Cuando el 3 de julio Cubadebate publicó las declaraciones de Lester Suri Echenique, director de la Unidad Integral de Negocios de Informática de Sitrans (Servicios de Información del Transporte), un párrafo dedicado al reintegro de pasajes nacionales pasó sin penas ni glorias.

“Los clientes que deseen reintegrar su pasaje deben hacerlo directamente en las agencias de Viajero, hasta 24 horas antes del viaje”. Se impide así, por el momento, la posibilidad de reintegrarlo poco antes de la salida del ómnibus o incluso, luego.

El asunto principal de la nota —referida al restablecimiento de la transportación interprovincial y la venta de pasajes online— desvió la atención de las modificaciones al tiempo estipulado para hacer el reembolso de un pasaje.

“La política de reintegro se rige por los reglamentos y procedimientos de la actividad comercial”, respondió a través de sus redes la Agencia Viajero. “En este caso se modifica por Documento DC-066-20 en su punto 8. El objetivo es que las capacidades se reintegren, al menos 24 horas antes de la salida del medio de transporte, y se pueda volver a comercializar esta capacidad por reservación. De lo contrario la capacidad quedaría ocupada, imposibilitando a otras personas a adquirirla por cualquiera de las vías habilitadas: Internet y agencias”.

¿A qué se debe el cambio en la política de reintegro de pasajes?

Según informó a la ACN Javiel Montesino Llerene, director adjunto del Grupo Empresarial de Servicios de Transporte Automotor, la modificación se debe a la situación epidemiológica del país y la inhabilitación del servicio de lista de espera en las terminales.

“Por lo que se insta a la población a planificar con cuidado los viajes a realizar”, explicó Montesino. “Se devolverá el 90 por ciento de lo invertido antes de las 24 horas de la salida del ómnibus y, pasado ese horario, el cliente pierde derecho al reintegro”.

Fredy Álvarez León, director Comercial de la Empresa Viajero explicó que, en el caso de los boletines electrónicos —comprados a través de la apk Viajando—, solo pueden reintegrarse en agencias informatizadas, mediante el comprobante impreso o el código identificativo de la compra. “Se verificará la existencia de estos y se efectuará el reintegro, aplicando los porcientos establecidos según los plazos fijados”, dijo.

En comprensible que, al no poder comercializarse pasajes de última hora, la nueva modificación de la Agencia Viajero que limita los derechos del reembolso, contribuya a disminuir las pérdidas. Sin embargo, no todo funciona como los directivos han explicado.

Comercialización de pasajes para viajes nacionales: un problema con muchas cabezas

Según la experiencia de varios usuarios, tras hacer el reintegro de un pasaje comprado vía online, los asientos no vuelven a estar disponibles, sino que aparecen todavía como reservados.

Mairelys Padilla Ávila asegura que, tras reservar un pasaje en la ruta Manzanillo-Cienfuegos, todavía podía consultarlo como una de sus reservaciones en la aplicación móvil. El usuario Adrián explicó también en el grupo de Telegram que sus reservas, cuatro días después del reembolso, todavía aparecían activas. “¿Acaso los datos de la aplicación no se actualizan?”, preguntó.

De acuerdo con declaraciones de sus desarrolladores, la aplicación de los Servicios de Información del Transporte (Sitrans) está sincronizada con el sistema de comercialización de la Agencia Viajero, por tanto, la disponibilidad de pasajes debe ser la misma en el celular y en las oficinas de la empresa.

“No se puede cambiar el pasajero una vez comprado el pasaje, los reintegros son por las agencias y cuando lo haga pasa a estar disponible para toda la población”, respondió en Cubadebate Adys trabajadora de Sitrans.

¿Qué pasa entonces con esos pasajes que, tras 4 días del reembolso, aún se indican como “reservados” en la aplicación? ¿Fueron introducidos en el sistema en el momento del reintegro? ¿Tiene un bug (error) la aplicación?

“Estamos monitoreando todo el proceso y pidiendo la ayuda de la población para reportar cualquier caso que se presente de este tipo”, agregó Adys.

No es secreta la comercialización de pasajes a sobreprecio en las terminales cubanas. Aunque no todos los trabajadores incurren en estos actos ilícitos, pueden estar implicados expendedores, choferes, jefes de turno, auxiliares de limpieza, custodios, y otros. Los precios por encima del pasaje varían según horario, temporada del año y disponibilidad de viajes.

Aplicación Viajando: ventajas y carencias

La puesta en funcionamiento de la aplicación Viajando ha sido un alivio para muchos. El aumento considerable de su uso —en las primeras 24 horas de funcionamiento se comercializaron 1520 pasajes— así lo demuestra.

Son varias las facilidades que integra la apk: agradable experiencia de usuario; información de contacto de todas las Agencias Viajero del país; consumo de datos a través de la navegación nacional; tiempo suficiente para efectuar el pago después de la selección de los asientos; memoria de los contactos introducidos; compra de pasajes a menores de 12 años siempre y cuando viajen con al menos un adulto; funcionamiento las 24 horas; aproximación de dos días, antes y después de la fecha deseada en que exista disponibilidad de pasaje.

No obstante, todavía existen contradicciones entre la aplicación y Viajero. Aun cuando se informó que se comercializarán los itinerarios entre cabeceras provinciales, la aplicación solo permite la compra de pasajes entre origen y destino. El resto de los territorios, sean municipios cabecera o no, los identifica como tramos o puntos intermedios. Ejemplo: Si usted quiere viajar entre Santa Clara y Las Tunas, como no existe ruta de ómnibus entre esas dos provincias, deberá pagar el pasaje completo hasta el destino final de los ómnibus que pasan por esa provincia, ya sea Holguín, Santiago de Cuba o Guantánamo.

Vale aclarar que, durante el primer día de comercialización online muchos usuarios pudieron comprar pasajes desde y hasta puntos intermedios. La empresa informó que, como esa opción no debería haber estado disponible en la aplicación, las personas con tales reservaciones sí podrán efectuar sus viajes.

En la nueva versión —próxima a salir— no está claro si incluirá la posibilidad de comprar tramos, pero sí agregarán el servicio de reintegros, uno de los más demandados por los usuarios. Queda por ver si la pérdida del derecho al reembolso antes de las 24 horas de la salida del ómnibus es solo una medida temporal por la COVID-19 o se mantiene tras la recuperación.

 

Puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.