“Si tus sueños no te dan miedo, no son sueños. Pero aquí te dan más miedo. Te das cuenta de que son un poco más imposibles que en el resto del mundo” dicen estos niños en pleno malecón hablando sobre Cuba.

En un ejercicio raro, un grupo de niños habla a la cámara sobre sus aspiraciones y realidades. Podemos estar o no estar de acuerdo con sus criterios, y precisamente ese pudiera ser un punto de partida para el diálgo tan necesario en una Cuba más compleja que “604 votos a favor…”