Un deporte no tiene fronteras ni nacionalidad, pero puede ayudarnos a salir de la rutina, incluso, a rescatar jóvenes de las calles. Osmel González es uno de ellos.

Video PlayOff