“Estoy aquí como actor, pero también venimos como embajadores del pueblo estadounidense que está muy emocionado de tener ahora la oportunidad de venir a visitar e interactuar”. Son las palabras de Kal Penn, célebre actor norteamericano que es mucho más conocido en Cuba de lo que imaginaba.

Su viaje precedente al país ocurrió en la ficción: el personaje que interpretó en la película Kumar y Harold era detenido y llevado preso a la Base Naval de Guantánamo. En su diálogo con la prensa cubana, Penn agradeció divertido la suerte de no haber sido enviado a la verdadera prisión.

“Nuestra esperanza al venir es abrir un diálogo mutuo para muchas visitas futuras entre artistas cubanos y estadounidenses fuera de los gobiernos. Por lo general hay historias mutuas de amor, familia, confianza y luchas que todos tenemos. Cuando juntamos esas historias es muy impactante”, dice en esta breve conversación con elTOQUE.