Este espacio para la inclusión y el respeto a la diversidad sexual y de género se basa en el deporte y la familia. La tienda de diseño Clandestina, ubicada en la Habana Vieja, ha tenido una idea muy interesante y han creado las “Tortiolimpiadas”: donde no importa la orientación sexual, la identidad de género, el color de piel o cualquier otra barrera para la integración.