La Aduana General de la República de Cuba no ha corroborado oficialmente que prohibirá el equipaje de mano en sus vuelos cuando se abran las fronteras aéreas.

El rumor comenzó a circular luego de que la Aduana compartiera en su cuenta de Twitter un artículo —eliminado luego—sobre la supuesta prohibición del equipaje de mano en los aviones por parte de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

El texto, publicado en un medio de prensa extranjero y único elemento del tuit, asegura que “la maleta de mano que se pone en la bodega encima del asiento, en cabina, empezará a estar prohibida, según las instrucciones de la OACI, que ha publicado las normas para volar en tiempos de coronavirus y que los países deberán aplicar inmediatamente”.

Las instrucciones que refiere la nota son solo recomendaciones sin carácter vinculante de la organización internacional.

En Cuba, la orientación más reciente sobre el equipaje data de finales de marzo, según el portal de la Aduana, cuando informaron que “todos los ciudadanos cubanos y extranjeros residentes en el país cuya llegada se produzca a partir del martes 25 de marzo a las 0400 UTC, solo podrán entrar con equipaje de mano y una pieza de equipaje de bodega de hasta 32 kg”. Según la nota A2091, publicada en el sitio web de la Empresa Cubana de Navegación Aérea (ECNA), esta medida será válida hasta el primero de agosto.

Además, las operadoras del servicio telefónico de atención a la población de la Aduana aseguran que “hasta el momento no se ha anunciado la prohibición de la maleta de mano”.

“Cuando se restablezcan los viajes todo debe funcionar como antes. Actualmente, solo se mantiene la restricción de un equipaje de mano y una maleta permitida por pasajero para cumplir los protocolos de Salud Pública”, confirmaron a esta reportera en una segunda llamada.

La información también se comprobó mediante el correo electrónico de la asesora jurídica del Departamento de Atención al Público: “La Aduana no ha realizado cambios en su normativa. La nueva medida fue dictada por la Organización de la Aeronáutica Civil Internacional y publicada en distintos sitios oficiales, incluyendo el nuestro. Le sugerimos comunicarse con las aerolíneas para obtener información al respecto”.

En una nota publicada este 9 de junio en su sitio web aseguran que “las autoridades competentes informarán siempre con antelación, cualquier actualización al respecto”.

El gobierno no ha anunciado la fecha de apertura de fronteras aéreas pero tanto la nota de la Empresa Cubana de Navegación Aérea como otras comunicaciones de aerolíneas y embajadas se refieren a la extensión del cierre de fronteras en Cuba hasta, por lo menos, el primer día de agosto.

SUGERENCIAS DE LA OACI

La Guía para los viajes en avión durante la crisis de Salud Pública COVID-19 fue publicada este 27 de mayo por el Grupo de tareas del Consejo para la Recuperación de la Aviación (CART) del consejo de la organización internacional.

“Especialmente durante las primeras etapas de la fase de reinicio, el equipaje de mano que se ubica en los compartimentos superiores debe limitarse para facilitar un proceso de embarque sin problemas”, sugiere el documento.

Según la OACI, la razón de esta medida es “limitar la interacción a bordo” —al subir y bajar del avión, la colocación y extracción de las maletas de mano provoca el contacto entre pasajeros. La Guía… recomienda alentar a los viajeros a que aborden lo más livianos posible y que facturen todo el equipaje, excepto el pequeño que cabe bajo el asiento”.

Las consideraciones de la OACI intentan propiciar un entorno operativo seguro e higiénico para los pasajeros y la tripulación, pero en su sitio oficial resaltan que son recomendaciones y que cada operador las aplica según estime conveniente.

Incluso sugieren que los periódicos y revistas sean retirados; se suspenda o limite el servicio de alimentos y bebidas y el uso de suministros no esenciales como mantas y almohadas; se restrinja el acceso al baño; y se vendan asientos separados, siempre que sea posible.

“Los Estados pueden apartarse temporalmente de las normas de la OACI, pero deben hacerlo de manera que no se comprometa la seguridad y la protección, y que se informe debidamente a la OACI. Estas desviaciones no deben mantenerse más allá de la crisis”.

 

EN TIEMPOS DE CORONAVIRUS, PUEDES SEGUIR NUESTRA COBERTURA ESPECIAL EN ALIANZA CON PERIODISMO DE BARRIO AQUÍ.