedes poner hasta un cencerro y salr haciendo tolon tolon a la calle. No me interesa pero no trates de engannar a los que estan alli o han estado con los ojos abiertos.
Sanson
Cubano
Yudith Laura Ferreiro Fuentes

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR
330.00 CUP
-15
1 USD
315.00 CUP
-13
1 MLC
272.00 CUP
-8
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification