El hecho de que altos funcionarios de gobierno acompañen a los empresarios en misiones comerciales, significa un gran apoyo para los hombres y mujeres de negocios, y confirma la seriedad de las intenciones.

Lo anterior se aplica también a las relaciones económicas entre Cuba y Holanda, pues durante la actual edición de la Feria Internacional de La Habana, el Director Adjunto de Relaciones Comerciales Exteriores de Holanda, Guido Landheer, lidera la delegación empresarial de su país.

El representante del gobierno holandés conversó en exclusiva con elTOQUE, acerca de los objetivos de trabajo en estas jornadas de FIHAV 2015.

“Estoy aquí para la preparación de una gran misión comercial de la Ministra de Comercio Exterior de Holanda, Liliane Ploumen, junto con un gran grupo de industrias holandesas, en enero próximo. He tenido conversaciones con ministros, sobre cuál es la manera en que los cubanos hacen negocios, especialmente después de esta mayor apertura de su economía”.

“Esto brinda grandes oportunidades a la industria holandesa, para hacer negocios, porque tenemos una relación vigente desde hace tiempo con Cuba. Algunas empresas han estado aquí por más de 20 años”.

Entonces venimos aquí con más de 20 compañías, es la primera vez que llegamos con una delegación tan grande, y estamos muy orgullosos de que estén aquí tantas empresas. Tal vez sea importante decir también que estamos aquí para permanecer. Eso significa que no venimos y luego nos vamos; estamos buscando una relación a largo plazo.

¿Cuáles son principales expectativas respecto a esta semana en La Habana?

Mis expectativas fundamentales son obtener claridad de cuáles son las oportunidades reales para la industria holandesa, y dónde podemos cooperar en conjunto. Los holandeses y los cubanos podemos colaborar en el campo agroalimentario, la gestión del agua y el sector marítimo – por ejemplo en el puerto de Mariel-, en temas logísticos, y en las energías renovables. Estas son las áreas donde continuaremos trabajando juntos.

Desde su visita anterior a Cuba, ¿cuáles son los cambios fundamentales que usted nota?

Lo que he visto, inmediatamente, desde el aeropuerto, es que hay más carros, más tiendas, más hoteles, más turistas… Está todo más ocupado y más animado. Hay como un aroma de entusiasmo e inspiración en las calles de La Habana.

¿Usted considera que después del restablecimiento de relaciones con Estados Unidos existe más interés con respecto a Cuba?

Creemos que el restablecimiento de relaciones entre Cuba y Estados Unidos es también una apertura de los Estados Unidos, y además una apertura de la Unión Europea. Eso significa que también puede haber más oportunidades para la industria holandesa en materia de negocios, y vemos que hay un gran impulso en ello.

Holanda es el cuarto proveedor mundial de inversión extranjera, pero en Cuba no tiene tanta presencia…

Sí, queremos que esa realidad cambie, y ese es también un pensamiento importante para nuestro gobierno: ver qué oportunidades hay aquí en Cuba. Pienso que también para el gobierno cubano es interesante dar un marco real y claro donde poder invertir y hacer negocios. Pienso que ha habido buenos pasos, pero tenemos que continuar con esos pasos.