A EXA —la productora Estudios X Animación, en Camagüey se llega a través de un pasillo comunal y una escalera con pasamanos de cabillas pintadas de blanco. Un cartel de la película Elpidio Valdés contra dólar y cañón cuelga sobre el vano por el que los visitantes entran al laboratorio de Elizabeth Rodríguez (Liza Seara) y Luis Alexander del Rosario (L. Alexander).

La singularidad arquitectónica como guiño a las historias de nuestros protagonistas. Años atrás, ambos parecían haber coronado el destino previsible de sus vidas; Luis, como estomatólogo graduado; Elizabeth, cursando el cuarto año de la carrera de Medicina que heredaba por tradición familiar y no llegaría a terminar.

El Mayor —un largometraje sobre Ignacio Agramonte— fue el acontecimiento que marcó el punto de giro en su cotidianidad. Por entonces, amigos de La Habana los incorporaron al proceso de las filmaciones, inoculándoles la convicción de que el audiovisual podía ser para ellos más que un pasatiempo con que llenar las horas muertas.

Luis Alexander del Rosario es joven estomatólogo y realizador audiovisual, fundador de EXA, Estudios X Animación.

Luis Alexander del Rosario es un joven estomatólogo y realizador audiovisual, fundador de EXA, Estudios X Animación.

 

Tiempo después nació el estudio de animación EXA, con la trilogía BLOODYink como primer proyecto. Todo comenzó con la admiración por “Las estampas negras”, obras a tinta del artista visual y amigo Osmar Yero, que un día se propusieron animar.

En pocas semanas habrán terminado Al fin solos, el último corto de la trilogía. Antes vieron la luz Crímenes del corazón y Matando el tiempo. El primero se estrenó en La Habana ante amigos y otros creadores, el segundo lo publicaron en las redes sociales, cuando la COVID-19 ya había trastornado la rutina de la Isla. “En el caso del tercero no sabemos si la situación epidemiológica nos permitirá reencontrarnos en un espacio físico, lo que sí tenemos claro es que no renunciaremos a las plataformas digitales. En nuestra primera experiencia online, con los videos que subimos a Facebook, Youtube, Telegram… conseguimos llegar a más de 7 mil personas”, detalla Elizabeth, quien además de cofundadora es la productora del equipo.

 

Ilustración extraída de las maquetas digitales del audiovisual analógico basado en una de las Estampas Negras, "Matando el tiempo" del artista Osmar Montero.

Ilustración extraída de las maquetas digitales del audiovisual analógico Matando el tiempo, basado en una de “Las estampas negras” del artista Osmar Yero.

 

Luis comenta que todo el proyecto “ha sido un proceso de crecimiento constante. Cada video es un estudio que tributa al siguiente, aunque en apariencia no estén relacionados”. En Matando el tiempo partieron de extraer personajes de las estampas y construir historias que los usaran como hilos conductores. Crímenes del corazón, agrega, “estaba más cerca de la videoinstalación que del audiovisual”.

Personas que se agreden y violentan, la naturaleza alrededor, un rostro, lágrimas, tinta por doquier. Los seres de Osmar Yero, animados por L. Alexander, cobran vida en esa obra.

Para la curadora María Carla Olivera, Crímenes del corazón —galardonada en el XXIX Salón de la Ciudad, evento cultural de Camagüey— aúna una amplia gama de sensibilidades y “se mueve de lo digital a lo analógico y viceversa, en un proceso que combina la asimilación de la tecnología con la nostalgia característica de los nacidos en los 90”. Según Olivera, EXA es un proyecto que estimula el desarrollo de la videoanimación en Cuba, en especial de la técnica de stop motion.

Sobre el conjunto de sus piezas, Olivera también ha dicho que en ellas “el oficio de animar se une a preocupaciones éticas y estéticas estudiadas en el campo de la Medicina”, a partir de los estudios de Luis como resultado de su profesión de estomatólogo.

Elizabeth Rodríguez es una de las fundadoras de EXA y productora del proyecto.

Elizabeth Rodríguez es una de las fundadoras de EXA y productora del proyecto.

Alianzas artísticas y colaboración: un camino para hacer cine en Cuba

La presentación en La Habana de Crímenes… fue el impulso para definir el modelo de emprendimiento con que EXA pretende seguir dando vida a sus mundos imaginados, pese a no estar adscritos a ninguna institución cultural del Estado.

Elizabeth no olvida las numerosas propuestas de cooperación con que hicieron el viaje de regreso de la capital. Desde entonces, la lista de imprescindibles incluye nombres como los de la curadora María Carla Olivera, los artistas de la plástica Juan Pablo Estrada y Lester Álvarez, el diseñador Danilo Martínez o el productor musical Abraham Muñoz; a quienes les basta con un mensaje o una llamada telefónica para secundar las fantasías que nacen en la pequeña habitación de dos metros cuadrados donde trabaja junto a Luis codo a codo, nunca mejor la metáfora.

La filosofía que los guía es la de la creación colaborativa, basada en la búsqueda de potenciales “aliados” por toda la geografía nacional. “En nuestra última proyección a través de las redes sociales tuvimos interacciones con personas de siete provincias”, señala satisfecha.

Aunque hasta el momento el proyecto se desarrolla gracias a un fondo obtenido y ahorros personales, siguen fortaleciendo este camino de la colaboración entre artistas para hacer autosostenible la iniciativa.

A finales de 2019 por primera vez se reconoció en Cuba la figura del creador audiovisual y cinematográfico independiente. Con la entrada en vigor del Decreto-Ley no. 373, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos continúa controlando la creación audiovisual y los artistas deben solicitar su inclusión en el Registro del Creador Audiovisual y Cinematográfico. Un Comité de Admisión, conformado por la institución estatal, aprueba o deniega esta solicitud.

A partir de la regulación, los cineastas también pueden conformar Colectivos de Creación Audiovisual y Cinematográficos, cuya creación y funcionamiento están regulados por el ministro de Cultura. Estos Colectivos pueden solicitar cuentas bancarias y presentar proyectos artísticos para obtener apoyo financiero de las instituciones estatales.

Uno de los mayores reclamos de la comunidad de realizadores cubanos durante el último decenio ha sido la necesidad de una Ley de Cine. En el Congreso de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (Uneac) celebrado en el año 2008, fue presentado el documento “Propuestas para una renovación del cine cubano”. En 2013, con ese programa como base, se constituyó la Asamblea de Cineastas Cubanos (g-20). Ese grupo lideró los debates para la confección del borrador del Decreto-Ley, revisado, perfeccionado y discutido varias veces, hasta que se envió al ministerio de Justicia en el propio año.

Por el momento, el Fondo de Fomento del Cine Cubano que lanzó el Gobierno y que pueden solicitar los cineastas independientes, solo recibe propuestas de largometrajes. La mayoría de los creadores continúa desplegando diversas alternativas para realizar sus obras: recursos propios, diversificación de los mecenas, ayudas solidarias de colegas y amigos, coproducciones, gestiones con productoras independientes, fondos de cooperación internacional y otras vías de financiamiento como el micromecenazgo en plataformas de Internet.

¿Qué pasó con la Muestra Joven ICAIC de 2020?

El recorrido de Elizabeth y Luis es similar. Por ahora siguen concentrados en su trabajo, en crecer y seguir aprendiendo. Dicen que el día en que BLOODYink deje de pertenecerles —multiplicada a través de canales diversos— enrumbarán hacia La Finca, una serie de cortometrajes que en alrededor de un minuto intentará contar la realidad de la Isla tal cual la entienden sus realizadores. “La inspiración es Rebelión en la granja, pero adaptada a nuestra estética y nuestro tiempo”, anticipa ella.

Luis repasa bocetos y argumentos para la secuencia por venir. Al margen de las nuevas tecnologías, para él, el secreto de la animación sigue estando en esos 24 dibujos que hacen posible dar vida a las más improbables visiones, con perpetuo compromiso de artesano.

 

Si te gustó este texto puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.