A partir de ahora los cubanos podrán importar electrodomésticos a través de empresas estatales cubanas y sin necesidad de viajar al extranjero. La Resolución 283 del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (MINCEX), publicada en la Gaceta Oficial este 16 de octubre, establece los procedimientos y regulaciones por las cuales se regirán las empresas importadoras en su vínculo con las personas naturales que contraten sus servicios.

Las entidades importadoras con las cuales se puede establecer contrato son las siguientes:

  1. Empresa Comercializadora de Artículos en General (CONSUMIMPORT).
  2. Empresa Central de Abastecimiento y Ventas de Equipos de Transporte Pesado y sus Piezas (TRANSIMPORT).
  3. Empresa Comercializadora de Equipos Industriales, Maquinarias, Equipos y Artículos de Ferretería (MAQUIMPORT).
  4. Empresa Comercializadora DIVEP.
  5. Cadena de Tiendas Caribe.
  6. Empresa de Tecnología de la Información y Servicios Telemáticos Avanzados (CITMATEL).
  7. Empresa Importadora Palco.
  8. Corporación CIMEX, S.A.
  9. Corporación COPEXTEL, S.A.
  10. Servicios Automotores, S.A. (SASA).
  11. Empresa Comercial Caracol, S.A.

Los requisitos para incluirse como clientes de dichas empresas son mínimos. Las personas naturales solo deberán presentar su carné de identidad y los datos relativos al banco, sucursal y número de cuenta bancaria autorizada para realizar operaciones en moneda libremente convertible (MLC).

Estas cuentas en MLC, asociadas a tarjetas magnéticas, podrán ser abiertas desde 20 de octubre en las oficinas de los bancos de Crédito y Comercio (BANDEC), Popular de Ahorro (BPA) y Metropolitano S.A., según informó Irma Margarita Martínez, ministra-presidenta del Banco Central de Cuba.

Todas las compras se realizarán en MLC y mediante tarjeta magnética. Los pagos a las empresas importadoras se realizarán de forma íntegra y anticipada a la concertación del contrato entre el proveedor y la entidad importadora. Según la Resolución 283, tal práctica “garantiza la liquidez para el pago al proveedor extranjero”.

En su intervención en la Mesa Redonda del 15 de octubre, el titular del Mincex, Rodrigo Malmierca dijo que los márgenes comerciales de ganancia serán “ínfimos”, porque el objetivo es brindar el servicio de importación, “no enriquecerse”, una declaración que apunta al objetivo superior del paquete de medidas: captar divisas.

Gobierno cubano busca captar los millones de dólares que salen del país

La Resolución 283 especifica que las importaciones podrán tramitarse, incluso, con proveedores no incluidos en la cartera de proveedores de las entidades importadoras. En estos casos, las importadoras analizarán la solicitud del cliente y, de resultar necesario, podrían proponer otras opciones de compra más ventajosas. La oferta final deberá contar con la firma de la persona natural, como muestra de conformidad.

Esta normativa aclara que es responsabilidad de las importadoras realizar el proceso de licitación y contratación.

Teniendo en cuenta las condiciones particulares de cada solicitud de importación, las partes acuerdan los términos relativos al tipo de mercancía (descripción), cantidad, especificaciones técnicas y de calidad, presupuesto disponible para la operación, términos financieros, formas de pago y tipos de envases/embalajes, temperaturas y otros parámetros físicos para la transportación.

Corren a cargo de las empresas importadoras los trámites para garantizar que lo importado cumpla con las normas cubanas, así como con la aprobación de los organismos rectores que emiten autorizaciones sobre las mercancías que arriben al país.

Uno de los objetivos de las importadoras será cumplir con los tiempos de entrega previstos, precisa la normativa. Aspectos tales como el tipo de mercancía a contratar, los posibles orígenes y vías de transportación se incluyen en los contratos que se firmen entre las partes (persona natural e importadora).

Según establece la Resolución 283, las importadoras deberán crear las condiciones para minimizar el tiempo de concertación de los contratos.

En todos los casos, el valor de las mercancías importadas incluye el seguro, los aranceles y todos los gastos relacionados con la transportación, inspección, manipulación, habilitación y otros, si correspondiere, hasta que se produzca la entrega al cliente.

Vivian Herrera Cid, directora general de Comercio Exterior del Ministerio de Comercio Exterior e Inversión Extranjera, aseguró que las 11 empresas seleccionadas para realizar las compras en el extranjero tienen amplia experiencia en el tema. Además, se trata de la misma familia de productos que se venden actualmente en las tiendas cubanas.

“Nuestras empresas tienen identificados mercados, productos, marcas y proveedores, así que no habría dificultad en localizar lo que desea el cliente. Además, muchos de estos equipos los tenemos en consignación en el país, así que sería mucho más sencillo el procedimiento”, explicó.

Un ejemplo práctico

El ministro de comercio exterior, Rodrigo Malmierca, al intervenir en la Mesa Redonda, puso un ejemplo concreto de cómo podría funcionar, en términos prácticos, la Resolución 283.

Entre los equipos que se comercializarán de inicio en MLC, en las tiendas destinadas a tal efecto, están los aires acondicionados (tipo split), de una tonelada (12 000 BTU). Pero, ¿qué sucede si una persona necesita, por ejemplo, un split de cuatro toneladas?

Según Malmierca, en ese caso, la persona puede acudir a una de las 11 empresas importadoras designadas y comprobar si el equipo existe en almacén —en consignación o en depósito de aduana— y, en caso de que no exista en el país, puede contratar el servicio de importación según lo dispuesto legalmente por la Resolución 283.

Esta normativa forma parte de un conjunto de medidas anunciadas por el gobierno el 15 de octubre, dirigidas a captar las divisas que salen del país, de bolsillo en bolsillo, y reactivar la economía nacional.

GOC-2019-EX21

 

 

Puedes leer otros textos de elTOQUE en la aplicación móvil Qbolá?! Búscala en su sitio web y conoce noticias de Cuba y el mundo, utilizando internet (Wifi o Red de Datos) o a través del correo Nauta.