Alina es una emprendedora cubana que junto a otras mujeres como su hija Nayla encontró en la costura un sentido para su vida. Luego de talleres de empoderamiento femenino, Alina logró darle forma a un sueño: poder valerse por sí misma, emprender y trabajar por su comunidad.

Tras haber sido víctimas de violencia de género, estas mujeres crearon un atelier donde ayudan a otras personas a través de talleres de manualidades. Liudmila, una joven con síndrome de Down, ha encontrado en el atelier Atrévete un espacio de aprendizaje y comprensión.

Esta es la historia de las protagonistas del Atelier Atrévete.

 

 

 

TAMBIÉN TE SUGERIMOS: 

2020: RESUMEN DE FEMINISMOS CUBANOS

“LLEGAR A VIEJA” EN CUBA: ¿LA ÚLTIMA CARTA DE LA BARAJA?

HIGIENE FEMENINA EN CUBA: INVENTOS Y OTROS TRAPOS