Cuando Renier Jorge sintió que su empleo como profesor no llenaba sus expectativas profesionales y humanas, hizo lo que siempre hace ante cada encrucijada: orar. Armado de su fe dice que Dios le mostró un camino que se le antojó tan difícil como el recorrido por Moisés, de Egipto a Israel…

Por: Charly Morales

Por eso le puso MoisésSoft a su pequeña empresa de software que ha querido ser pionera en aprovechar internet como herramienta de publicidad, con todo lo desconocida y sub-utilizada que aún es en Cuba. Muchos emprendedores comprenden poco a poco la necesidad de promocionarse en la Web, y otros lo descubrirán tarde o temprano. Con esa certeza, Renier se lanzó a una aventura que ya tiene 8 años.

MoisesSoft oferta servicios de hosting y dominio, desarrollo de páginas Web, publicidad online, gestión de redes sociales, envío de SMS, diseño e impresión. Renier comenzó solo, buscándose clientes interesados en hacerse una página Web. Ahora los clientes lo buscan a él, pues ya tiene un prestigio, un staff e incluso una sede que pronto inaugurará. Con fe, diligencia y luz larga…

Foto: Alba León Infante

Pero este oriundo de Cumanayagua, poblado de Cienfuegos célebre por su carretera repleta de curvas, no siempre fue un santo…

“Fui un estudiante rebelde, las clases no llenaban mis expectativas”, confiesa quien renunció a la carrera de Ingeniería Industrial para irse a estudiar una carrera que lo seducía más, la Informática. En la antigua base militar soviética de Lourdes, reconvertida en Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), sintió el llamado de la fe. Un amigo lo llevó a un templo metodista, y ahí recibió al Espíritu Santo.

“El cristianismo me cambió en todos los sentidos, empezando por la mentalidad. Por ejemplo, yo crecí creyendo que ganarse el pan como ahora lo hago era algo malo, pero la religión me abrió los ojos. Descubrí muchos nichos de mercado en mi campo, pero en la UCI tenía muchas restricciones, así que me fui”, relata Renier, quien le reconoce a su antiguo trabajo el rigor y sentido de responsabilidad que fomenta en sus estudiantes.

Foto: Alba León Infante

“MoisesSoft brinda un servicio integral, que le ahorra al cliente acudir a terceros para atender sus necesidades. Por ejemplo, a diferencia de otros programadores que trabajan sobre plantillas pre-establecidas, nosotros tenemos un diseñador profesional que arma un producto según los intereses, necesidades o gustos del cliente”, explica.

Cualquiera puede acceder a los servicios de MoisesSoft a través de su página web, e incluso crearse un perfil de su negocio, con posibilidad de subscribirse y recibir SMS y notificaciones de primera mano. “Nuestro servicio de mensajería es muy efectiva para promocionar y posicionar los negocios, porque cada vez más personas tienen teléfono celular, no así Internet. Al abrirse una cuenta en nuestro portal, los usuarios pueden administrar sus promociones y hacerlas llegar a su público meta”, precisa.

No todo es color de rosa. Como buen ciudadano –y cristiano- Renier apuesta por la legalidad, pero su marco aún es deficiente. Por ejemplo, como cuentapropista no puede hacer contratos con empresas extranjeras, ni cobrar cheques en CUC, ni hacer compras a nombre de su empresa. La proliferación de las zonas WiFi es un avance, pero lo ideal para su negocio –y la publicidad en general- sería un acceso a Internet más inclusivo y asequible al bolsillo promedio.

Renier admite que extraña dar clases, pero de cierta manera, ser un emprendedor le ha permitido socializar conocimientos, y dictar cátedra en el difícil arte de perseguir un sueño y ser profeta en su propia Tierra. Incluso si hacerlo exija pararse ante un mar de dificultades y abrirlo en dos para avanzar…

Foto: Alba León Infante