Desde el último trimestre del pasado año los productos de aseo han escaseado en Cuba, en especial el jabón y el detergente que se comercializan en la red de tiendas en CUP, a precios más económicos que aquellos disponibles en CUC.

“Es notable el desabastecimiento de estos productos en los establecimientos de casi todo el país, sumándole a ello las extensas colas que se forman cuando sacan unas pocas cantidades a la venta para la población”, escribió el usuario Yosvany en el foro de debate de una nota publicada en Cubadebate sobre la escasez de productos de aseo.

El mapa de desabastecimiento es desigual a lo largo de la Isla y la percepción sobre el problema también varía, por eso llegan reportes diversos de nuestras audiencias. En La Habana suelen “aparecer” con frecuencia estos productos en las tiendas en CUC, mientras que al interior del país la situación se torna más difícil. En cualquier caso, hay que estar “cazándolos” por aquí y por allá, haciendo colas para comprarlos de vez en cuando.

La industria manufacturera cubana produjo en 2018 un total de 17, 8 millones de toneladas (Mt) de jabón de lavar, mientras que en la red minorista de comercio fueron comercializadas 149, 9 Mt de este producto de la canasta básica. En cuanto al jabón de tocador, la industria manufacturera garantizó 26, 5 Mt, mientras que las ventas a la población fueron de 71, 4 Mt.

Las diferencias entre lo que se produce en el país y lo que se comercializa en la red minorista —cifras consultables en el Anuario Estadístico de Cuba 2018—, son cubiertas por la importación, a través de la cual también se obtienen materias primas para la elaboración de estos productos.

Según los datos más recientes que presenta el Observatory of Economic Complexity (OEC), correspondientes al año 2017, son Italia y China los principales países desde los cuales Cuba importa jabones, detergentes y preparaciones orgánicas usadas como materia prima. También desde Indonesia, Turquía, Brasil, España, Ecuador, México, Colombia, Paraguay, entre otros, llegan a la Isla estos productos o componentes asociados al aseo personal.

Captura de pantalla del sitio del Observatory of Economic Complexity (OEC).

Captura de pantalla del sitio del Observatory of Economic Complexity (OEC).

Como complemento a lo anterior, el sitio sobre mercados económicos Trading Economics publica que en 2018 China exportó productos o componentes de aseo a la Isla por un valor de US$20, 19 millones. Dentro de ese volumen están incluidos el jabón, los preparados de superficie activa para lavado y limpieza, y las preparaciones dentales.  Italia, por su parte, exportó al país aproximadamente US$4, 54 millones en estos renglones durante 2017.

La presencia italiana en el sector se encuentra representada por la empresa ITALSAV S.R.L, una de las entidades vinculadas a la Cámara de Comercio de Cuba y líder en exportaciones (y/o envíos) a la Isla de productos comerciales a precios preestablecidos. La sucursal en La Habana de dicha firma gestiona la venta de una diversa gama de productos, entre los que se incluyen también confecciones textiles, calzado, cosmética y perfumería, útiles del hogar, entre otros, destinados al comercio interno en pesos cubanos convertibles (CUC).

Captura de pantalla del sitio del Observatory of Economic Complexity (OEC).

Captura de pantalla del sitio del Observatory of Economic Complexity (OEC).

ITALSAV, junto a las TRD Caribe, es responsable de los mercados de aseo Agua y Jabón, que cuentan con sucursales en varias provincias del país como La Habana, Santiago de Cuba, Cienfuegos, Holguín, Camagüey, Matanzas y Villa Clara. Dichos establecimientos han contado con una recepción positiva en sus distintas aperturas, al incluir marcas altamente valoradas, como Colgate y Palmolive.

Entre las mercancías que ofrecen las tiendas Agua y Jabón destacan champú, acondicionador y suavizador, tratamientos para el cabello, geles, detergente líquido, perfumes, etc. Los productos son importados de la Comunidad Económica Europea y presentan una calidad valorada por la población de media a alta.

Sin embargo, como otros establecimientos de comercio interior, este no ha escapado a la inestabilidad en la oferta en varios momentos. Durante la inauguración de la sucursal en la provincia de Cienfuegos en 2017, el representante de ITALSAV, Nicolás Oleaga Herrera, reconocía que “aunque hubo dificultades con los suministros, ya se ha estabilizado tal situación”. Asimismo, los consumidores recibieron positivamente la apertura, pero con cierto escepticismo marcado por la expresión: “esperamos que luego no se queden vacíos los estantes”.

Estantes vacíos en una tienda en Santa Clara dedicada a la comercialización de productos de aseo. Foto: Kyn Torres

Estantes vacíos en una tienda en Santa Clara dedicada a la comercialización de productos de aseo. Foto: Kyn Torres

Productos normados: ¿solución para las ineficiencias del mercado interno cubano?

“Estamos conscientes de las dificultades del país y de la realidad del bloqueo, pero internamente hay que adoptar estrategias que garanticen que la población sienta menos las afectaciones. Por ejemplo, en Bayamo existen muchos centros de TRD, incluso ubicados cercanos unos de otros en la zona del paseo, entonces no se justifica que los productos los sitúen solo en uno, provocando las largas colas, el acaparamiento de turnos para la venta por elementos especuladores, con la consiguiente irritación de la población”, comentaba el usuario Camilo Villegas en el sitio web del periódico Granma.

Las cadenas de tiendas estatales que venden en CUC son las principales entidades encargadas de la comercialización interna de los productos de aseo. La importación y la distribución de las mercancías son efectuadas de manera directa e independiente por estas redes que engloban las Tiendas Panamericanas, pertenecientes a la Corporación CIMEX; las Tiendas Meridiano, S.A., de la Corporación CUBALSE; TRD Caribe, perteneciente a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR); las Tiendas Caracol, del Ministerio del Turismo, entre otras.

El Grupo SUCHEL constituye el productor nacional de artículos de aseo y belleza. Dicha cadena se ha asociado económicamente con capitales extranjeros para la elaboración de detergentes, útiles de limpieza del hogar, jabones, desodorantes, cremas dentales, colonias, perfumes, cosméticos y champús. Varios de sus productos están catalogados con una calidad de media a alta, pero su distribución tampoco ha escapado a la inestabilidad y escasa variedad en algunos periodos debido al desequilibrio en el abastecimiento de materias primas para su fabricación.

La empresa principal del grupo es SUCHEL CAMACHO, fundada en 1990 como asociación económica internacional y constituida en empresa de capital mixto cubano-español en 1995. Se encarga de producir y comercializar productos de aseo, cosméticos, perfumería, desodorantes, champús y otros destinados a la limpieza del hogar.

Además, opera SUCHEL TROPICAL, asociación económica internacional, cuyo socio inversionista extranjero es de nacionalidad israelita. Se dedica a la producción y comercialización mayorista de jabones de tocador y de lavar, champús, suavizadores, cremas dentales, desodorantes, perfumes y otros productos cosméticos y de aseo personal.

SUCHEL REGALO, por su parte, es una empresa que produce también artículos de perfumería y cosmética (jabones, desodorantes, colonias, perfumes, esmaltes para uñas, preparaciones para labios y cremas para la piel, etc.); pero se distingue de las anteriores por presentar sus mercancías en estuches destinados a regalos para ocasiones especiales.

La industria nacional no satisface la demanda interna y la escasez de divisas del país dificulta la importación de materias primas. La ministra de Comercio Interior informó que se valora como alternativa las compras a la empresa mixta entre Cuba y Países Bajos, Unilever Suchel S.A. Esta compañía radicada en la Zona Especial de Desarrollo Mariel produce artículos de aseo, limpieza, y de cuidado personal y del hogar, de las marcas Sedal, Rexona, OMO, Lux y Close-Up.

En las informaciones publicadas en medios estatales como Granma y Cubadebate, predominaron los comentarios y quejas de usuarios sobre el fenómeno del acaparamiento. A su vez, muchos solicitaron como posible alternativa incluir los productos de aseo en la libreta de abastecimiento, recurso para garantizar el suministro de mercancías básicas a toda la población:

“Estos artículos de aseo y de limpieza deben darse de forma normada por la libreta de abastecimiento hasta tanto se normalice la situación que hay en estos momentos en nuestro país. Los trabajadores apenas podemos comprar ninguno de estos artículos cuando los sacan en el mercado, sin embargo, después vemos en la calle que lo están vendiendo a sobreprecio los revendedores”, expresó la usuaria Zunilda Elizardes.

Por su parte, Lázaro Tito Valdés apuntó: “Siempre nos pasa lo mismo, cuando la cosa se pone bien caliente entonces los ministros responden a la prensa. Por qué cuando hay esas escaseces y falta de productos no los entregan normados por la libreta, si para eso existe todavía, así acabamos con los acaparadores y revendedores”.

Escasez de productos de aseo en Cuba: un dilema cíclico

En el foro de debate de la nota aclaratoria del Ministerio de Comercio Interior sobre la escasez de productos de aseo, el usuario Eric comentaba: “Vamos a dejar las consignas y aceptar la realidad del desabastecimiento para poder ponernos a resolver el problema. Las tiendas están peladas y los acaparadores están al acecho. De eso se ha hablado en abundancia aquí y no se hace nada al respecto. No puede sorprender a nadie que exista el debate también en las redes sociales”.

La inestabilidad en la oferta de mercancías en el país no es algo nuevo. Sin embargo, cuando se trata de productos básicos e imprescindibles como jabones y detergentes, la preocupación se acentúa. En octubre del pasado año, el diario Granma publicó unas declaraciones de la ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz Velázquez, reconociendo la escasez de artículos de aseo y limpieza.

La nota alegaba que “ante el recrudecimiento de las acciones de bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, se decidió dar prioridad a la compra de alimentos en relación con otros renglones también necesarios”. Por tanto, “bajo tales circunstancias, la industria nacional solo ha podido asegurar el 50% de la demanda de la población, no de lo previsto en los planes, en artículos como jabón de tocador y de lavar, crema dental y detergentes, entre otros, lo que genera irregularidades en la red de comercio minorista”.

Recientemente, el director general de ventas de mercancías del Ministerio del Comercio Interior, Francisco Silva, declaró al propio diario que el abastecimiento de dichos productos se estabilizaría en abril. Sobre las causas apuntaba que “la situación financiera del país no ha permitido el arribo oportuno de la materia prima. Tampoco hemos escapado de la persecución no solo financiera, sino también a los barcos; incluso hubo un barco para la producción de materia prima de los jabones retenido, porque no pudo llegar al país, era necesario pasar por terceros países, y eso también complejiza el problema. La industria ha tenido que buscar alternativas que no solo transitan por el financiamiento, sino por la fuente de suministros”.

 

Si te gustó este texto puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.