LA HABANA, 23 dic 2019 (IPS) – El año que despide Cuba comenzó con un tornado que recordó a los habaneros la destrucción que causaría el paso de un huracán por la capital, transcurrió bajo un recrudecido embargo estadounidense y termina con un tímido crecimiento económico de apenas 0,5 por ciento.

El dato brindado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se incluye en el Balance Preliminar 2019 del organismo, según el cual la región crece apenas 0,1 por ciento en promedio y las proyecciones para 2020 se mantendrán en torno al 1,3 por ciento.

Al confirmar el bajo crecimiento de la economía, durante una reunión de trabajo previa a la última sesión anual de la Asamblea Nacional (parlamento unicameral), el 20 y 21 de diciembre, las autoridades cubanas culparon al fortalecimiento del embargo estadounidense y otros factores adversos.

“Los crecimientos en medio de esta situación son más meritorios”, comentó, no obstante, el presidente Miguel Díaz-Canel, para quien “cuando se ha vivido un año tan tenso, en el cual pese a las amenazas y limitaciones se han derrotado los planes del imperio, crece la confianza, el optimismo, la seguridad, la decisión y el compromiso”.

Las tensiones económicas se agudizaron tras la reducción en 2016 del aporte petrolero de Venezuela, principal abastecedor energético de Cuba y cuya economía cierra 2019 con una contracción de – 25,5 por ciento, seguido de Nicaragua (-5,3 por ciento), según la Cepal.

Integrantes de la brigada médica cubana que prestaba servicios de salud en Bolivia entonan las notas del himno nacional de Cuba después de su llegada al aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, el 16 de noviembre. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Integrantes de la brigada médica cubana que prestaba servicios de salud en Bolivia entonan las notas del himno nacional de Cuba después de su llegada al aeropuerto internacional José Martí, en La Habana, el 16 de noviembre. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Cuba terminó 2018 con un crecimiento de apenas 1,2 por ciento y comenzó el nuevo año con fuertes tensiones financieras por la reducción de los ingresos previstos debido a la caída en las exportaciones, el turismo y la producción azucarera.

Esos pobres resultados obligaron a reducir las importaciones, lo cual se tradujo en desabastecimiento alimenticio y escasez de medicamentos, que al finalizar 2019 aún se manifiesta en ofertas inestables y reducidas en las llamadas tiendas recaudadoras de divisa. Sin embargo, se mantuvo la canasta básica a precios subsidiados por el Estado.

Un aumento salarial decretado en julio benefició a más de dos millones de trabajadores y pensionados del sector presupuestado, que abarca los tribunales, educación y salud pública, órganos de gobierno, medios de comunicación, cultura y deporte, entre otros. El salario mínimo que era equivalente a nueve dólares, aumentó a 16 dólares.

Durante el año, Washington acrecentó sus medidas financieras y comerciales para impedir ingresos monetarios y el traslado hacia la isla caribeña del petróleo importado. Con medidas de ahorro y reducción obligada de combustible en el sector público, el gobierno logró evitar los temidos apagones programado en el sector residencial.

El listado de medidas estadounidenses incluye la activación desde el 2 de mayo del título III de la ley de embargo Helms-Burton que confiere a ciudadanos estadounidenses,  incluidos aquellos de origen cubano nacionalizados, el derecho de enjuiciar a quienes estén “traficando” con propiedades confiscadas en los años 60.

Reducción a solo 1 000 dólares trimestrales de las remesas familiares desde Estados Unidos, prohibición de los vuelos hacia provincias cubanas de aerolíneas estadounidenses, cancelación de permisos de viaje a la isla caribeña en barcos de recreo y de pasajeros, incluidos los cruceros.

Entre los grandes perdedores figura el turismo, principal fuentes de recursos monetarios del país, que espera recibir al cierre del año unos 4,3 millones de visitantes, 700 000 menos que los proyectados.

También el sector vinculado al trabajo por cuenta propia (privado) – taxistas, restaurantes, hospedajes-, sufrió el impacto de la agresividad estadounidense.

El plan es “afectar, aún más, la calidad de vida de la población, su progreso y hasta sus esperanzas, con el objetivo de herir a la familia cubana en su cotidianidad, en sus necesidades básicas, y paralelamente acusar al gobierno cubano de ineficacia. Buscan el estallido social”, había alertado en julio el gobernante cubano.

Diputados participan en la sesión de clausura de la IX legislatura de La Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), en la que votaron el texto final de la nueva Constitución de Cuba, en diciembre de 2018. La nueva ley fundamental entró en vigor en abril de este año. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

Diputados participan en la sesión de clausura de la IX legislatura de La Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento), en la que votaron el texto final de la nueva Constitución de Cuba, en diciembre de 2018. La nueva ley fundamental entró en vigor en abril de este año. Foto: Jorge Luis Baños/ IPS

La campaña estadounidense contra la exportación de servicios médicos y el retorno de gobiernos neoconservadores en países latinoamericanos privó a Cuba de los importantes recursos financieros que recababa en algunos de ellos.

En noviembre de 2018, La Habana retiró de Brasil sus más de 8 500 profesionales de la medicina que integraban el programa Mais Médicos.

El gobierno cubano acusó al presidente ultraderechista Jair Bolsonaro de mantener una posición “hostil, irrespetuosa y ofensiva” hacia esos profesionales que laboraban en regiones pobres y remotas del gigante sudamericano, mediante un acuerdo vigente desde 2013.

Ecuador decidió en noviembre concluir, alegando razones económicas, seis convenios de cooperación científica y asistencia técnica, establecidos con Cuba desde 2009.

En ese lapso, 3 565 profesionales cubanos que laboraron en esa nación sudamericana realizaron 212 360 intervenciones quirúrgicas, asistieron 3 548 partos y aplicaron más de 100 000 vacunas.

En un reciente artículo publicado por el portal oficial Cubadebate, el exministro de Economía José Luis Rodríguez calculó que los servicios médicos aportaron a Cuba “un estimado de 11 543 millones de dólares como promedio anual” entre 2011 y 2015.

Esta nación insular caribeña también ofrece servicios gratuitos mediante el llamado Programa Integral de Salud, destinado a 27 países con menos recursos como Haití, Bolivia, El Salvador, Guatemala, Nicaragua, Honduras, Etiopía, Congo, Tanzania y Zimbabwe, entre otros.

Por razones de seguridad, Cuba dispuso el 15 de noviembre el retiro desde Bolivia, de su contingente de más de 700 colaboradores, en su mayoría médicos, tras la crisis institucional que forzó la renuncia del presidente Evo Morales. Desde 2006, cuando Morales llegó al poder, 17 684 profesionales de la salud laboraron en ese país.

En el plano internacional, el presidente Díaz-Canel recibió en marzo la visita del príncipe Carlos de Gales heredero de la corona británica y su esposa, la duquesa de Cornualles, y en noviembre a los reyes de España, Felipe VI y Letizia, en el primer viaje oficial a Cuba de un monarca español.

Durante su estancia, Felipe VI y Letizia asistieron junto a Díaz-Canel a la firma de un Acuerdo para el Marco de Asociación País Cuba España 2019-2022, en materia de cooperación internacional para el desarrollo. España figura entre los tres primeros socios de comerciales de Cuba, junto a China y Venezuela.

Alrededor de 300 empresas españolas tienen presencia en la isla, y en el sector turístico las firmas españolas dominan el mercado, con más de 70 por ciento de la industria hotelera a cargo de corporaciones como Meliá, Iberostar y Barceló, amenazadas con sanciones por Washington.

Entre los objetivos de viaje institucional de la corona figuró el respaldo a las empresas españolas con inversiones en Cuba.

A mediados de octubre, el entonces ministro de Asuntos Exteriores español, Josep Borrell, actual alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y vicepresidente de la Comisión Europea, dejó el mensaje de que el bloque comunitario trabajará para impedir la aplicación extraterritorial de la Helms Burton.

Entre 35 y 37 por ciento del intercambio comercial cubano se realiza con la UE, cuyas exportaciones a este país entre enero y septiembre de 2019 ascendieron a 1 570 millones de euros (1 739 millones de dólares), con un crecimiento del 3,12 por ciento en relación con similar período del año anterior.

En materia climática, al llegar el fin de la temporada ciclónica, que se extiende desde junio a noviembre, no pocos habaneros se congratularon de un año sin huracanes, sobre todo ante el recuerdo del tornado que el 27 de enero dejó una estela de destrucción en su trayectoria de unos 20 kilómetros por cinco municipios densamente poblados de la capital.

El huracán Irma que del 8 al 10 de septiembre de 2017 impactó varias provincias cubanas, ocasionó la muerte de 10 personas y perjuicios materiales estimados oficialmente en 13 000 millones de dólares, un gasto que aún gravita sobre la economía cubana.

 

Este texto fue publicado originalmente en IPS Cuba y su autora es . Se republica íntegramente en elTOQUE con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.