El último reporte emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que contiene los datos enviados por las autoridades nacionales de cada país hasta el 25 de marzo, confirmó la transmisión local de la COVID-19 en Cuba. Hasta el 24 de marzo, el país solo contaba con casos importados.

El cambio generó dudas y preocupaciones entre usuarios cubanos de redes sociales, quienes hasta el momento solo han escuchado decir a las autoridades sanitarias que no ha llegado el momento de la transmisión comunitaria o masiva de la enfermedad.

La OMS emplea cinco categorías para realizar el reporte de situación existente en cada nación.

Los casos importados son aquellos en los que la enfermedad ha sido adquirida fuera del país.

La transmisión local se inicia en países donde la fuente de infección se encuentra dentro de la ubicación reportada.

Que existan casos de “transmisión local” en Cuba no significa que ya esté ocurriendo la transmisión comunitaria. Esta fase comienza cuando no se pueden relacionar casos confirmados a través de cadenas de transmisión o debido al aumento de resultados positivos en pruebas sistemáticas de muestras respiratorias.

La categoría bajo investigación indica ubicaciones en las que no se ha determinado el tipo de transmisión.

Por último, la transmisión interrumpida indica los lugares donde se ha demostrado la interrupción de la transmisión.

“Hasta ahora no podemos hablar de que un cubano que no ha tenido ninguna relación con una persona que haya venido del exterior ha sido confirmado con la COVID-19”, dijo en conferencia de prensa Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

La clasificación de la transmisión se basa en el análisis de la OMS de los datos oficiales disponibles y puede estar sujeta a reclasificación a medida que aparezcan nuevos datos.

Al cierre del día de ayer, 25 de marzo, el Ministerio de Salud Pública confirmó 10 nuevos casos, para un acumulado de 67 en el país. Se encuentran hospitalizadas 1 603 personas y 36 056 bajo vigilancia en sus domicilios. En horas de la madrugada falleció un paciente de origen ruso de 45 años a causa de complicaciones asociadas a la COVID-19.

En Cuba se han realizado 893 pruebas para detectar la COVID-19.

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, PUEDES SEGUIR NUESTRA COBERTURA ESPECIAL EN ALIANZA CON PERIODISMO DE BARRIO AQUÍ.