La maternidad no es un padecimiento, aunque sí lleva cuidados.  Una mujer embarazada debe fortalecerse física y mentalmente durante la gestación y después del parto. Eso lo saben bien los miembros de MaterClub.

Junto a cada bebé sano hay una madre que trasformó su cuerpo para darle vida a ese nuevo ser. Mientras los recién nacidos muestran sus primeras sonrisas, el cuerpo de la madre todavía duele. Y dolerá por mucho tiempo si no lo cuida.

«La maternidad es un tránsito en la vida donde las mujeres tienen que mantenerse activas para estar saludables. Estudiamos mucho el programa del Instituto Nacional de Deporte y Recreación, de ejercicios para lactantes y embarazadas» —explica Oliesky.

De las propias necesidades de Mónica Meluzá y Oliesky Fabre surgió MaterClub, un joven proyecto ubicado en el Vedado capitalino, y que pronto se convertirá en punto de encuentro de muchas familias cubanas.

«Queríamos crear un espacio de intercambio a donde viniera una embarazada o una madre con su bebé para compartir miedos, dudas, experiencias. Pero principalmente un espacio para la actividad física, porque somos promotores de la actividad física, esa es nuestra razón de ser».

Puede ver un video aquí

Mónica es ginecóloga de profesión, y una apasionada de la práctica de ejercicios físicos. Oliesky es arquitecto y su pasión por emprender son su motor de vida. Comparte con Mónica, además del amor de pareja, la preocupación por el cuidado del cuerpo. Su diabetes lo ha hecho aficionarse a los ejercicios.

Pero en el caso de Mónica se juntaron las dos experiencias: la de ser madre y la de ser ginecóloga. «Es muy interesante ser la médico y la paciente».

MaterClub viene siendo la unión perfecta de estos dos jóvenes, con el plus añadido de Diego, su niño, que nació mientras se gestaba este proyecto.

«Con el embarazo de Mónica y el nacimiento de Diego hemos tenido de primera mano la materia prima. Conocemos con exactitud las necesidades que se van generando en cada etapa» —dice Oliesky, e intenta que su hijo no le arrebate el micrófono durante la entrevista.

MaterClub tiene a su favor el hecho de ser el único emprendimiento en Cuba pensado específicamente para mujeres embarazadas o en puerperio. Mientras se organizaba el negocio, sus creadores hicieron un estudio de mercado pero no encontraron homólogos. Algunos gimnasios cuentan con espacios para que las embarazadas se ejerciten, pero no tienen una metodología específica ni el personal dedicado únicamente a esta tarea.

La participación de especialistas es uno de los elementos diferenciadores respecto a otros emprendimientos homólogos. Tomada de Tremenda Nota

La participación de especialistas es uno de los elementos diferenciadores respecto a otros emprendimientos homólogos. Tomada de Tremenda Nota

Además de los preparadores físicos, trabajan dos psicólogas; dos jóvenes recién graduadas que encontraron el sitio ideal para poner en práctica todo lo aprendido durante la carrera. Ana Laura Escalona es una de ellas:

«Nosotros siempre utilizamos la palabra acompañar desde la humildad que lleva; no es imponer, no es decir estas son las recetas, este es el manual de instrucciones, porque eso sería hipocresía, no es real. Los padres son los que tienen la experiencia y son los que tienen a sus bebés día a día, nosotros solo los tenemos una hora».

Contar con personal del área de la Psicología es un valor añadido, pues durante la maternidad son necesarias las recomendaciones de esos especialistas, quienes conocen las herramientas para aconsejar en cada situación.

El objetivo fundamental de MaterClub es crear una familia; unir a las madres, los padres, los abuelos, los tíos y los amigos que hay alrededor de cada bebé.

«Los padres han sentido la necesidad de llevar a los niños, a la familia, a un lugar como este en donde puedan compartir sus experiencias —dice Oliesky—. Por ejemplo, cuando la mujer se embaraza se hace una serie de pruebas, de chequeos médicos. Cuando el niño nace la madre recibe atención médica pero desde el punto de vista psicológico se queda necesitada, y aunque existan los profesionales, a lo mejor la madre no tiene ese espacio para buscar ayuda.  MaterClub sirve para eso».

En verdad, un espacio así debió existir desde hace tiempo. Eso piensa Marta María Ramírez, otra de las promotoras, y madre de una pequeña bebé.

«Hubiera deseado que este espacio existiera en el momento en que estaba embarazada. [En Cuba] el embarazo sigue siendo patologizado, y no es el concepto que aquí se desarrolla [en MaterClub], más de acompañamiento, más de tribu. Para los cubanos el embarazo se cursa sobre todo en reposo, alimentándose, pero sola la madre, dentro de la casa haciendo el mayor reposo posible».

Oliesky Fabre y Mónica Meluzá son los creadores de MaterClub. Tomada de Tremenda Nota

Oliesky Fabre y Mónica Meluzá son los creadores de MaterClub. Tomada de Tremenda Nota

***

En el mes de enero, MaterClub abrió de forma gratuita, durante una semana, las puertas a todas las familias que quisieran conocer sobre la iniciativa de Mónica y Oliesky. Muchas personas llegaron con sus bebés; madres junto a los padres, a las abuelas y abuelos, con amigos y amigas; mujeres que aún no se han decidido a ser madres pero que conocieron de cerca el proceso de la maternidad.

«Realmente esa semana sirvió de termómetro. Sabíamos que con el tema del embarazo tendríamos que hacer un poco más de hincapié en la estrategia de comunicación. Sin embargo, la estimulación temprana, el trabajo con niños y niñas ha sido mucho más demandado. Eso indica por dónde va nuestro modelo de embarazo y de crianza» —comenta Marta María, quien además trabaja de comunicadora del proyecto.

Pero no solo de ejercicios físicos y de psicoanálisis se habla en MaterClub. También usan un lenguaje inclusivo, porque cada vez que Ana Laura interviene en el taller de Estimulación Temprana, lo hace de forma inclusiva.

«Es un proceso de desaprendizaje. El lenguaje de género o lenguaje inclusivo es un ejercicio consciente que nos hemos propuesto. Estamos recorriendo ese camino. Pensamos que así podemos construir un mejor futuro para las niñas y los niños».

MaterClub será ese espacio demandado por muchas familias cubanas, donde se piense en la mujer embarazada y en las puérperas. Y, sobre todo, será un espacio donde la paternidad corresponsable esté incluida, otros de los temas pendientes en la Cuba de hoy.

Estimulación temprana en Materclub de Cuba

La estimulación en edades tempranas del bebé ha sido una de las propuestas que mayor aceptación ha tenido.

 

Este texto fue publicado originalmente en Tremenda Nota. Se republica íntegramente en elTOQUE con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.