Lleva el cabello largo y rubio, y una silueta escultural que atrapa miradas a su paso. En su pie derecho, la marca con tinta de una frase en un pentagrama: Lo más grande de la vida; a su lado, el signo de la clave de sol. A su cuarto lo adornan retratos de Steven Tyler (cantante de Aerosmith), Kelvis Ochoa, Buena Fe y Rocío Jurado. La música, toda ella, la acompaña siempre.

Camila López Rodríguez es profesora de Apreciación e Historia de la Música de la Facultad de Artes y Letras, de la Universidad de La Habana, y será una de los pocos jóvenes cubanos que podrán narrar, al hablar de su vida, que cantaron en el mismo escenario junto a The Rolling Stones.

“La profesora de la Scholla Cantorum Coralina, Alina Orraca, me llamó para que formara parte con la escuela que ella dirige en el concierto, ya que el coro, hasta el momento, está invitado a cantar la canción You can´t always get what you want con la banda”, cuenta con un nerviosismo que confiesa no ha podido superar.

No es seguidora de la agrupación, mas Camila asegura reconocer sus piezas más famosas, sobre todo porque su padre es un gran fanático de ellos.

“Han sido momentos fundamentales en la historia de nuestro país. Sentí tanta emoción que hasta quería llorar. Probablemente pasen muchos años antes de que vuelva otro Papa a Cuba, y si viniera quizá yo no pueda presenciarlo”.Aunque se sabe dueña de una oportunidad única, no es la primera vez que participa en actividades de alta repercusión para la cultura cubana. Unos meses atrás formó parte del coro de la misa ofrecida por el Papa Francisco, en La Habana.

Decido apelar a la Camila profesora y lanzo la pregunta: Y ahora con la llegada de esta agrupación legendaria del rock and roll, ¿cuál es el impacto que crees que esto podría causar para la cultura y la música de la nación? “The Rolling Stones es una banda que han influenciado muchísimo no solo en la música cubana, sino a escala mundial. El hecho de que vengan a la Isla por primera vez, junto con otros acontecimientos que están sucediendo en estos momentos, como la visita del presidente Barack Obama, va a marcar una huella en la cultura nacional”.

Camila se adapta a los estándares de mujer fuerte. Su voz de soprano no desafina ni en el Ave María de Schubert, ni al gritar improperios a los choferes que se le adelantan a su Lada rojo vino. En la reproductora un Mp3 variado con temas de Alaska, Janis Joplin, Michael Jackson, María Elena Walsh y Habana Abierta no para de sonar.

“Creo que para el público cubano será muy importante y significativo, sobre todo por lo que he visto en las redes sociales. Todos los años de prohibición de grupos como The Beatles y The Rolling Stones en la Isla marcaron a varias generaciones, y la presencia de estos últimos en el panorama musical mundial cala también en los más jóvenes, por lo que están necesitados de estos influjos de música foránea”, afirma como impartiendo una conferencia a sus alumnos de cuarto año.

Mueve el pelo largo y se reacomoda las gafas en un deje de glamour. Antes de despedirse, casi en la postdata de nuestra entrevista, apunta: “Esto también coincide con un momento en el que el país se está abriendo al mundo y se encuentra prácticamente de moda. Y hay que estar ahí para formar de parte de la propia historia de la música y de Cuba”.

 

Lea también otros temas de nuestro especial. StonesCuba

La Habana espera por los Rolling Stones

“El Viernes Santo vinieron los dioses”

Si los Rolling no van a tu casa…

El primero en llegar al concierto de los Rollings

Pura gozadera con los Rolling Stones

Déjà Vu

Llegan los Rollings