Hace varios días pedimos a los usuarios de elTOQUE que nos ayudaran contestando algunas preguntas sobre aquellos elementos que tenían en cuenta para decidir cómo votar.

Gracias a las 68 personas que accedieron a responder la encuesta online y a las 22 que lo hicieron durante la presentación de nuestro especial La Cuba que viene… en el centro cultural Félix Varela, hoy podemos mostrarles este pequeño sondeo, que no tiene fines estadísticos, sino más bien expositivos.

A continuación les compartimos los resultados.

Primera pregunta: ¿Qué elemento definirá su voto?

El elemento que está determinando la votación, según sus respuestas, es la forma en que se condujo el proceso. De acuerdo con los resultados en papel, le secundan los cambios resultantes del debate (7) y el catálogo de derechos (6). En la online se comportó de la siguiente manera.

 

Segunda pregunta: ¿Cómo valora los elementos anteriores?

La manera en que se redactó el texto constitucional fue valorada en su mayoría como negativa, tanto en los resultados online como offline.

Los mismo ocurre con los cambios resultantes del debate popular (1 es negativo, 5 positivo)

En el caso de la evaluación del catálogo de derechos en la encuesta en papel, recibió igual número de propuestas positivas que negativas.  En la encuesta online se comportó como sigue.
La estructura del Estado que se incluyó en el texto constitucional, fue el elemento que más rechazo recibió en ambas encuestas.
Tercera pregunta: ¿Qué es lo que más le gusta del texto?

En esta pregunta hubo consenso en torno a varios asuntos: el reconocimiento de nuevos derechos, la separación de funciones estatales, el debate popular y la propiedad privada. Además, al menos una persona mencionó el Habeas Corpus, la autonomía del municipio, el Estado laico, el reconocimiento a la familia y a las mujeres en particular.

Cuarta pregunta: ¿Qué es lo que más le disgusta del texto?

Los principales argumentos expuestos en este sentido fueron: el partido único, la imposibilidad de la elección directa, el condicionamiento de los derechos, la estructura del Estado, las remisiones, la omisión de los temas debatidos, el condicionamiento de los derechos, las limitaciones a los medios de comunicación, el referéndum para el matrimonio igualitario y el concepto de traición a la Patria.

Estos resultados, aunque no son representativos de la realidad cubana, nos permite saber sobre esos motivos que inclinan la balanza hacia el Sí o el No. A falta de sondeos de opinión públicos o encuestas a boca de urna, al menos por aquí pueden aparecer algunas señales.