eltoque_logo

Autores

Julio Batista

Julio Batista

Cubano y periodista hasta la médula. Desconfiado y polémico por convicción y gusto propio. Sin medias tintas. Vanvanero por religión. Deportista frustrado y político asqueado, siguen siendo dos de mis grandes pasiones por obstinado. Me gusta ver y contar lo que otros deberían saber, pero sobre todo me gusta saber. Joven siempre, o eso espero.

Con el libro El sueño y la realidad: Historias de la emigración del béisbol cubano (1960-2018), Francys Romero vino a saldar una deuda del periodismo deportivo cubano con su diáspora.
La universidad, que debería ser ese sitio sagrado para disentir, tener ideas propias y formar profesionales capaces de asimilar críticamente su realidad, ha sido, desde 1960, políticamente domesticada en Cuba. La misión para ella, desde el poder, es formar profesionales muy calificados e ideológicamente dóciles, maniobrables.
A semejanza de la Inquisición Española en el siglo XIV en la UPEC tiene el Partido una eficiente policía política que cumple sus funciones de represora sin demasiados miramientos.
Las salas clandestinas para ver partidos de béisbol no aparecieron con la Serie Mundial de 2017. Por décadas han sido el vínculo directo de los cubanos con las Ligas Mayores.
Habría que ver si, eliminando de la ecuación la logística destinada al evento, el día feriado, los compromisos sindicales y la asistencia escolar, el mismo número de almas iría a la Plaza.
En la próxima década Cuba proyecta duplicar la cifra actual de habitaciones y abrir 216 nuevos hoteles. A la cabeza de estas construcciones está el consorcio militar
Desde hace menos de un mes el Latinoamericano exhibe una nueva joya, una sorpresa de 23×14 metros aproximadamente. El estadio más famoso de Cuba luce una pantalla digital gigante en el jardín izquierdo
Aunque ayer lunes en la tarde se ofrecieron los resultados oficiales de las elecciones en Cuba, los datos de la Comisión Electoral Nacional han traído más preguntas que certezas.
Si las banderas gigantes hubiesen aparecido en otros sitios de la ciudad, no habrían llamado demasiado la atención. Pero las colgaron en la esquina de la Tribuna Antimperialista.
El negocio legal del combustible en Cuba es controlado por el Estado que fija precios minoristas dentro del país, distribuye los puntos de venta y los abastecen. Pero esto es lo legal, lo lucrativo es lo que está gestionado por administradores, piperos y choferes estatales.
Hoteles de lujo, campos de golf, marinas… las autoridades cubanas parecen apostar hoy por la idea que tenían las familias mafiosas antes del triunfo revolucionario
Nauta Hogar aún dista mucho de ser la iniciativa que por fin conecte a la sociedad cubana y satisfaga, a la vez, las necesidades de pequeños negocios como los de Alberto, Héctor y Jorge, pero es un punto de partida.
El próximo 26 de noviembre no votaré. No me interesa participar en un proceso eleccionario en el que ya no creo, no volveré a jugar a la farsa de un voto que no decide nada. Este domingo, por primera vez, tomo una decisión política seria en Cuba: me abstengo.
Cada vez somos más quienes queremos contar un país lleno de conflictos y diversidad, contar a Cuba tal y como es, sin mentirnos, ni mentir.