eltoque_logo
Plenaria del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Tomada del periódico Trabajadores

Plenaria del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Tomada del periódico Trabajadores

¿Y mi Morena? Ideas sobre el pluralismo político en Cuba

Este título parece el de una canción de salsa o música tropical. Sin embargo, se trata de un artículo sobre política y derechos humanos. La discusión sobre las diferencias entre el pluripartidismo y el pluralismo político ha vuelto a ponerse sobre la mesa y trataré hoy de refrescar mis argumentos sobre esas distinciones.

La pregunta que rige este debate es la siguiente, ¿es posible lograr una sociedad con pluralismo político si en ella el sistema político está encabezado por un partido único?

En las aulas de la Universidad de La Habana dije mil veces que sí, que es posible, y ahora reitero mi respuesta. Pero creo también que existe el derecho humano a crear un partido político, siempre que se cumplan los requisitos legales para su fundación, acreditación, membresía, financiamiento, inscripción, etc.

¿Cómo es posible lograr el pluralismo con una fuerza política dominante y hegemónica?

No basta con la democratización interna del partido único que sea, sino que es indispensable la democratización de toda la sociedad, de las escuelas, de los planes de estudio oficiales, de las universidades, de las empresas, de las fábricas, de las cooperativas, de los municipios, del Estado y del gobierno.

En una sociedad democrática, en la cual los valores de la república sean importantes, el pluralismo político es esencial; esto significa el uso de la deliberación, de los debates públicos, la publicidad de las opiniones contrarias a la oficial o a la del partido único; es necesario que se visibilicen los argumentos de la oposición, porque una cosa es que no funden partidos y otra que no se sepa qué piensan del país donde viven.

La democracia es dura de masticar y de digerir pero es alimenticia y gratificante. No deberíamos vivir sin ella, por eso la reivindico como un derecho y no como un accidente de la política concreta en cada Estado.

El pluralismo político es posible con una sociedad civil activa, libre, creadora, que aporte a la vida social, que arroje luz sobre los problemas que el Estado no alcanza a resolver, que interactúe con el gobierno, que avalúe junto a él lo que se logra y lo que se pierde.

No puede haber pluralismo político sin un sólido derecho al asociacionismo, a la libertad de palabra y manifestación, sin derecho a acceder a los datos de gobierno que no sean secretos y, en todo caso, debemos saber qué es secreto y que no, para poder reclamar según corresponda.

En una sociedad democrática los partidos políticos no son lo más importante, podemos hasta decidir no militar en ninguno, como hago yo, pero eso no significa que me importe menos la política ni que no quiera participar.

La democracia es de todos, el partido es solo de los militantes. Yo vivo en un municipio y en él quiero participar, quiero planear el desarrollo local junto a mis compatriotas vecinos, quiero saber dónde se ponen los dineros, qué se hará con los impuestos recaudados este año, qué pasa con ese bache a través del cual se ve ya la otra parte del mundo.

El pluralismo político es posible con un solo partido, pero este partido no puede ser dueño de toda la política. El partido único puede mandar al Estado y puede dirigir la sociedad, pero para que haya pluralismo político esa dirección tiene que ser respetuosa de las diferencias, tiene que tratar de entender la diversidad política y tiene que entenderla como un derecho.

Yo preferiría que hacer política no fuera un pecado, que las organizaciones políticas legales no creyeran que son las únicas que piensan y actúan políticamente y que miraran al pueblo no como al que hay que convencer o calmar sino como al que hay que escuchar y respetar.

En el Estado de Derecho que empezamos a experimentar, el pluralismo político debería ser un principio, pero eso no quedó dentro de la Constitución. Hay que asumirlo como una derrota de la democracia. Como mismo tanto se ganó en algunos derechos, también es justo que recordemos que se perdió o no ganó el derecho a pensar políticamente diferente al Estado y al partido y no ser discriminados por esto.

Yo creo necesario confiar en las nuevas mentes y energías que laten en la patria, algunas de ellas dentro de cuerpos vetustos, pero mentes nuevas de todas maneras. Aunque también puede ser que esas mentes y sus valores, inteligencias, ideas, principios, conceptos, costumbres y propuestas no encuentren espacios para fundar nada nuevo, porque la idea oficial de construcción se limita a confiar en lo que ya ha sido fundado de antemano.

Para que la izquierda ganara en México hizo falta otro partido, uno nuevo; algo parecido pensó Fidel en 1953 cuando entendió que los partidos vigentes no alcanzaban para una revolución. Yo creo que para avanzar hay que confiar en el pueblo de Cuba y yo quisiera poder tener mi Morena, como la de AMLO (Andrés Manuel López Obrador), que no creó un partido nuevo para robar sino para pensar primero en los pobres.

En cambio, el pluralismo político es posible aun sin una Morena nueva y refrescante, pero hay que jugar duro a la democracia porque el soberano no es el partido único, sino el pueblo diverso.

 

Si te gustó este texto puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.

googleplay.jpg

48213581_490981338397495_1938203876079435776_n-1.png

Julio Antonio Fernández Estrada
Profesor titular. Licenciado en Derecho e Historia. Doctor en Ciencias Jurídicas.
julio-antonio-fernandez-estrada

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pocoyo

Muy bueno este artículo, me gustó mucho. Es un resumen de tantas ideas que existen en estos momentos. Si alguien escuchara e hiciera algo positivo para el pueblo ….
Pocoyo

ARMANDO CHAGUACEDA

En un debate maduro, capaz de rebasar nuestros sueños adolescentes, debemos tomar en cuenta en que medida las teorías coinciden con las prácticas. Dicho esto, coincido y discrepo con Julio Antonio. No se puede reducir el pluralismo a una de sus dimensiones político-institucionales (el pluripartidismo), pero sin esta última no ha habido, empíricamente hablando, pluralismo posible. Sí, hay pluripartidismos restrictivos, que condenan a la ciudadanía a elegir entre opciones programática, clasista e ideológicamente limitadas. Sucede cuando hay, por ejemplo, bipartidismos donde ambas formaciones expresan intereses de alianzas del capital con segmentos de clases medias y, a ratos, populares. EEUU podría ser un ejemplo. En Europa, con partidos de masas forjados en el seno de sociedades con claras disputas entre el trabajo y el capital, entre sectores de las clases medias aliadas a los obreros y con ideologías liberales, socialistas y conservadoras bien establecidas, el pluralismo es mayor. Lo que no ha existido es pluralismo sin pluripartidismo: por las funciones centrales que cumplen los partidos en las sociedades contemporáneas. Ni siquiera los intentos de diferenciación, debates y modos de participación en casos como el yugoslavo, llegaron a los talones de las democracias liberales de masas, con Estado de Bienestar, fundadas en la segunda posguerra. Si venimos a Latinoamérica, vemos que los casos más exitosos de democracia -esos que combinan la poliarquía con indicadores sociales relevantes, como Uruguay o Costa Rica- son regímenes pluripartidistas. No acabar de aceptar eso (nos) condena, en las ciencias sociales y, especialmente, en los estudios politológicos y de Teoría del Estado cubanos, a una minoría de edad. Y ningún recaudo que podamos exponer ex ante -el no plantear el pluripartidismo como defensa ante las acusaciones oficiales o porque realmente compartamos ese dogma de la Ideología de Estado -insisto, empíricamente moribundo- nos ayuda. Nos aisla, como un exotismo, de los debates contemporáneos -incluidos en el seno de las fuerzas progresistas mundiales- y nis impide ofrecer soluciones viables al subdesarrollo político nacional
ARMANDO CHAGUACEDA

Ángel

Interesante!! Pero debemos estar conscientes de que en Cuba volverá a haber democrácia controlada cuando los dioses de Wall Street así lo decidan… Por cierto, ni el señor López Obrador de México, ni el señor Fidel Castro son referentes y mecionarlos en bien quita elegancia y rigor académico al escrito…
Ángel

Yasmanis Cesar Cabrera Silva

La democracia no es mala más bien es justa y eso es bueno, el único problema es que no debería ser aplicado a todo (por lo menos el tipo de democracia q tienen allá) ya q aunque las contradicciones dan paso al desarrollo, en los gobiernos en los que participan más de un partido estos pueden llevar entre ellos a la muerte, la represión, el daño económico, ect. Ejemplo de esto tenemos a Venezuela( donde la oposición ha quemado vivas a personas y han sido apuñaladas, además de los enormes daños q dejan a las propiedades públicas, privadas y estatales aprovechándose estos para hacer vandalismo y robar), Uruguay, Chile, Brasil, Panamá, ect en el q los partidos se discuten el control total del país y con esto ocurren muchos daños colaterales tanto a la población como a las edificaciones, recursos o economía. Por lo que yo creo q el mejor sistema de gobierno debería ser unitario en el que el pueblo dicte sus propias leyes, por lo que el control la tendría la malloria de las personas(pueblo), para mí eso es la verdadera democracia.
Yasmanis Cesar Cabrera Silva

Conciencia

PLURALISMO POLITICO EN CUBA???!!!
Muchachos por favor dejen de soñar, primero llega la democracia a Corea del Norte que el pluralismo politico a Cuba. En este sistema el estado hace todo lo posible para que seamos como los enanitos verdes de Buzz Lightyear, si , esos que repetian al unísono y casi hipnoticamente: Sooomooos uuunooo!!!
Conciencia

Dante Alighieri

Mientras recorría la vista, por encima de todo lo que estaba en éste artículo, me llegó al presente, desde el recuerdo, una frase contradictoria: ¡Echale papa, para que crezca la carne! Esto era lo que decían nuestros mayores, cuando hacían carne de res en salsa, y había poca carne y mucha gente. También desde fuera del ámbito nacional, ha habido frases incongruentes, que a la altura de mí vida no he podido comprender, por ejemplo: El sonido del silencio. El silencio es la ausencia, incluso absoluta, de sonidos. Éste romanticismo, de algún tipo, quizás ingenuo, es el que más se presta para confundir, enredar y atorar las cosas. Si bien está probado que un perro y un gato pueden convivir, e incluso manifestar empatía, cómo también es posible entre un gato y un ratón, no creo que ocurra lo mismo entre un león y una cebra o un tigre y un antílope.
El pluripartidismo es un sistema de partidos, que tienen la oportunidad de optar por el poder, en contraposición a esto está el bipartidismo (la hegemonía de 2 partidos) y el unipartidismo (la hegemonía de un partido)
El pluralismo está fundamentalmente caracterizado por una diversidad ideológica y social, independiente. Entonces ¡Sería posible que el unipartidismo y el pluralismo coexistan!
¡Para mi NO! ¡Por qué!
Dentro de la naturaleza del pluralismo, coexisten varias particulares naturalezas políticas: izquierda, derecha, centro izq. – centro der., moderados, comunistas, socialistas, capitalistas, e incluso hay partidos ambientalistas, cómo el de Albert Gore; y todos compiten con sus propuestas, para alcanzar el liderazgo de la nación, defendiendo cada uno, lo que creé que es mejor para la nación.
I no se puede olvidar: Pluripartidismo = Tres poderes separados = Democracia y los servicios de inteligencia y el ejército, son no beligerantes.
La naturaleza del unipartidismo es igual que una dictadura, ya que siempre se originó de una, siempre hay una figura preponderante con una ideología invariable e incuestionable, los tres poderes están juntos, y para optar por la presidencia tienes, cómo en un reinado, esperar por el descenso de las facultades o muerte del rey-Dios, y vas pasando por un filtro ideológico, respaldado no sólo por el gobierno, si no por un aparato de inteligencia política y militar, que no está diseñado solamente para salvaguardar las leyes y proteger a la nación y sus ciudadanos, si no también para mantener el mayor tiempo posible al gobierno idiologicamente unipartidista, y que de desviarte un poco de la línea de pensamiento, pobre de ti. La historia a demostrado que no puedes ser juez, fiscal y jurado a la misma vez, y cuando se permita en Cuba, y no sea un riesgo para la integridad física, pensar diferente, habrá pluralismo = diversidad, y por añadidura pluripartidismo.
Si fidel supiera de éste artículo,
¡¡PluriQUE!! esto es un único pensamiento unido, cómo lo soño Martí.
¡¡PluripartiQUE!! en Cuba hay dos partidos, uno mío y otro de raul.
Dante Alighieri

David(PRC)

En Cuba hay un sólo Partido qué responde a los intereses del Cubano,tantos a los emigrantes como a los de adentro,el partido auténtico de las luchas independentista,el partido de Martí,el partido de todos los Cubanos,sin distinción de raza,sexo, ni orientación sexual,ni religión,sólo para pertenecer a el hay que luchar por la independencia, la economía ,la libertad de pensamiento , que es lo mismo que luchar por la democracia,Cubana.El partido comunista es una importación qué en su momento histórico jugó su papel pero por su misma forma y su esencia a quedado obsoleto.
David(PRC)

aliocha

Terrible que se desee el pluripartidismo ya que este sistema solo hace que se peleen por el poder, el pueblo para ellos solo es un voto. Y para los que dicen que el unico partido es dictadura porque siempre protege la linea o misma direccion, son ignorantes, ya que cualquier analisis a paises que tuvieron ese cambio hoy por hoy se puede ver que siguen igual sin importar el partido que gobierne y es mas eso les ha generado mas gastos presupuestales. Y para terminar esa democracia liberal (pluripartidismo) es una falsedad ya que sin importar el partido que gobierne puesto que los ricos y poderosos forman partidos para proteger sus privilegios y en donde el pueblo nunca importa. No hay que confundir las cosas, Cuba tiene un problema economico, No politico.
aliocha

David(PRC)

Comentarios tan superficiales como el anterior ,demuestran que falta mucho por aprender.Señor económico, la economía y la política no sepuen separar.Por algo hay una asignatura de filosofía qué no es marxista que se llama Economía Política.Cuba tiene un problema político que genera problemas en la economía,y esos problemas son males del sistema ,al igual que el capitalismo genera capitales,el socialismo genera carencias.
David(PRC)

PROMETEO

El Capitalismo genera capitales… Que son distribuidos desigualmente….el capitalismo es el único culpable de la gran desigualdad de este planeta, donde menos se las 100 personas mas ricas concentran mas capital que toda el África subsahariana… Es el capitalismo el responsable de que casi un tercio de la población de este planeta perezca bajo loa designios se la mas absoluta pobreza. Es el capitalismo el responsable del subdesarrollo económico y el saqueo despiadado de las riquezas… Es el capitalismo el responsable de mas del 70 por ciento de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, es el capitalismo el máximo responsable del deterioro de la capa de ozono,del calentamiento global, y del exterminio masivo del hábitat de más de 100 000 especies de animales y plantas.
Es el capitalismo salvage el responsable que en el mundo de hoy,mueran casi cien mi niños cada año por enfermedades curables y desnutrición,es el capitalismo salvage el responsable de las mayores catastofres humanitatias de este planeta…es el capitalismo brutal el responsable de los mayores conflictos bélicos en la historia reciente de la humanidad…
Es el capitalismo salvage el responsable de que mas de 10 millones de niños en África,Asia y America Latina,tengan que trabajar con 10 años o menos para poder subsistir…
Es el capitalismo salvage el responsable de la enorme desigualdad que devora este planeta.
Hablan de los derechos humanos…se escudan en ellos……..tercos,hipócritas… comiencen a hablar de los DERECHOS DE LA HUMANIDAD…mil veces pisoteados y postergados.
El capitalismo solo funciona para una elite…no funciona para la mayoria…mencionen un solo caso de prosperidad absoluta y pleno disfrute de todos los derechos de la Humanidad en América Latina…un solo caso…
ES EL SOCIALISMO LA ÚNICA Y PERECEDERA VÍA…ES EL SOCIALISMO EL CAMINO DE LOS QUE SOÑAMOS UN MUNDO MEJOR…
PROMETEO

Ricardo E. Trelles

// Así que… //

No hay problema con mantener un solo partido político, TOTALITARIO Y PARÁSITO, si este “convive” con (controla y abusa a) una sociedad “democrática”.

¡Son campeones inventando discrepancia inofensiva!

Ricardo E. Trelles

David(PRC)

Y en Cuba el capitalismo sólo funciona para el partido,no para su pueblo,ó más aún para el capital que se hace en el exterior,porque el de alli ,lo controlan y lo disfrutan los dirigentes,ya no pueden seguir ocultando la verdad,fuera la Dictadura.
David(PRC)

Diego O

Capitalismo y democracia son realidades y conceptos excluyentes, y eso (como muestra Prometeo), es una verdad irrebatible del proceso histórico real, absolutamente nitida en la actualidad. El liberalismo es una restricción de la democracia, como ha expuesto el republicanimo democrático (ver la obra de Antoni Domènech editada en Cuba por Guanche). Como plantea este articulo, la via hacia la democracia es la democratización del socialismo, no hay otra. El capitalismo está destruyendo la civilización y el planeta, como es evidente y no resiste discusión
Diego O

noticias relacionadas

elTOQUE SUGIERE

Plenaria del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Tomada del periódico Trabajadores

Plenaria del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba. Foto: Tomada del periódico Trabajadores

¿Y mi Morena? Ideas sobre el pluralismo político en Cuba

Este título parece el de una canción de salsa o música tropical. Sin embargo, se trata de un artículo sobre política y derechos humanos. La discusión sobre las diferencias entre el pluripartidismo y el pluralismo político ha vuelto a ponerse sobre la mesa y trataré hoy de refrescar mis argumentos sobre esas distinciones.

La pregunta que rige este debate es la siguiente, ¿es posible lograr una sociedad con pluralismo político si en ella el sistema político está encabezado por un partido único?

En las aulas de la Universidad de La Habana dije mil veces que sí, que es posible, y ahora reitero mi respuesta. Pero creo también que existe el derecho humano a crear un partido político, siempre que se cumplan los requisitos legales para su fundación, acreditación, membresía, financiamiento, inscripción, etc.

¿Cómo es posible lograr el pluralismo con una fuerza política dominante y hegemónica?

No basta con la democratización interna del partido único que sea, sino que es indispensable la democratización de toda la sociedad, de las escuelas, de los planes de estudio oficiales, de las universidades, de las empresas, de las fábricas, de las cooperativas, de los municipios, del Estado y del gobierno.

En una sociedad democrática, en la cual los valores de la república sean importantes, el pluralismo político es esencial; esto significa el uso de la deliberación, de los debates públicos, la publicidad de las opiniones contrarias a la oficial o a la del partido único; es necesario que se visibilicen los argumentos de la oposición, porque una cosa es que no funden partidos y otra que no se sepa qué piensan del país donde viven.

La democracia es dura de masticar y de digerir pero es alimenticia y gratificante. No deberíamos vivir sin ella, por eso la reivindico como un derecho y no como un accidente de la política concreta en cada Estado.

El pluralismo político es posible con una sociedad civil activa, libre, creadora, que aporte a la vida social, que arroje luz sobre los problemas que el Estado no alcanza a resolver, que interactúe con el gobierno, que avalúe junto a él lo que se logra y lo que se pierde.

No puede haber pluralismo político sin un sólido derecho al asociacionismo, a la libertad de palabra y manifestación, sin derecho a acceder a los datos de gobierno que no sean secretos y, en todo caso, debemos saber qué es secreto y que no, para poder reclamar según corresponda.

En una sociedad democrática los partidos políticos no son lo más importante, podemos hasta decidir no militar en ninguno, como hago yo, pero eso no significa que me importe menos la política ni que no quiera participar.

La democracia es de todos, el partido es solo de los militantes. Yo vivo en un municipio y en él quiero participar, quiero planear el desarrollo local junto a mis compatriotas vecinos, quiero saber dónde se ponen los dineros, qué se hará con los impuestos recaudados este año, qué pasa con ese bache a través del cual se ve ya la otra parte del mundo.

El pluralismo político es posible con un solo partido, pero este partido no puede ser dueño de toda la política. El partido único puede mandar al Estado y puede dirigir la sociedad, pero para que haya pluralismo político esa dirección tiene que ser respetuosa de las diferencias, tiene que tratar de entender la diversidad política y tiene que entenderla como un derecho.

Yo preferiría que hacer política no fuera un pecado, que las organizaciones políticas legales no creyeran que son las únicas que piensan y actúan políticamente y que miraran al pueblo no como al que hay que convencer o calmar sino como al que hay que escuchar y respetar.

En el Estado de Derecho que empezamos a experimentar, el pluralismo político debería ser un principio, pero eso no quedó dentro de la Constitución. Hay que asumirlo como una derrota de la democracia. Como mismo tanto se ganó en algunos derechos, también es justo que recordemos que se perdió o no ganó el derecho a pensar políticamente diferente al Estado y al partido y no ser discriminados por esto.

Yo creo necesario confiar en las nuevas mentes y energías que laten en la patria, algunas de ellas dentro de cuerpos vetustos, pero mentes nuevas de todas maneras. Aunque también puede ser que esas mentes y sus valores, inteligencias, ideas, principios, conceptos, costumbres y propuestas no encuentren espacios para fundar nada nuevo, porque la idea oficial de construcción se limita a confiar en lo que ya ha sido fundado de antemano.

Para que la izquierda ganara en México hizo falta otro partido, uno nuevo; algo parecido pensó Fidel en 1953 cuando entendió que los partidos vigentes no alcanzaban para una revolución. Yo creo que para avanzar hay que confiar en el pueblo de Cuba y yo quisiera poder tener mi Morena, como la de AMLO (Andrés Manuel López Obrador), que no creó un partido nuevo para robar sino para pensar primero en los pobres.

En cambio, el pluralismo político es posible aun sin una Morena nueva y refrescante, pero hay que jugar duro a la democracia porque el soberano no es el partido único, sino el pueblo diverso.

 

Si te gustó este texto puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.

googleplay.jpg

48213581_490981338397495_1938203876079435776_n-1.png

Evalúe esta noticia

Cargando ...

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR85 CUP
1 USD64.5 CUP
+0.5
1 MLC73.6 CUP
-0.25
calendar_icon

CUBA

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pocoyo

Muy bueno este artículo, me gustó mucho. Es un resumen de tantas ideas que existen en estos momentos. Si alguien escuchara e hiciera algo positivo para el pueblo ….
Pocoyo

ARMANDO CHAGUACEDA

En un debate maduro, capaz de rebasar nuestros sueños adolescentes, debemos tomar en cuenta en que medida las teorías coinciden con las prácticas. Dicho esto, coincido y discrepo con Julio Antonio. No se puede reducir el pluralismo a una de sus dimensiones político-institucionales (el pluripartidismo), pero sin esta última no ha habido, empíricamente hablando, pluralismo posible. Sí, hay pluripartidismos restrictivos, que condenan a la ciudadanía a elegir entre opciones programática, clasista e ideológicamente limitadas. Sucede cuando hay, por ejemplo, bipartidismos donde ambas formaciones expresan intereses de alianzas del capital con segmentos de clases medias y, a ratos, populares. EEUU podría ser un ejemplo. En Europa, con partidos de masas forjados en el seno de sociedades con claras disputas entre el trabajo y el capital, entre sectores de las clases medias aliadas a los obreros y con ideologías liberales, socialistas y conservadoras bien establecidas, el pluralismo es mayor. Lo que no ha existido es pluralismo sin pluripartidismo: por las funciones centrales que cumplen los partidos en las sociedades contemporáneas. Ni siquiera los intentos de diferenciación, debates y modos de participación en casos como el yugoslavo, llegaron a los talones de las democracias liberales de masas, con Estado de Bienestar, fundadas en la segunda posguerra. Si venimos a Latinoamérica, vemos que los casos más exitosos de democracia -esos que combinan la poliarquía con indicadores sociales relevantes, como Uruguay o Costa Rica- son regímenes pluripartidistas. No acabar de aceptar eso (nos) condena, en las ciencias sociales y, especialmente, en los estudios politológicos y de Teoría del Estado cubanos, a una minoría de edad. Y ningún recaudo que podamos exponer ex ante -el no plantear el pluripartidismo como defensa ante las acusaciones oficiales o porque realmente compartamos ese dogma de la Ideología de Estado -insisto, empíricamente moribundo- nos ayuda. Nos aisla, como un exotismo, de los debates contemporáneos -incluidos en el seno de las fuerzas progresistas mundiales- y nis impide ofrecer soluciones viables al subdesarrollo político nacional
ARMANDO CHAGUACEDA

Ángel

Interesante!! Pero debemos estar conscientes de que en Cuba volverá a haber democrácia controlada cuando los dioses de Wall Street así lo decidan… Por cierto, ni el señor López Obrador de México, ni el señor Fidel Castro son referentes y mecionarlos en bien quita elegancia y rigor académico al escrito…
Ángel

Yasmanis Cesar Cabrera Silva

La democracia no es mala más bien es justa y eso es bueno, el único problema es que no debería ser aplicado a todo (por lo menos el tipo de democracia q tienen allá) ya q aunque las contradicciones dan paso al desarrollo, en los gobiernos en los que participan más de un partido estos pueden llevar entre ellos a la muerte, la represión, el daño económico, ect. Ejemplo de esto tenemos a Venezuela( donde la oposición ha quemado vivas a personas y han sido apuñaladas, además de los enormes daños q dejan a las propiedades públicas, privadas y estatales aprovechándose estos para hacer vandalismo y robar), Uruguay, Chile, Brasil, Panamá, ect en el q los partidos se discuten el control total del país y con esto ocurren muchos daños colaterales tanto a la población como a las edificaciones, recursos o economía. Por lo que yo creo q el mejor sistema de gobierno debería ser unitario en el que el pueblo dicte sus propias leyes, por lo que el control la tendría la malloria de las personas(pueblo), para mí eso es la verdadera democracia.
Yasmanis Cesar Cabrera Silva

Conciencia

PLURALISMO POLITICO EN CUBA???!!!
Muchachos por favor dejen de soñar, primero llega la democracia a Corea del Norte que el pluralismo politico a Cuba. En este sistema el estado hace todo lo posible para que seamos como los enanitos verdes de Buzz Lightyear, si , esos que repetian al unísono y casi hipnoticamente: Sooomooos uuunooo!!!
Conciencia

Dante Alighieri

Mientras recorría la vista, por encima de todo lo que estaba en éste artículo, me llegó al presente, desde el recuerdo, una frase contradictoria: ¡Echale papa, para que crezca la carne! Esto era lo que decían nuestros mayores, cuando hacían carne de res en salsa, y había poca carne y mucha gente. También desde fuera del ámbito nacional, ha habido frases incongruentes, que a la altura de mí vida no he podido comprender, por ejemplo: El sonido del silencio. El silencio es la ausencia, incluso absoluta, de sonidos. Éste romanticismo, de algún tipo, quizás ingenuo, es el que más se presta para confundir, enredar y atorar las cosas. Si bien está probado que un perro y un gato pueden convivir, e incluso manifestar empatía, cómo también es posible entre un gato y un ratón, no creo que ocurra lo mismo entre un león y una cebra o un tigre y un antílope.
El pluripartidismo es un sistema de partidos, que tienen la oportunidad de optar por el poder, en contraposición a esto está el bipartidismo (la hegemonía de 2 partidos) y el unipartidismo (la hegemonía de un partido)
El pluralismo está fundamentalmente caracterizado por una diversidad ideológica y social, independiente. Entonces ¡Sería posible que el unipartidismo y el pluralismo coexistan!
¡Para mi NO! ¡Por qué!
Dentro de la naturaleza del pluralismo, coexisten varias particulares naturalezas políticas: izquierda, derecha, centro izq. – centro der., moderados, comunistas, socialistas, capitalistas, e incluso hay partidos ambientalistas, cómo el de Albert Gore; y todos compiten con sus propuestas, para alcanzar el liderazgo de la nación, defendiendo cada uno, lo que creé que es mejor para la nación.
I no se puede olvidar: Pluripartidismo = Tres poderes separados = Democracia y los servicios de inteligencia y el ejército, son no beligerantes.
La naturaleza del unipartidismo es igual que una dictadura, ya que siempre se originó de una, siempre hay una figura preponderante con una ideología invariable e incuestionable, los tres poderes están juntos, y para optar por la presidencia tienes, cómo en un reinado, esperar por el descenso de las facultades o muerte del rey-Dios, y vas pasando por un filtro ideológico, respaldado no sólo por el gobierno, si no por un aparato de inteligencia política y militar, que no está diseñado solamente para salvaguardar las leyes y proteger a la nación y sus ciudadanos, si no también para mantener el mayor tiempo posible al gobierno idiologicamente unipartidista, y que de desviarte un poco de la línea de pensamiento, pobre de ti. La historia a demostrado que no puedes ser juez, fiscal y jurado a la misma vez, y cuando se permita en Cuba, y no sea un riesgo para la integridad física, pensar diferente, habrá pluralismo = diversidad, y por añadidura pluripartidismo.
Si fidel supiera de éste artículo,
¡¡PluriQUE!! esto es un único pensamiento unido, cómo lo soño Martí.
¡¡PluripartiQUE!! en Cuba hay dos partidos, uno mío y otro de raul.
Dante Alighieri

David(PRC)

En Cuba hay un sólo Partido qué responde a los intereses del Cubano,tantos a los emigrantes como a los de adentro,el partido auténtico de las luchas independentista,el partido de Martí,el partido de todos los Cubanos,sin distinción de raza,sexo, ni orientación sexual,ni religión,sólo para pertenecer a el hay que luchar por la independencia, la economía ,la libertad de pensamiento , que es lo mismo que luchar por la democracia,Cubana.El partido comunista es una importación qué en su momento histórico jugó su papel pero por su misma forma y su esencia a quedado obsoleto.
David(PRC)

aliocha

Terrible que se desee el pluripartidismo ya que este sistema solo hace que se peleen por el poder, el pueblo para ellos solo es un voto. Y para los que dicen que el unico partido es dictadura porque siempre protege la linea o misma direccion, son ignorantes, ya que cualquier analisis a paises que tuvieron ese cambio hoy por hoy se puede ver que siguen igual sin importar el partido que gobierne y es mas eso les ha generado mas gastos presupuestales. Y para terminar esa democracia liberal (pluripartidismo) es una falsedad ya que sin importar el partido que gobierne puesto que los ricos y poderosos forman partidos para proteger sus privilegios y en donde el pueblo nunca importa. No hay que confundir las cosas, Cuba tiene un problema economico, No politico.
aliocha

David(PRC)

Comentarios tan superficiales como el anterior ,demuestran que falta mucho por aprender.Señor económico, la economía y la política no sepuen separar.Por algo hay una asignatura de filosofía qué no es marxista que se llama Economía Política.Cuba tiene un problema político que genera problemas en la economía,y esos problemas son males del sistema ,al igual que el capitalismo genera capitales,el socialismo genera carencias.
David(PRC)

PROMETEO

El Capitalismo genera capitales… Que son distribuidos desigualmente….el capitalismo es el único culpable de la gran desigualdad de este planeta, donde menos se las 100 personas mas ricas concentran mas capital que toda el África subsahariana… Es el capitalismo el responsable de que casi un tercio de la población de este planeta perezca bajo loa designios se la mas absoluta pobreza. Es el capitalismo el responsable del subdesarrollo económico y el saqueo despiadado de las riquezas… Es el capitalismo el responsable de mas del 70 por ciento de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, es el capitalismo el máximo responsable del deterioro de la capa de ozono,del calentamiento global, y del exterminio masivo del hábitat de más de 100 000 especies de animales y plantas.
Es el capitalismo salvage el responsable que en el mundo de hoy,mueran casi cien mi niños cada año por enfermedades curables y desnutrición,es el capitalismo salvage el responsable de las mayores catastofres humanitatias de este planeta…es el capitalismo brutal el responsable de los mayores conflictos bélicos en la historia reciente de la humanidad…
Es el capitalismo salvage el responsable de que mas de 10 millones de niños en África,Asia y America Latina,tengan que trabajar con 10 años o menos para poder subsistir…
Es el capitalismo salvage el responsable de la enorme desigualdad que devora este planeta.
Hablan de los derechos humanos…se escudan en ellos……..tercos,hipócritas… comiencen a hablar de los DERECHOS DE LA HUMANIDAD…mil veces pisoteados y postergados.
El capitalismo solo funciona para una elite…no funciona para la mayoria…mencionen un solo caso de prosperidad absoluta y pleno disfrute de todos los derechos de la Humanidad en América Latina…un solo caso…
ES EL SOCIALISMO LA ÚNICA Y PERECEDERA VÍA…ES EL SOCIALISMO EL CAMINO DE LOS QUE SOÑAMOS UN MUNDO MEJOR…
PROMETEO

Ricardo E. Trelles

// Así que… //

No hay problema con mantener un solo partido político, TOTALITARIO Y PARÁSITO, si este “convive” con (controla y abusa a) una sociedad “democrática”.

¡Son campeones inventando discrepancia inofensiva!

Ricardo E. Trelles

David(PRC)

Y en Cuba el capitalismo sólo funciona para el partido,no para su pueblo,ó más aún para el capital que se hace en el exterior,porque el de alli ,lo controlan y lo disfrutan los dirigentes,ya no pueden seguir ocultando la verdad,fuera la Dictadura.
David(PRC)

Diego O

Capitalismo y democracia son realidades y conceptos excluyentes, y eso (como muestra Prometeo), es una verdad irrebatible del proceso histórico real, absolutamente nitida en la actualidad. El liberalismo es una restricción de la democracia, como ha expuesto el republicanimo democrático (ver la obra de Antoni Domènech editada en Cuba por Guanche). Como plantea este articulo, la via hacia la democracia es la democratización del socialismo, no hay otra. El capitalismo está destruyendo la civilización y el planeta, como es evidente y no resiste discusión
Diego O
boletin_elTOQUE