En el piso 15 de la residencia estudiantil de 12 y Malecón, frente al mar de La Habana, tres jóvenes se “abren camino” en la creciente blogosfera cubana.

Luis es de Matanzas. Primero estudio Ingeniería Civil en la Universidad Tecnológica de La Habana (la CUJAE) aunque después de 2 años, confiesa, no aguantó más. “Mi padre es neurocirujano, me dio una introducción a las Ciencias Biológicas y decidí entonces cambiar la carrera”.

Héctor vivió algo parecido. Luego de aprobar las pruebas de Periodismo, en su provincia natal, Villa Clara, decidió optar por la carrera de Bioquímica, aunque no se había callado “el bichito” de escribir.

El caso de Jesús, pinareño de pura cepa, parece el más cercano a la ciencia. Desde chico supo que iba a ser científico. “Siempre me imaginé con bata blanca y haciendo pruebas en un laboratorio”, me dice.

Pero a estos chicos, hoy reunidos en la Universidad de La Habana, los une algo más que sus motivaciones para acercarse a la Biología o el hecho de compartir apartamento en la beca.

JustLife: Un sitio para aprender Biología es un blog especializado en artículos sobre el mundo de esta ciencia, puestos al alcance del lector menos informado. Es también un espacio para visibilizar los resultados de los investigadores más jóvenes, aquellos que usualmente deben luchar más para conseguir prestigio entre sus colegas.

“Normalmente las investigaciones nuevas no cuentan con mucha atención mediática. Creemos que es necesario que las personas conozcan en lo que están trabajando los científicos y por eso nos abrimos el blog”, me cuentan.

“Lo que tratamos de hacer es llevar temas interesante y novedosos al público. A pesar de que tenemos pocos conocimientos sobre cómo escribir, nos esforzamos mucho por llegar a las personas y no abrumarlas con un vocabulario muy científico”, me explica Héctor.

Las publicaciones en su mayoría son de autoría de estos muchachos. Entre los tres suman un equipo multidisciplinario y a pesar de que cada uno tiene marcados sus intereses personales y profesionales, articulan dinámicas para ser sus propios editores y administradores.

A Luis lo que más lo apasiona es la antropología. Sus contribuciones giran sobre las temáticas de la evolución humana, el estudio de las etnias y del genoma.

Héctor por su parte trabaja en una línea relacionada con polifenoles, componentes ampliamente distribuidos en los alimentos que constituyen la dieta de las personas.

Mientras que las publicaciones de Jesús se enfocan en la Biología Molecular y los estudios de tejidos.

Sin embargo, más que investigación, hay todo un sustrato de vocación social en las motivaciones de JustLife: “Queremos brindar un servicio completo. Que los usuarios puedan encontrar todo los conocimientos relacionados con los temas que tratamos en nuestros artículos”.

El creciente valor de la idea puede expresarse en la decena de contribuyentes dentro de Cuba que se han ido sumando. Y también desde Perú y Bolivia. Esto sin lugar a dudas permite el intercambio de información y acercarse a lo que en materia de ciencia se hace en diferentes partes de la Isla y del mundo.

Dos de los creadores de JustLife. Foto: Yander Zamora

Al inicio el blog estaba en la plataforma WordPress, pero si la idea era llegar a las audiencias cubanas semi-desconectadas, ese no era el mejor camino.

“Todo el mundo no tiene 2 CUC para conectarse una hora en la WiFi y revisar nuestras publicaciones. Por eso decidimos poner el bolg en un dominio .cu. La plataforma Reflejos, de los estatales Joven Club de Computación y Electrónica nos permitió un mayor alcance”.

Dos de los creadores de JustLife. Foto: Yander Zamora

Lee también: Un emprendedor bloguero

JustLife actualiza hasta 4 veces por semana. Embullados como están preparan un concurso de fotografía de sobre imágenes de la naturaleza y un ciclo de entrevistas a personalidades de la ciencias en Cuba.

Así estos muchachos se adentran en la blogosfera cubana. Buscan su espacio de singularidad aportando algo nuevo al ambiente digital a veces en extremo politizado.

“Cuando interactúas con personas con cierto nivel de conocimientos tienes que prepararte aún más para poder responder sus dudas en caso de que las haya. Tener un blog te ayuda a socializar información y a crecer”, sentencia Jesús.

Para ellos la divulgación científica permite acercar a las personas a los diferentes campos de investigación, que estos conozcan, aprendan y utilicen en su favor los últimos avances científicos.

“Es necesario hacer comprender a todos que la ciencia no es exclusiva de algunos pocos, sino que sus premisas son aplicables a muchas situaciones de la vida diaria”. Por eso, lo primero es divulgarla.

Quizás te puede interesar: El primer fashion blogger