Psicólogo, profesor y vendedor de café

Foto: Rogelio Serrano Pérez

Psicólogo, profesor y vendedor de café

1 / febrero / 2016

“Me gradué de psicólogo en Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV) en el 2012. Allí para ganar dinero inventé cuanto pude: hice guardia estudiantil a compañeros que pagaban por no hacerla, vendí bebidas alcohólicas, y hasta hice albañilería a cambio de comida en una casa de Santa Clara. Puedes escribir con orgullo que ganaba más en el último año de la carrera que mi salario actual, de más de 600 pesos”. Quién así se muestra ha cambiado cuatro veces de empleo estatal en menos de cuatro años de graduado. Se llama Alexis Fernández Flores y vive en Camagüey.

Por: Rogelio Serrano Pérez

“Mi inestabilidad laboral tiene como base las carencias económicas, y también la urgencia de saciar necesidades espirituales como la inquietud intelectual, pues al fin y al cabo, estudié, y no hago nada si lleno el bolsillo y no ocupo la mente”.

“A mi primer trabajo me mandaron por error, como a todos los camagüeyanos de mi graduación, que nos ubicaron en la provincia de Las Tunas para hacer nuestro servicio social. Tenía que trasladarme más de 135 kilómetros para ir a un lugar donde nunca habían pedido un psicólogo. No obstante, la liberación no fue inmediata por el burocratismo que nos caracteriza. Tuve que esperar un mes para que me dejaran ir a otro empleo”.

“De ahí empecé a trabajar con niños en una escuela de conducta, mi única experiencia como psicólogo. ¡Es terrible ver cómo se deteriora allí la conducta de los muchachos con un claustro inestable! Menos mal que solo estuve unos meses.

“El traslado lo hice para la provincia de Cienfuegos, donde tenía una novia y había hecho el cambio de dirección. Allá viví poco tiempo. Trabajé en una secundaria como profesor de Historia Contemporánea. Fue la primera vez que intenté vivir solo del salario; el experimento, entre otras cosas, me costó la relación.”

“Aquello me frustró tremendamente: estudiando ganaba más dinero y tenía menos responsabilidades, y graduado era al revés. De regreso a Camagüey me pasé, literalmente, un mes en el sillón de mi mamá pensando qué negocio hacer. Fui a pie pizzería por pizzería, a bares, cafeterías, restaurantes; no encontré nada porque para servir buscan mujeres y de elaboración de alimentos no sé mucho. Entonces, recordé a un hombre que se paraba frente al comedor de la UCLV a vender café; ¡siempre tenía un fajo de billetes! Pensé que la inversión no era mucha, y lo intenté.”

Alexis-Fernandez-vendiendo-cafe-profesor.jpg

Foto: Rogelio Serrano Pérez

“Me dio tremenda pena que los conocidos me vieran, pero la pena ni me viste ni me alimenta, así que tuve que vencerla. Las ventas crecieron rápido porque la gente se identifica conmigo: Las mujeres dicen: ‘Ay, tan jovencito y mira cómo lucha’, y los hombres: ‘Eso es chama, hay que buscarla’. Al final me compran, que es lo que me hace falta.”

Hay un detalle que todavía no nos ha dicho. Alexis trabaja ilegal.

“No saco patente porque todo lo hago en cuestión de cinco horas. Da negocio, pero ya estoy pensando en qué voy a hacer para dejarlo, porque no es fácil la vida que llevo. Vendo de tres a cinco días por semana, y en esas jornadas me paso despierto 21 horas. Con este ritmo tampoco me es fácil encontrar pareja estable, y sí que necesito una mujer a mi lado, pero ¡una guerrera!”

“Nado entre dos aguas: las necesidades materiales y las espirituales. Trato de satisfacerlas lo mejor que puedo, pero no me quiero pasar toda la vida así. Empecé a vender café en el 2014 siendo profesor del Instituto Superior Pedagógico José Martí, que dejé porque no tenía tiempo para la superación. O investigaba y daba buenas clases o me ganaba la vida. Estuve en la calle cuatro meses. Vendí helado, cigarros y cerveza. Volví a trabajar con el Estado porque extrañaba mi vida profesional, que es lo que hago con mayor calidad. Mis habilidades y hábitos giran en torno a eso. Me busqué otro trabajo de profesor en un pre, que es el actual.

“¿Frustrado por no haber ejercido como psicólogo? No. Desde que estudiaba tomé la psicología como una herramienta para mi verdadera vocación: la docencia. Fuera feliz si el salario me diera para vivir sin tener que inventar”.

Alexis-Fernandez-dando-clases-profesor-1.jpg

Foto: Rogelio Serrano Pérez

toque-promo

Si crees que nuestro periodismo es relevante para Cuba y su pueblo, queremos que sepas que este es un momento crítico.

Detrás de cada publicación hay un equipo que se esmera porque nuestros productos cumplan altos estándares de calidad y se apeguen a los valores profesionales y éticos.

Pero mantener la vigilancia sobre el poder, exigir transparencia, investigar, analizar los problemas de nuestra sociedad y visibilizar los temas ocultos en la agenda pública; es un ejercicio que requiere recursos.

Tú puedes contribuir con nuestra misión y por eso hoy solicitamos tu ayuda. Selecciona la vía que prefieras para hacernos llegar una contribución.

Rogelio Serrano
Estudié en UCLV, Universidad Central de Las Villas. Camagüey, Cuba.
rogelio-serrano

Evalúe esta noticia

cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Danay

Cuanta alegría me da ver estas historias de las cuales fui partícipe.. Con Rogelio y con Alexis porque a pesar de que no nos separan muchos años de diferencia fue profesora de los dos y hoy veo con orgullo en lo que se han convertido.. Un fuerte abrazo y no se rindan
Danay

Hanny Garcia

estudie de igual modo aunque soy menor pero de la misma provincia, tuve mejor suerte cuando me gradue porque trabaje de psicologa en un policlinico y gane experiencia profesional, no obstante en lo material seguia siendo mantenida por mi familia no me alcanzaba ni para tener independencia economica, con mi esposo, medico tambien inventabamos de todo (criar puerco, vender rositas de maiz todo despues de trabajo y agotadisimos) esa fue la razon principal por la que hoy soy extranjera en otra tierra, lejos de mi familia pero ironicamente ahora soy yo la que los ayuda a ellos, como debe ser. Me da mucha tristeza que los profesionales cubanos alla valgamos tan poco.
Hanny Garcia

vanessa triana

si no hubiese sido psicólogo a lo mejor ya estuviera en un manicomio,la vida de los jóvenes en Cuba es muy dura,y a veces me indigna saber que preparan a tanto personal y no buscan el lugar para que ejerzan su carrera y la situación le obliga hacer todas esas cosas.Esto es un llamado a todas las personas que tienen en sus manos la orientación laboral de los jóvenes.Sobran los deseos de trabajar y de hacer obras honestas por nuestra sociedad,lo que falta es coger bien el sartén por el mango.Esta es una de tus buenas intenciones Rogelio Serrano,gracias nuevamente
vanessa triana

Tatiana Estrada

Excelente artículo, esta es la realidad de muchos jóvenes al concluir sus estudios universitarios, se debaten entre ejercer su profesión o buscar el sustento por otra vía. Conozco arquitectos que dejaron su profesión para hacer artesanías, ingenieros que decidieron montar paladares, etc. Otro tema es el servicio social donde, en muchos casos, con un salario mínimo debes viajar diariamente hacia el municipio donde te ubicaron. Mis felicitaciones al autor por compartir esta historia que es la de muchos cubanos.
Tatiana Estrada

Edelso

Rogelio esa es, desgraciadamente, la historia de muchos jóvenes en nuestro país. Y la de todos aquellos que no teniamos trabajos en los que se pudiera “luchar” algo para llevar a casa al final de la jornada laboral. Con este artículo me haces recordar cuando yo tenía que salir de la secundaria a las cinco de la tarde y ponerme a vender ron en la Plaza 1ro de Mayo hasta las dos de la mañana. Y los fines de semana pasarme todo el día encima de un “termo” vendiendo cerveza para poder mantener a mi familia.
Edelso

Mirelys Mejías

Excelente trabajo mi amigo y mi hermano Rogelio, creo que deberías hacer también tu historia y la mía y la de todos los profesionales en Cuba, sería la misma historia y los criterios serían los mismos. Pero como siempre digo, quienes tienes la culpa y la solución siguen en una burbuja y jamás leen estos artículos, y siguen esperando que la situación se deteriore. Esta no es solo la situación de los jóvenes, mi padre es un Máster en Cultura Latinoamericana de 60 años de edad
y no gana ni mil pesos al mes, tienes contratos como profesor y aunque tiene un trabajo importantísimo como historiador, también hace guardias pagadas. Yo vi desgastarse a mis padres año tras año para hacernos la vida más simple a mi hermano y a mí y después de graduados pensamos retribuir sus esfuerzos y aún no hemos podido ninguno de los dos. Mi hermano arquitecto y yo Licenciada en Ciencias Alimentarias, he optado por la opción que muchos quisieran pero no todos pueden. Brindar mis servicios profesionales en una tierra extraña, cobrar en dólares, no lo que merezco, pero sí lo que otros determinan, porque al fin y al cabo saben que en mi país, estaba peor. No tengo la solución, la he imaginado, pero no la tengo, solo me queda pedir a Dios porque esta realidad termine pronto y podamos quitar las lágrimas y las nostalgias de las familias que dejamos atrás, para dejar de ser extranjeros en nuestra propia tierra, para gozar de la vida que por sacrificio de muchas generaciones nos merecemos todos. Que Dios te bendiga Rogelio y no ceses de trabajar y orar.
Mirelys Mejías

Rogelio

Amigos y amigas, gracias a ustedes por compartir sus vivencias o las de otros, tomando como motivo esta entrevista a Alexis.
Danay, Hanny, Tatiana, estoy casi seguro que historias como estas se siguen repitiendo en la UCLV y en todas las universidades del país, así como también sucede cuando muchos nos graduamos. Es lamentable.
Vanessa, Edelso, creo que aunque es penosa la situación de muchos profesionales en Cuba, el lastimoso entrenamiento nos hace fuertes no solo para crecernos dentro de la isla, sino fuera de ella. Creo que es la única ganancia, y por los costos que pagan los que emigran como mi hermana Mirelys, mejor es que nos quedáramos sin tal ganancia, o sencillamente que la buscáramos dentro de Cuba: que nuestras fuerzas y habilidades sirvieran en Cuba para desarrollar Cuba, nuestra tierra, la que debería ser de nuestros hijos, nietos… Soñar Cuba desde ella, desde la inteligencia, desde la vocación que nos guste, desde la profesión que estudiamos, ese debe ser una realidad lo antes posible. Siento que nos estamos jugando Cuba, (léase nuestra felicidad, nuestra gente) y a sabiendas que hay fauces expectantes a las que se nos antojamos como caprichoso bocadillo.
Mirelys, ¿cómo dejar de orar? ¿Cómo no trabajar, cuando muchos hemos olvidado o nos han hecho memorizar muy mal lo que significa patria? Que Dios nos bendiga.
Rogelio

Jorgen

Me llena de orgullo ver que los jóvenes cubanos siguen luchando por alcanzar sus suenos, el psicólogo y el periodista. Todos un día traeremos para Cuba, el cambio que tanto hemos deseado. Ese será el día que vuelva a mi tierra, sabiendo que tomare buen café y del fruto del sacrificio mutuo podremos disfrutar en la tierra que nos vio nacer.
Jorgen

Dairis

Una triste realidad de muchos profesionales enfrentan esta dura situación. Valiente es contar su historia. Pero lo mejor de todo es saber valorar los buenos momentos y el disfrute de su profesión que aunque es mágico no siempre te satisface teniendo en cuenta las necesidades que tiene el individuo hoy en su plenitud.
Dairis

Lulu

Cualquier parecido con los docentes venezolanos es pura coincidencia, el trabajo es digno sea cual sea, pero es injusto despues de tanto estudiar para tener una buena calidad de vida tener que dejar la profesion para trabajar en elago q apenas te permita sobrevivir. Fijense que la historia es de Cuba, Venezuela va por el mismo camino… que triste
Lulu

emphaya

Que bien escriben los Cubanos, da gusto leerlos a pesar que el tema de sus relatos sea tan desalentador. Espero que el cambio llegue pronto para ustedes.
emphaya

Inalvys

Me da mucha alegria pero a la vez tristeza leer estas líneas, porque ese luchador es mi amigo, y estas historias aqui contadas ya las he escuchado contadas por el mismo. Muchas la vivenciamos tambien, pues como amigos que somos de el, mi esposo y yo, hemos tratado siempre de extenderle una mano. Se merece triunfar en la vida indiscutiblemente!! Gracias Rogelio, se me han salido hasta las lagrimas al leerlo..
Inalvys

MERCADO INFORMAL DE
DIVISAS EN CUBA (TIEMPO REAL)

toque_logo_white
1 EUR175.00 CUP
1 USD175.00 CUP
1 MLC174.50 CUP
+0.5
calendar_icon

CUBA

test