Sus cualidades histriónicas y su juventud lo han convertido en uno de los actores cubanos más presentes en las novelas y series de la televisión nacional. Pero Luis Toledano ha empezado a interpretar un nuevo papel: ahora es barman en uno de los restaurantes privados recién abiertos en La Habana.

Aunque algunos piensen que su oficio se denigra, Toledano asume con mucha dignidad este nuevo rol.