Author: ariel-dacal-diaz

¿Para qué necesitamos un Presidente?

El proyecto constitucional en debate nos trae, en el ordenamiento político, una de sus modificaciones más drásticas: incorpora la figura de Presidente de la República. Sobre esto pareciera que lo más polémico es el límite de edad previsto, los períodos en los que puede permanecer una misma persona en ese cargo y si debe o no ser votado de manera secreta, directa y libre por la ciudadanía. También se debate si esta figura tiene demasiadas prerrogativas o, por el contrario, tiene las manos atadas. Incluso se diserta sobre la forma de gobierno: ¿seremos presidencialista, parlamentario o un poco de...

Leer más

Cuba’s Constitution and our Chicken Ration

I went to the house of someone very dear to me and went into her kitchen right when she was “cleaning” the chicken from the bodega food rations store. “Did you read the new amendments to the Constitution?” I asked her just to get on her nerves. “No, but I will just to see if they double our quota of chicken,” she told me without taking her eyes off what she was doing. I laughed out loud at this witty and light-hearted comment. Later, I thought about what had happened, I zoomed out on this person’s daily life and discovered that...

Leer más

Cuba’s Constitution and our Chicken Ration

Is it wrong to always ask her about politics from the perspective of the bodega store, or rationed chicken, or the almost coffee? Which has to approach the other? The Constitution or the bodega store? Or vice-versa? What needs to be done for one to do with the other? What needs to be done for one to be as important as the other?

Leer más

Un día que se parezca a lo que somos

Las consignas de este primero de mayo son: unidad, compromiso, victoria… A las mismas se les podría preguntar ¿unidad respecto a qué?, ¿compromiso de quiénes y con qué?, ¿cómo se concretan las victorias?, ¿qué relaciones guardan estas con los intereses específicos de la clase trabajadora?

Leer más

Trabajo por cuenta propia: hay tela por donde cortar

No es igual una persona que vende maní o caramelos, la que en ocasiones desarrolla su actividad en situación de supervivencia; a una que contrata fuerza de trabajo para laborar en la construcción, u otra que posee un restaurante con veinte empleados/as; o aquella propietaria de una casa con tres habitaciones para rentar. Diferentes a todas ellas, al mismo tiempo, es la persona que se ofrece como empleada para esas u otras labores.

Leer más