Varios usuarios en las redes sociales —hemos contado más de 100— han denunciado que, a menos de cuatro días de recibida la más reciente recarga internacional, habían consumido la bonificación de 1 024 megabytes (MB), 1 GB. Lo que normalmente a algunos les duraba 15, 21 días o hasta un mes, se había “esfumado” misteriosamente en menos de una semana.

“Las llamadas [por redes sociales] que antes solo me consumían 10 MB, de buenas a primera me aumentaron a 30 MB, y así sucesivamente con otras aplicaciones. Ni me paso el día conectada ni veo videos, ni oigo música, ni hago videollamadas”, comentó sobre el asunto Yanet Tabares.

Gabriel Rodríguez aseguró en Twitter que a él también los 1 024 MB incluidos en la más reciente recarga se le habían consumido demasiado rápido. “Yo no soy un novato en esto. Tengo cortafuegos y solo uso WhatsApp”.

En Facebook y Twitter otros usuarios revelaron que sus horas en las cuentas Nauta (para conexión wifi o por Nauta Hogar) habían disminuido misteriosamente.

En ambos casos, que muchos catalogaron como “estafas”, las respuestas ocasionales de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) y sus funcionarios se han concentrado, sobre todo, en sugerir que esos inconvenientes se deben a problemas en la configuración de los celulares o errores en el consumo y cálculo de los usuarios.

Ante los reclamos de la periodista Julita Osendi en su perfil, pues sus megas de bonificación se le gastaron en 48 horas, Néstor Madruga, community manager de Cubacel, le explicó cómo “un periódico digital que abras, un simple video de 30 segundos del cumple de un hijo que quieras trasmitir, una foto, incluso aplicaciones que tiene tu móvil… ¡gastan!”.

“De mi extensa conversación con el joven Néstor saqué varias conclusiones: no se te ocurra abrir un video, no abras ningún sitio web, utiliza WhatsApp y Telegram, y no Messenger; húyele al Facebook y conéctate de 1 a 6 a. m. que vale la mitad en estos tiempos”, escribió Osendi.

Lidia Hidalgo Rodríguez, vicepresidente de Integración de Redes en ETECSA, dijo que no han detectado ninguna tarificación incorrecta. “Todas las quejas que hemos revisado en nuestros sistemas de agotamiento acelerado de los datos están relacionadas con configuraciones de los terminales. Hay muchas nuevas radiobases 4G en la capital y muchos nos han tenido experiencias de trabajo en la red”. Sin embargo, la funcionaria recordó también que, a diferencia de los paquetes de datos, la navegación nacional se descuenta también de los 1 024 MB del bono de la más reciente recarga internacional.

“La navegación .cu debería ser gratis”, reclamaron varios tuiteros.

Ante las reclamaciones, Hidalgo Rodríguez sugirió verificar el consumo del teléfono antes y al terminar de conectarse, y mantener una estadística diaria.

Al analizar algunas fotos que los usuarios compartieron en Twitter para demostrar que sus datos se habían “esfumado”, Yordy Navarro aclaró en esa red social que, aunque muchas personas consultaban el estado de sus datos móviles por la vía tradicional, esta no funcionaba para saber la información de este bono.

“Veo gente consultando el *222*328# y por ahí no les va a salir si tienen dicha promoción”. Aconsejó que quien quisiera conocer el saldo de su bonificación debe marcar el código USSD *222*266#.

Ninguno de estos detalles en relación al bono de la más reciente recarga internacional ha sido ampliamente informado por la empresa de telecomunicaciones; como tampoco el gasto por la navegación en sitios nacionales.

El acceso a páginas y aplicaciones nacionales y la expansión de la 4G con el respectivo aumento de la “velocidad” podrían ser, por tanto, motivos del rápido consumo de la reciente bonificación. Pero las experiencias de los usuarios sugieren que hay más razones. Además, hasta el momento, solo un millón de clientes de telefonía móvil en Cuba tienen acceso a la 4G y 3, 7 millones a la 3G; el resto se mantiene utilizando la 2G.

Foto: Enrique Torres.

Foto: Enrique Torres.

LA INESTABILIDAD DE LOS DATOS MÓVILES

“No dejes los datos móviles activos de manera permanente, desactiva la tarifa por consumo, restringe el uso de datos en segundo plano, desactiva las sincronizaciones y reproducciones automáticas”, sugiere ETECSA en una de sus publicaciones en el canal de Telegram. “Al ser la conexión más rápida percibirás un mayor consumo de datos en menor tiempo. Te sugerimos realizar descargas y actualizaciones desde la red wifi”.

Maykel, un informático meticuloso con el consumo de sus datos móviles, dice medio en broma medio en serio, que su celular tiene un salidero. “¡Se me fueron 2 GB en seis días! Imagínate”, dice.

Él usa cortafuegos, tiene deshabilitada la conexión en segundo plano, usa aplicaciones lite con el ahorro de datos activados (no reproduce automáticamente archivos multimedia) y monitorea constantemente sus estadísticas de conexión. Los 2 GB solían durar mucho más tiempo.

Aunque confirma que la inestabilidad del servicio es anterior a la nueva promoción, reconoce que, a partir de la nueva recarga internacional y la bonificación con 1 024 MB, la conexión ha empeorado.

Sin embargo, en recientes declaraciones a la prensa, Frank Pavón Carbonell, director adjunto de la Vicepresidencia de Operaciones, aseguró que la instalación y optimización de radiobases ha contribuido al comportamiento estable de los servicios de Internet, datos, voz y sms en viviendas y zonas residenciales.

La percepción de los usuarios, no obstante, es otra.

Carlos Gómez reconoce que, como la red 4G —más extendida en el país a causa de la instalación de un mayor número de radiobases— permite una velocidad de conexión superior, incluso, a la de las zonas WiFi, el consumo de datos puede ser mayor y al usuario le es difícil percibirlo. “Pero en los últimos días algo raro pasa porque aún con la red inestable y sin conexión, los datos siguen gastándose”, dice.

Para Gómez el problema podría estar en la obsolescencia de los servidores y la plataforma técnica que utiliza ETECSA.

Aunque estén instalando nuevas radiobases en el país para descongestionar la red, la arquitectura del sistema sigue siendo débil y ocasiona estos desajustes. Cuando hay inestabilidad en la plataforma, y siempre y cuando los datos móviles estén activados, hay riesgo de consumo no deseado.

El ERROR EN LA TARIFICACIÓN DE LAS CUENTAS NAUTA

El youtuber Daguito Valdés denunció en su cuenta de Facebook y Twitter que había perdido más de 100 horas de su cuenta Nauta Hogar. En las respuestas a sus publicaciones, varios usuarios aseguraron que habían tenido el mismo problema que él.

“Hubo un problema de conversión de saldo-tiempo. Es decir, el tiempo que teníamos no era tal tiempo, sino más (casi el doble) del que realmente debíamos tener, de acuerdo al saldo en nuestras cuentas”, escribió Daguito un día después.

Según le informó la jefa del Grupo de Comercialización de la División Oeste de ETECSA, “en los últimos días se estuvo trabajando en corregir el error y es por eso que a la mayoría de nosotros nos bajó el tiempo casi en el mismo momento y, a muchos, aproximadamente la mitad de las horas que nos mostraba el contador”.

Valdés reconoció que, al calcular las horas que debía tener según la tarifa actual (0.30 CUC/hora) y el saldo de su cuenta, no había ningún error en el descuento.

Aunque Valdés explicó sentirse satisfecho, la empresa de telecomunicaciones no ha ofrecido una disculpa pública o explicación del porqué de este error en la tarificación del tiempo disponible en las cuentas Nautas. Algunos usuarios aún se preguntan qué pasó.

¿Y LA CULPA?

Una nota publicada en la página web de la empresa avisó a los clientes sobre la reducción de los horarios (de lunes a viernes de 9:00 a. m. a 1:00 p. m.) de las oficinas comerciales como medida de protección ante la COVID-19.

Nelson Madruga, community manager de Cubacel, aseguró a Julita Osendi que a esa reducción de personal se deben las dificultades para atender las quejas de la población en breve tiempo. También lo confirmó la vicepresidenta de integración de redes en ETECSA, Lidia Hidalgo, en la red social Twitter.

“¿Por qué entonces no hacen como otras empresas que garantizan la atención al cliente desde las propias casas de las operadoras?”, preguntó un usuario.

Casi 5 millones de cubanos se conectan a Internet a través de las redes de trasmisión de datos 3G y 4G. Según fuentes oficiales, durante el llamado a quedarse en casa para evitar la COVID-19, el tráfico en la red ha aumentado en un 60 %.

A pesar de la disminución del costo de conexión y la extensión de vida de las cuentas Nauta permanente, las facilidades para quienes poseen el servicio de Nauta Hogar y la disminución de un 50 % en el costo de datos móviles desde la 1 hasta las 6 de la mañana, los clientes cubanos todavía refieren inestabilidad en los servicios y altos precios.

“Las quejas y disgustos de los clientes se resolverían con un modelo de cobro justo, con una tarifa plana”, insisten en las redes sociales varios usuarios.

ETECSA asegura que su misión es “satisfacer las necesidades de nuestros clientes y de la sociedad en general, ofreciendo servicios de telecomunicaciones que tributan al incremento de la calidad de vida de los cubanos, con una alta responsabilidad social en función de la informatización y el desarrollo del país”.

 

 

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, PUEDES SEGUIR NUESTRA COBERTURA ESPECIAL EN ALIANZA CON PERIODISMO DE BARRIO AQUÍ.