personas, hombres, mujer

Ramón Samada (izq.), Waldo Ramírez y Susana Molina. Fotos: Internet.

Samada, Molina y Ramírez: ¿quiénes son estos funcionarios?

21 / julio / 2023

La reciente movida de las fichas directivas en el ámbito cinematográfico cubano ha generado polémicas, debates y cuestionamientos dentro y fuera del gremio del séptimo arte.

El 16 de julio de 2023 el Ministerio de Cultura (Mincult) informó: «el Consejo de Dirección del Icaic conoció la decisión de liberar de su cargo al presidente de la institución, compañero Ramón Samada Suárez, a partir de su solicitud personal».

Susana Molina asumirá la dirección de la institución (como presidenta en funciones) tras ser designada vicepresidenta del Icaic. Antes, Molina había sido la directora de la Escuela Internacional de Cine y Televisión (Eictv) de San Antonio de los Baños.

El realizador audiovisual Waldo Ramírez de la Ribera, vicepresidente primero del otrora Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), fue presentado como sustituto en la dirección de la Eictv ante el colectivo de dirección del centro y ante el Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano.

Los movimientos se han dado en el contexto de la fuerte controversia generada en el gremio del cine cubano luego de la censura del documental La Habana de Fito, de Juan Pin Vilar, y la posterior emisión de una copia no definitiva en la televisión cubana sin el autorizo de su director ni de su productor (Ricardo Figueredo).

A raíz de los sucesos con el documental de Juan Pin Vilar y de conflictos anteriores, los profesionales del séptimo arte acordaron fundar la Asamblea de Cineastas Cubanos (ACC) para aglutinar a trabajadores del gremio dentro y fuera del país, y con el objetivo de salvaguardar sus derechos e intereses frente a las autoridades e instituciones oficiales. La Asamblea creó cuatro comisiones de trabajo. Una dedicada a la censura y a la exclusión y otras tres focalizadas en temas de producción, políticas culturales y en la demanda largamente solicitada por los profesionales del cine cubano sobre la necesidad de una ley de cine.

Tras una primera reunión en el cine 23 y 12, profesionales del séptimo arte y otros artistas suscribieron una carta como protesta por la arbitrariedad de los sucesos, la cual alcanzó más de 600 firmas (incluidas las del director Fernando Pérez, los actores Jorge Perugorría y Luis Alberto García, el expresidente del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana Iván Giroud; además de relevantes figuras de la cultura cubana como Silvio Rodríguez, José María Vitier y Rosario Cárdenas).

Como resultado de este movimiento, el 23 de junio se efectuó un tenso encuentro en el cine Chaplin entre los cineastas y los representantes del Ministerio de Cultura, el Icaic, el Gobierno y el Partido Comunista (PCC). Durante la reunión, los realizadores cuestionaron la gestión de las autoridades dentro del ámbito cultural y se manifestaron en contra de la censura hacia las obras artísticas y a favor de un cine libre.

El Gobierno también creó un grupo de trabajo para la atención al Icaic y al sector cinematográfico. La vice primera ministra Inés María Chapman explicó sobre la comisión: «surge a raíz de los planteamientos y proyectos concretos que los creadores han puesto ante la institucionalidad»; se encargará de ejecutar «soluciones respecto a temas como las formas de pago en medio de la situación financiera por la que atraviesa la nación y la existencia de una ley de cine».

La nota sobre los cambios de dirección dentro del gremio cinematográfico ha generado críticas en las redes sociales hacia las gestiones de Samada, Molina y Ramírez, así como desacuerdos con la designación de los nuevos cargos.

¿Cómo ha sido el desempeño de los directivos en la gestión cultural? ¿Qué futuro se avizora en el Icaic y en la Eictv bajo la conducción de Molina y Ramírez, respectivamente? ¿Cuáles han sido las principales reacciones ante los movimientos dentro del séptimo arte cubano? Desde elTOQUE se intenta dar respuesta a las interrogantes.

Ramón Samada, el peón sacrificado

Graduado de Ingeniería, Ramón Samada Suárez fue el quinto presidente del Icaic. Antes, fungió como vicepresidente del Instituto y como director general de Audiovisuales Icaic Producción/Distribución.

Asumió la presidencia en 2017. De su gestión destaca la propulsión del Decreto Ley 373/2019 del Creador Audiovisual y Cinematográfico Independiente; normativa que habían solicitado los cineastas cubanos desde hacía más de una década.

Según declaró Samada, el decreto «dota a los artistas [audiovisuales] de una condición legal y reconoce el trabajo que hacen. Se convierten en entes económicos y son a la vez objeto y sujeto, pueden ser contratados por o contratar a personas naturales y jurídicas, cubanas y extranjeras, para llevar adelante su labor».

Durante el período en que Samada dirigió el Icaic se implementaron diversas convocatorias del Fondo de Fomento del Cine Cubano (FFCC) ―al que pueden aplicar los creadores inscritos en los Registros del Creador Audiovisual y Cinematográfico o Literario, así como los Colectivos de Creación Audiovisual y Cinematográficos reconocidos―.

Sin embargo, la presidencia de Ramón Samada también transcurrió con varios episodios de censura que culminaron con la suspensión de la Muestra Joven Icaic, la cual, desde su creación en 2000, había fungido como espacio inclusivo para otro cine encabezado por realizadores jóvenes e independientes.

El Ministerio de Cultura reconoció los resultados del trabajo de Samada y aseguró en el comunicado que su liberación del cargo ocurrió «a partir de su solicitud personal»; hecho que varios miembros del ámbito cinematográfico pusieron en duda.

A la vez, existe controversia en el sector respecto a la destitución de Samada, pues mientras algunos lo consideran un error, otros se encargan de recordar las sombras en su trayectoria dentro del Icaic.

Sergio Benvenuto Solás, fundador y director de varias ediciones del Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, comentó en la nota del Mincult compartida por el Icaic en Facebook: «Todos sabemos que una “solicitud personal” no tiene valor cuando de cuadros se habla. La “destitución” de Samada, en este instante político, es un acto de irresponsabilidad del Ministerio de Cultura y de las autoridades que lo hayan aprobado».

Benvenuto agregó que la decisión era «un grosero portazo a la intervención de la Chapman en el Chaplin» y que Samada fue el interlocutor que logró el Fondo y el Registro del Creador. Consideró, además, que Ramón Samada había sido irrespetado, porque «es absolutamente público que no fue su decisión exhibir el documental de Fito, algo unánimemente repudiado por el gremio y cuya errática decisión no culmina de generar rechazo».

La cineasta Belkis Vega coincidió con la postura de Sergio Benvenuto al agregar: «no creo que sea a Samada a quien había que “remover”. Samada, sin ser cineasta, pienso que hizo todo lo posible por dialogar y entendernos. Apoyó la creación del Fondo y no tiene responsabilidad con lo ocurrido alrededor de la película sobre Fito Páez».

Belkis Vega reconoció el error que cometió el expresidente del Icaic al reaccionar impulsivamente ante las acusaciones de Juan Pin durante la reunión con los cineastas; pero agregó: «por encima de él se han cometido errores mucho mayores y de mayor trascendencia y los responsables siguen ahí».

La recién creada Asamblea de Cineastas Cubanos emitió una declaración en la que reconocen que Samada fue un interlocutor válido en esta ruta; además del interés, la energía y el tiempo que dedicó a mejorar el ecosistema del cine cubano. En el texto, la Asamblea llama la atención acerca del «ejercicio de una violencia institucional sobre los creadores y sus obras», incorporado «en el ADN de ciertos funcionarios»; y afirma que los problemas discutidos durante las últimas semanas no van a desaparecer con la sustitución de un funcionario puntual.

«El cine cubano no le pertenece ni a un Ministerio ni a una institución. Ellas tienen que ponerse al servicio de los artistas y no a la inversa. Los problemas de los cineastas tienen que ser escuchados y resueltos. Cualquier cambio que se opere en sus estructuras tiene que ser compartido y consensuado con los creadores», concluye el comunicado.

Al comunicado de la ACC se sumó una Declaración de varios Premios Nacionales de Cine en la que rechazaron categóricamente la decisión de aceptar la renuncia de Ramón Samada Suárez de su cargo de presidente del Icaic.

«Consideramos que se ha aprovechado una coyuntura y un incidente para, de manera unilateral y muy dañina para el prestigio de las instituciones estatales responsables de la decisión, removerlo de su cargo. Agreguemos que este es el peor de los momentos, cuando la Asamblea de Cineastas se organiza para exponer demandas y buscar diálogos para los cuales Samada es un interlocutor natural», apunta el comunicado. 

Los firmantes aseguran que Samada «se ha empeñado con total honestidad, gran esfuerzo y resultados concretos» y que, en la medida de sus posibilidades, intentó evitar errores y torpezas. «Sabemos que Samada no volverá mientras no cesen las causas de su partida, lo lamentamos profundamente y nos preocupamos por el futuro del Icaic y del cine cubano».

Por otro lado, el cineasta y crítico José Luis Aparicio, en respuesta a una publicación del realizador Manuel Herrera sobre Ramón Samada, recordó la censura del funcionario a su documental Sueños al pairo, en el que compartió la dirección con Fernando Fraguela:

«He intentado no gastar mis palabras en reprobar al funcionario defenestrado, pero por una cuestión de memoria histórica y responsabilidad en ocasiones es preciso hacerlo. Y la acción no es condenar, sino pensar, no olvidar los hechos. De lo que sí estoy seguro es que no gastaría mi tiempo en este tipo de gestos apologéticos, en escribir la fábula del buen censor», afirmó Aparicio.

El joven cineasta compartió un post que muestra otro episodio de censura del directivo durante la asamblea de cineastas del G-20 en el Centro Cultural «Fresa y chocolate» en 2015. La publicación da a conocer un video en el que se observa a Samada y a Roberto Smith (en aquel momento presidente del Icaic) mientras intentan expulsar del encuentro al activista Eliécer Ávila, quien había acudido a la convocatoria pública. Aunque los cineastas presentes argumentaron que la reunión era «abierta al público», Samada replicó: «sí, pero no para los contrarrevolucionarios».

El realizador Carlos Lechuga también recordó la censura de Ramón Samada a su largometraje Vicenta B y las palabras del expresidente del Icaic, quien lo acusó de haber roto con las instituciones culturales, de utilizar «un lenguaje cada vez más ofensivo y vulgar hacia compañeros de la dirección del país, de sus instituciones y hacia artistas e intelectuales que no comparten sus ideas», y de emplear la película en festivales internacionales «como pasarela política para insultar y agredir a la Revolución cubana».

Lechuga replicó que Samada lo culpaba de la censura del filme por el hecho de ejercer su libertad de expresión, y que el directivo parecía haber olvidado que durante 2016 y 2017 lo trató «de maravilla junto a la Policía de la Seguridad del Estado». «Para él y los otros de su clan en Cuba no hay presos políticos y uno es el que agrede», afirmó Lechuga.

El suceso más reciente que involucró a Samada en un acto de censura fue el altercado producido entre el expresidente del Icaic y el cineasta independiente Miguel Coyula durante la reunión celebrada el 23 de junio entre profesionales del cine y funcionarios del Gobierno para discutir sobre La Habana de Fito y otros asuntos relacionados con la libertad de creación. Durante el encuentro, Samada exigió que no grabaran las intervenciones, pero Coyula reclamó su derecho a registrar los acontecimientos y logró filmar algunos fragmentos.

Juan Pin Vilar dijo en la reunión: «Espero que algunos de los jóvenes presentes aquí estén grabando, porque le estarán haciendo mucho bien a los archivos de la cultura cubana desde muchos puntos de vista».

Susana Molina y las protestas de la Eictv

Graduada de Letras en la Universidad de La Habana, a Susana Molina Súarez la preceden varios cargos directivos dentro del Ministerio de Cultura [la dirección de Relaciones Internacionales del Instituto Cubano del Libro (ICL), la vicepresidencia del Icaic, y la dirección de su Productora Internacional].

Al cine ha estado vinculada por ser miembro fundador del Observatorio para el Cine Latino y del Observatorio para el Cine Mediterráneo. También fue parte de la junta directiva de la Federación Iberoamericana de Productores Cinematográficos y Audiovisuales (Fipca).

En septiembre de 2016 fue nombrada directora de la Eictv con el propósito de «actualizar el modelo de gestión y académico para garantizar el mejor funcionamiento» de la escuela, de acuerdo con un comunicado del Ministerio de Cultura, el Icaic y la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano (FNCL).

A pesar de que el Ministerio de Cultura aseguró en su nota que Molina contaba «con resultados muy positivos para ese importante centro [la Eictv]», protestas recientes de estudiantes dan cuenta de un panorama diferente. 

La escritora Wendy Guerra dio a conocer que las protestas al interior de la Escuela Internacional de Cine y Televisión se debían a «problemas de abastecimiento, robos, pero, sobre todo, la manera poco seria en que la dirección ha evadido el asunto, sin dar la cara a los alumnos ni interesarse por su situación».

Fuentes internas consultadas por Guerra informaron que las condiciones generales, tanto de alimentación, higiene, materiales para trabajar y aprender, así como la situación del transporte y la inseguridad interna por no contar con los custodios necesarios, contrasta con la «buena vida» de su directiva. Los estudiantes criticaban los constantes viajes que provocaban la ausencia de Susana Molina (algunos en primera clase) y la casi inexistente presencia de la FNCL, en la figura de Alquimia Peña.

En la publicación, la escritora cubana recalcó que la mayoría de los estudiantes pagan una cuota para estudiar en el centro, y que «sus pagos sustentan un proyecto que en nada recuerda a los pilares de su fundación. La escuela se ha vuelto una institución con trasfondo político y sostenerla es parte de la “mitomanía revolucionaria”».

Guerra emplazó a Susana Molina al recordarle que la escuela no era un medio de vida, sino un modo y vehículo de enseñanza, de transmitir conocimiento y de generar talentos. Agregó que los alumnos reclamaban la mejora de sus condiciones y solicitaban que la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano designara a un director extranjero que no estuviera al servicio de los intereses internos del país.

«Una vez más olvidan las autoridades cubanas que esta escuela cuenta con un financiamiento privado, se trata de una escuela diferente, con estatutos lejanos a los del resto de la enseñanza artística nacional. La intervención de fuerzas estatales, policiales o represivas la alejarán dramáticamente de su verdadero sentido fundacional: LA LIBERTAD CREATIVA», concluyó Guerra.

Waldo Ramírez y el rechazo por su nombramiento

Graduado en Historia del Arte, Waldo Ramírez de la Ribera es realizador audiovisual devenido directivo. Fue fundador de la Televisión Serrana en 1992, en la que trabajó hasta 2004. En su trayectoria como realizador destacan los documentales SOS Café (1993); Locos de profesión (1996); Oficios de hombre (1999); La chivichana (2000), tercer Premio Coral Categoría Documental en el XXII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano (2000); Como por primera vez (2003); y Freddy o el Sueño de Noel (2003), su última obra.

En 2004 fue designado director general del Canal Educativo 2. Durante 2006 y 2007 fue el presidente de la Muestra de Nuevos Realizadores organizada por el Icaic. En 2007 pasó a la vicepresidencia del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT). Entre 2012 y 2016 fungió como representante de Cuba en Telesur. Luego, asumió la dirección general de la televisión cubana.

En la nota del Mincult en la que se anuncia el nombramiento de Ramírez como director de la Eictv, la cineasta y profesora del centro Belkis Vega comentó haberse quedado estupefacta sobre la afirmación de que la designación de Waldo Ramírez se le había «informado» a la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano. «Se SUPONE que la Eictv pertenece a la Fundación y esta está subordinada al Comité de Cineastas de América Latina. Se SUPONE que ellos debieran decidir quién dirige la Eictv», afirmó la realizadora.

Raúl Prado, director de Fotografía, comentó sobre una página oscura reciente de Ramírez de la Ribera: «Yo al “compañero” Waldo no lo conozco, pero sí lo recuerdo del 11 de julio frente al ICRT formando parte activa del acto de repudio y posterior arresto violento contra los que ahí estábamos… eso me dice mucho de lo que le espera a la Eictv, otra nube para un espacio que siempre ha tenido mucha luz».

Por su parte, Ricardo Figueredo, productor del documental La Habana de Fito, expresó su desacuerdo con la designación de Waldo Ramírez como nuevo director de la Eictv. Figueredo considera que Ramírez no es merecedor de la responsabilidad si se tiene en cuenta que la televisión, como tarea que lo precede, es un desastre.

«No podemos convertir la escuela de todos los mundos, en la escuela de un solo mundo. Pido sea revisada y analizada por los estudiantes y egresados de la escuela que aún sienten un poco de sentido de amor por esa escuela», apuntó Figueredo.

Manuel Iglesias, editor de cine y antiguo profesor de la Eictv, criticó en la publicación de Figueredo que, por primera vez, sin reunión ni votación del Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano se reciba, sin debate o discusión, «la información» de quién va a ser el nuevo director. «Los estatutos fundacionales dicen que el nuevo director es elegido en votación libre por el Consejo Superior de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano», recordó Iglesias.

Un grupo del consejo académico de la Eictv manifestó su desacuerdo con «la manera abrupta, arbitraria y silenciosa en la que se ha decidido sustituir la dirección de la escuela, violando los estatutos de la institución y de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano». Los profesores desconocieron el nuevo nombramiento y demandaron un proceso de decisión transparente.

Luego, la Eictv publicó un comunicado en el que informaba sobre una reunión efectuada el 17 de julio de 2023 entre los miembros de su Consejo Académico y delegados estudiantiles, en la que se debatieron los eventos recientes que impactan el funcionamiento de la escuela.

En el encuentro se solicitó a la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano, representada por su directora general Alquimia Peña, la participación de la escuela (con voz y voto) y la presencia de un estudiante observador en el proceso de selección de su futuro director o directora, con el objetivo de retomar la metodología aprobada por el Consejo Superior.

«La Eictv, en su dimensión de escuela internacional, solicitó además que se valoren propuestas de candidatos de cualquier nacionalidad en correspondencia con el perfil definido por parte de la Fundación desde hace varios años, siendo vital la participación de la escuela con una o varias propuestas», apunta el texto.

La comunidad de la Eictv publicó una carta abierta que cuenta con más de 600 firmas; la misiva invita a que se suscriban «estudiantes, egresados y cineastas de todos los mundos». La declaración condena el incumplimiento de los estatutos en el cambio de la dirección de la Eictv, el cual debe efectuarse a través del Consejo Rector de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano y del Consejo Académico de la escuela.

La misiva también refiere: «Como actual cuerpo estudiantil, egresados, trabajadores y cineastas vinculados a la Eictv no reconocemos el reemplazo de la dirección de la escuela sin haber realizado el debido proceso de selección».

En el documento se demanda un proceso de elección con transparencia y de forma consensuada que considere el cuerpo estudiantil y a los trabajadores en la toma de la decisión, además de la garantía de la construcción de un diálogo entre la comunidad de la Eictv y las instituciones que contribuyan a la formación de cineastas. «Creemos en las posibilidades de restituir un arte útil y necesario para nuestras naciones, así como fomentar el único camino que creemos posible: hacer un cine libre», concluye la carta.

La Asamblea de Cineastas Cubanos apoyó al equipo de docentes, alumnos, egresados y trabajadores de la Eictv que «se han sentido burlados por los recientes cambios operados en la dirección de la escuela y que, por la forma abrupta e inconsulta que se han realizado, han generado un rechazo casi unánime».

La Asamblea declaró que existe una serie de erráticas acciones institucionales que desconocen el criterio de los artistas y creadores para los cuales las instituciones existen y deben servir. La organización considera que la Eictv está en peligro, al verse alterados muchos de sus programas y proyectos docentes por personas que no comprenden cómo se articula el arte y la cultura en el mundo de hoy. Las autoridades han tomado decisiones burocráticas y unilaterales, las cuales han provocado el clima de recelo que acompaña al sector cinematográfico cubano en los últimos tiempos.

«Mientras las autoridades no comprendan cuál es su rol social, mientras sigan aplicando parches y soluciones improvisadas a los problemas que rara vez deciden afrontar, el rechazo y la vergüenza serán su compañía. En esa escuela nacieron sueños y utopías. Ahí están las imágenes, rostros y voces de nuestros pueblos. ¿Quiénes, bajo qué derechos, pueden cercenar tamaña osadía?».

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR
375.00 CUP
1 USD365.00 CUP
+5
1 MLC300.00 CUP
Calendar iconCUBA
publicidad_banenr
test
bell-notification

No te pierdas nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

No te pierdas
nuestras novedades

Suscríbete a las notificaciones y entérate al instante de todo lo que tenemos para ti: breaking news, alertas de mercado, transmisiones en vivo ¡y más!

bell-notification