Este sábado se anunció, en horario estelar y por el noticiero de la televisión cubana, que la Federación de Fútbol y el ministerio de Deportes en Cuba se encontraban negociando la convocatoria de ocho futbolistas profesionales cubanos que juegan en ligas extrajeras y no están bajo el régimen de contrataciones del INDER.

Sus nombres son: Onel Hernández (Norwich City, Premier League), Marcel Hernández (Cartaginés, UNAFUT, Costa Rica), Jorge Corrales (Montreal Impact, MLS), Carlos Vázquez (Unionistas de Salamanca, Segunda B española), Christian Joel Sánchez (Sporting de Gijón, LaLiga2), Alberto Gómez (Vega Real, Primera de Dominicana) y otros dos futbolistas que juegan en divisiones inferiores en Europa.

Según dijo el colega Hernández Luján y el propio Luis Hernández, presidente de la Asociación de Fútbol Cubana (AFC), todo está en un proceso de “negociación” que pudiera terminar en su convocatoria para los siguientes compromisos del Equipo Cuba.

Ahora, todo eso está muy bien, esa es la noticia que nos dieron y he comprobado por mi propia cuenta que es verdad que se están haciendo gestiones para ese fin, pero [todo en Cuba tiene un pero], hay algunas cuestiones que me preocupan sobremanera y que podrían dar al traste con la llegada de los Internacionales.

Primera cuestión: Inexperiencia total de la AFC en convocatorias Internacionales

Hace muchísimo tiempo, la mayoría de los países convocan a sus legionarios y ya tienen automatizados los pasos y requerimientos para traer a sus “extranjeros” a la Selección Nacional. Es muy duro, pero es cierto que Cuba ha llegado, no tarde, tardísimo a estos procedimientos y por ahí puede que, con el ritmo frenético que lleva el fútbol hoy en día, les cueste a los funcionarios cubanos lograr la efectiva llamada a los jugadores antes mencionados.

Segunda cuestión: Nada de inventos, hay que empezar a respetar la fecha FIFA

El calendario FIFA es un elemento que, en Cuba, por distintas razones, no se cumple a cabalidad. Fuera de los torneos y eliminatorias oficiales, a nuestro país le cuesta planificar amistosos en fecha FIFA por la incapacidad de pagar, o al menos costear, encuentros con Selecciones de primer nivel del área.

Esto tendrá que cambiar si quieren tener a los legionarios con nosotros. La convocatoria de esos futbolistas profesionales tiene que ser por obligación en fecha FIFA y en el tiempo estipulado de nueve días del que disponen las federaciones para contar con ellos.

Por tanto, la mayoría de los nombres antes mencionados o al menos los que juegan en primeras divisiones y ligas importantes no podrán ser convocados para preselecciones, amistosos improvisados y partidos planificados a destiempo.

Tercera Cuestión: Gastos, seguros, dietas y condiciones mínimas necesarias

Aunque los cubanos somos campechanos por naturaleza y nos adaptamos a cualquier circunstancia, eso no elimina los problemas enunciados en el subtítulo de arriba.

La AFC deberá incurrir en los gastos de traslado, aseguramiento, dietas, hospedaje, y condiciones en los entrenamientos que satisfagan ya no al futbolista en sí, sino al club al cual pertenece y que, por reglamento, debe ser informado de todos los detalles antes mencionados.

Según la reglamentación FIFA, el club deberá pagar un seguro médico que cubra posibles lesiones o cualquier problemática asociada con sus jugadores mientras están en la Selección, por lo que preguntarán, con total seguridad, por las condiciones de hospedaje, entrenamiento, juego y alimentación a sus interlocutores en Cuba. En muchas ocasiones es la propia FIFA o la Federación Nacional quien asume el gasto del seguro, cosa que al menos la cubana, no creo esté dispuesta a hacer.

Repito, como mínimo, en el caso de Corrales que juega en la MLS u Onel Hernández que lo hace en la Premier League, esas cuestiones serán de mayor importancia.

Cuarta cuestión: Igualdad de condiciones para todos… ¡más gastos!

Aquí viene otro escenario difícil. Imaginen que convocan a los ocho futbolistas con los cuáles están negociando. ¿Los vas a hospedar en la escuela de fútbol en el Marrero? ¿Les vas a servir la comida que muchas veces han denunciado su deficiente calidad hasta en los medios nacionales? Pues no, eso es imposible.

En la MLS, la Premier League, en la Segunda División de España o en Costa Rica, los clubes son muy exigentes con la dieta y las comodidades de sus futbolistas. Cuba tendría que, durante esos nueve días, y como lo hacen todas las federaciones, hospedar en aceptables hoteles a sus legionarios y garantizar una dieta adecuada para ellos.

Pero, ¿entonces qué hacemos con los demás? ¿no tienen el mismo derecho que los extranjeros? Pues sí, por lo que todo el equipo debería tener las mismas condiciones que ellos, cosa que vendría muy bien a la Selección Nacional. Eso, quieras o no, significa más gastos en los tiempos difíciles que corren.

En fin, hace solo unas semanas el jurídico de la Federación Cubana de Fútbol (en Cubavisión Deportes) hablaba de que no existen vías legales para convocarlos y que no habría ningún procedimiento que asegurara el buen desenvolvimiento de las llamadas internacionales. En ese momento creí que todo estaba perdido, pero esta noticia ha cambiado el rumbo de los acontecimientos y pudiera hacerse realidad el sueño de ver una mejor Selección Cubana de Fútbol.

Concluyo con mi parecer más primitivo: hasta que no los vea pisar el césped, no lo creo…

 

Este texto fue publicado originalmente en ADN Cuba y su autor es Daguito Valdés. Se republica íntegramente en elTOQUE con la intención de ofrecer contenidos e ideas variadas y desde diferentes perspectivas a nuestras audiencias. Lo que aquí se reproduce no es necesariamente la postura editorial de nuestro medio.