Una peña deportiva es uno de los espacios más ruidosos de una ciudad. Y decir eso en Cuba, no es poco. Lo que parecen gritos de un altercado público no son más que “amistosas” discusiones sobre el equipo o el deportista del momento. Si se le mira bien entonces, “Amigos FIFA” es una peña doblemente singular: además de concretarse en el espacio virtual, allí, casi, no se grita.

Yosvany Velázquez es uno de los entusiastas que viajó hasta la oriental provincia de Holguín para realizar el tercer encuentro de un grupo, creado en el mundo virtual, pero con expresiones físicas al menos una vez al año.

Hasta el norte oriental se fueron sus integrantes de todo el país para ver juntos el clásico Real Madrid-Barcelona. En la ocasión tendrían que lidiar con un escollo agregado: el luto nacional por la muerte del líder histórico Fidel Castro abarcaba hasta el día siguiente del estelar partido de la Liga Española de Fútbol.

“Teníamos que comportarnos bien, en medio de la novedad no podíamos armar bulla. No había nada malo en reunirnos y tratar de ver el fútbol, pero la teníamos doblemente difícil porque la Televisión Cubana no lo iba a transmitir”, cuenta Yosvany.

Pero para suerte de todos los “Amigos FIFA” al final encontraron un local para disfrutar de la jornada futbolística. Fue en una casa particular, en un barrio cerca de la Loma de la Cruz, a un CUC la entrada por persona, retransmitido el encuentro en directo, por Internet.

“Nosotros pensamos que íbamos a estar solos, pero cuando la gente se enteró que en esa casa se podía ver el partido, ¡por poco no cabemos!”, recuerda quien, en su fanaticada al Barcelona y a Brasil, prefiere que sus amigos lo llamen Neymar Júnior.

Foto cortesía del entrevistado

La idea de “Amigos FIFA” la escuchó Yosvany por primera vez en un popular programa deportivo de la radio cubana. Hace aproximadamente dos años mientras escuchaba el programa Panorama Deportivo, de Radio Rebelde, se enteró que otro oyente ofrecía su correo para que los que quisieran debatir de deporte le escribieran.

“Yo le escribí­, no tenía nada que perder. Ese mismo día el destinatario me respondió, y así, poco a poco, cada vez más personas comenzaron a escribir, daban su nombre, su club de fútbol, selección por país, y claro, el equipo de pelota de la Serie Nacional”.

“Como al mes ya éramos más de 20, todo bien organizado, no se admitían las faltas de respeto. Hablar de deporte fue la excusa, más bien ya escribíamos para saber cómo estaban los demás. Siempre he dicho que esta es nuestra propia red social, porque si compartimos información, fotos, estados y damos criterios, ¿qué somos entonces si no amigos?”.

Es común que en la narración de algún partido de fútbol o de pelota se escuchen saludos para los Amigos FIFA. Cualquiera de sus miembros siempre manda SMS a los comentaristas de Cuba para que los demás escuchen los saludos.

“Al principio queríamos llamarnos SportNauta, por lo del deporte y porque la mayoría solo se comunicaba por correo nauta; pero uno de los comentaristas a los que le mandábamos los saludos nos recomendó cambiar el nombre porque con eso no nos podían saludar por la televisión. Nunca entendimos bien eso, pero al final nos quedamos con Amigos FIFA”

Lo siguiente después de revisar el buzón de entrada cada día fue la interacción directa, conocerse, verse las caras, y de visitarse entre sí los de las mismas provincias, el deseo creció.

“En la red, como la llamamos, están bien definidos los gustos: o eres azul-grana o merengue, y como nuestros clubes juegan dos veces al año, entonces decidimos reunirnos todos en el mismo lugar para ver juntos el clásico de la Liga Española”

Oficialmente la red se creó el 19 de enero de 2015, y el primer encuentro coincidió con los 10 meses. Los anfitriones de la reunión prepararon condiciones para recibir a más 20 personas de diferentes provincias: Pinar del Río, La Habana, Ciego de Ávila, Holguín, Villa Clara, ¡y hasta de Angola!, porque hay un miembro angolano que estudia en Cienfuegos y es un activo integrante de la red.

“Hoy dos miembros ya no están en Cuba pero se siguen comunicando diariamente, y sentimos su presencia en nuestras reuniones, porque nos llaman o nos mandan videos sorpresa. ¡Esa es la magia de Amigos FIFA!”, confiesa Yosvany.

“He gastado mucho dinero, a veces he tenido situaciones económicas que no me permiten recargar mi móvil, y cuando estoy varios días sin escribir, recibo una transferencia de alguno de mis amigos, aunque sea de un peso, suficiente para reportarme y decir cómo estoy. Eso lo valoro más que nada, por eso para mí esto es más que una peña deportiva que se comunica por correo electrónico”.

Foto cortesía del entrevistado