Hola amig@s:

Esta semana Xel2 pretende sumarse a la causa de la etiqueta #BajenLospreciosDelInternet, una iniciativa ciudadana que nos llega desde Twitter en pos de exigirle a ETECSA —la empresa estatal cubana de telecomunicaciones— que ofrezca precios más asequibles en concordancia con el nivel de vida de la mayoría de los cubanos.
Si bien no se puede negar que ha existido una expansión de este servicio en los últimos años en nuestro país, acompañada de una considerable reducción de precios, tampoco es para celebrar. Ha sido un asunto de tratar de ponernos al día, después de tantos años en los que tuvimos que ver los toros desde la barrera.
Desde el principio los cubanos no hemos tenido una buena experiencia con la red de redes, muchas veces tuvimos que permanecer sentados en un contén o en ortopédicos bancos de parques, escuchando a los demás ventilar sus vidas sin ningún tipo de intimidad. En aquel entonces la mayor presión era el tiempo de conexión; ahora son los megabytes para navegar por datos móviles.
Internet es la expresión máxima de nuestra civilización, la biblioteca de Alejandría y el mercadillo chino en el mismo espacio, donde el individuo puede ser un emisor activo: opinar, proyectarse y ser parte de una comunidad de intereses afines. Necesitamos un mejor servicio, más rápido y más cercano al grosor de nuestros bolsillos, que nos permita dejar de ser presas del remordimiento mientras lo usamos y calculamos a la vez cuántos megas estamos gastando.
Sin más nos despedimos deseándoles una recarga desde el exterior.
Wimar Verdecia Fuentes