“Llamamos a la caballería” es el título de la cuarta entrega de El Enjambre, donde acompaña al grupo por vez primera el Doctor en Ciencias Jurídicas Julio Antonio Fernández Estrada, quien ofrece detalles sobre los procesos legales detrás de fenómenos como el de los “regulados”, personas a las que se les impide salir del país, y las “detenciones arbitrarias” en Cuba.

Lucía March dio apertura al intercambio recordando que este sábado, 2 de noviembre, fue el Día Internacional para poner fin a la impunidad de los crímenes contra periodistas, declarado por las Naciones Unidas.

“Hoy tenemos un episodio diferente”, continuó Camilo Condis, quien confesó que desde que se transmite El Enjambre lo primero que hace es revisar el grupo de debate del podcast en Telegram (@enjambredebate). “Nos falta Ale, que por compromisos laborales no nos pudo acompañar, pero vamos a suplir esa ausencia con un invitado especial”.

Sobre las nuevas medidas económicas en Cuba y el inicio de las compras de diversos equipos electrodomésticos en las tiendas comercializadoras estatales en moneda libremente convertible, Condis llamó la atención sobre algunos comentarios de los usuarios en Twitter que se dirigieron con euros al banco para introducirlos en sus tarjetas. Al llegar a la entidad bancaria les fue cambiado este dinero por dólares americanos y se les aplicó el gravamen del 10%, “lo cual es una violación de lo que se dijo que iba a suceder. Tienen que tener mucho cuidado quienes decidan abrirse estas tarjetas e ingresar dinero; si lo van a hacer en una moneda que no sea el dólar estadounidense, no pueden permitir que les apliquen el gravamen”.

Luego de una breve introducción en la que ambos twitteros hicieron referencia a las reacciones de los usuarios sobre el podcast anterior, le dieron la palabra al Doctor Julio Antonio Fernández Estrada, quien dio una explicación de la historia legal cubana a partir del triunfo de la revolución:

“En 1959 en Cuba se adoptó la Ley fundamental de 1959, una ley constitucional que asumió la Constitución de 1940 con algunos cambios radicales. Lo más importante es que se cambió toda la estructura estatal, porque el órgano legislativo de la del 40 era el Congreso, el cual fue sustituido por el Consejo de Ministros, que empezó a hacer funciones, no solo de gobierno sino legislativas, y eso pasó durante 17 años, con Fidel como Primer Ministro.

“En el 76 se propone una nueva Constitución que se llevó a referéndum como pasó ahora, y más del 97% de la población con edad electoral votó a favor. Esa Constitución es la que estuvo vigente hasta 2019 con algunas reformas parciales. En el año 92 se hizo la más importante, debido a la crisis económica en Cuba por la caída del campo socialista, para poder adaptarnos a la nueva realidad. Se creó la propiedad de las empresas mixtas, se aligeró la doctrina del Partido, más democratización a nivel popular …

“En 2002 fue la última, para hacer irreversible el carácter socialista del sistema económico y político. Fue una respuesta al Proyecto Varela, que aunque tuvo el respaldo de las 10 000 firmas no llegó a la Asamblea Nacional. Luego vino el momento actual en el que una Comisión prepara la Constitución, viene una consulta popular, se lleva a referéndum y poco más del 78% de la población con edad electoral vota Sí”.

¿Cuál es la diferencia entre una Asamblea Constituyente y una Comisión Redactora?, preguntó Condis al invitado. Según explicó el experto, la primera se conforma por una elección popular donde se representan diferentes partidos, gremios y opciones políticas y puntos de vista. Se discuten varias propuestas hasta producirse el documento final que se lleva a referéndum. Y una Comisión es un grupo cerrado de diputados y diputadas de la Asamblea Nacional —en este caso— que elabora la propuesta, designado probablemente por el Partido Comunista de Cuba.

Uno de los temas que se trató con mayor profundidad en el presente episodio fue el de los regulados y la base legal en la que se sustenta el gobierno para prohibirles la salida del país. Condis interrogó al invitado acerca de la veracidad de las afirmaciones del Ministro de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, sobre que dichas regulaciones migratorias son similares a las de otros países, y si se ejecutan de acuerdo a las leyes vigentes y la Constitución.

“Lo primero es que existe el derecho humano al libre movimiento. La misma Constitución cubana se contradice al respecto con una excepción a este derecho que normalmente no debería existir, como lo indica el derecho constitucional, que dice que la ley dirá cuáles son las excepciones a esto.

“Hay excepciones generales que tienen casi todos los ordenamientos jurídicos del mundo, como dice el Canciller, que son excepciones de interés público, moral, de seguridad y defensa nacionales, de relaciones internacionales… Pero lo que sucede es que casi ninguno de los regulados cubanos cumple esos requisitos: no conocen secretos, no forman parte de causas pendientes, no son prófugos de la justicia, no son condenados convictos, son personas que están reguladas como sanción política”.

De igual manera, los jóvenes dialogaron con el jurista acerca de las posibles alternativas posteriores que tendrían los regulados para indagar por su situación en instancias gubernamentales, la viabilidad de la intervención de organizaciones internacionales, y el derecho a reclamar por daños económicos y morales al darse por enterados de dicha regulación justo en el momento de la salida en la Aduana del aeropuerto.

El segundo tema del debate fueron las llamadas “detenciones arbitrarias”. ¿Qué son en términos legales? —preguntó Condis a Fernández Estrada—, quien explicó que se trata de cualquier tipo de detención a un ciudadano sin cumplir los requisitos de procedimientos que la ley impone y los derechos de la persona. A su vez, March introdujo el término de “habeas corpus”, “una garantía —según definió el jurista— que se convierte en un procedimiento expedito, con representación de un abogado o sin ella, mediante el cual una persona puede pedirle a un tribunal competente que se le libere si está privada de libertad sin justificación”. Con la nueva Constitución, Fernández Estrada apuntó que la Ley Penal y la Ley de Procedimiento Penal deben ser reformadas parcial o totalmente.

Condis y March agradecieron al invitado sus intervenciones aclaratorias de estos procesos legales y expresaron su satisfacción ante el crecimiento del grupo de debate de El Enjambre en Telegram y de las suscripciones al podcast. Asimismo, recomendaron la cuenta @evoluciona18, que aboga por la igualdad de género y en contra del machismo y la violencia hacia la mujer.

Los oyentes apreciaron la participación del abogado Julio Antonio Fernández Estrada por medio de tuits a favor de esta nueva iniciativa: “Muy recomendable @radioenjambre cada semana hace mejores programas, muy buena idea llevar un experto en derecho al programa, ojalá se haga habitual llevar expertos…”, tuiteó @NovasVilla. Por su parte,  @LeydisLuisa afirmó: “Muy bueno el Episodio 4 de @radioenjambre. Toda mi admiración y todo mi respeto para el profe Julio Fernández. PD: Morí con el cuento de la caldosa y la llama eterna”.

No faltaron las bromas habituales de los seguidores, esta vez haciendo alusión a la ausencia de Alejandro Rojas: “Voy a presentar una denuncia en el partido porque @alerojas_cu no apareció hoy en @radioenjambre. Eso fue una patraña imperialista”, comentó @Candela86499358.

Puedes escuchar los anteriores capítulo de El Enjambre en https://www.ivoox.com/podcast-enjambre_sq_f1781784_1.html

 

Las opiniones de los participantes en El Enjambre no representan la postura editorial de nuestro medio.