El juego del Cubilete es como Cuba. Puede decirse que incluye y representa nuestra composición como pueblo y nuestras contradicciones como sociedad.

En sus piezas, hay “gallegos” (la ficha con ocho puntos rojos), “negritos” (siete puntos negros), “cundangos” (la letra Q y una alusión a los homosexuales), “jevas” (la letra J y una expresión popular para referirse a las mujeres), “reyes” (la letra K) y “ases” (gran punto rojo en el centro de la ficha).

Esa mixtura, y el clima de confianza y cofradía que se genera en torno a un juego de Cubilete, nos inspiraron a crear este nuevo programa, en el que dos de nuestros colegas juristas, el profesor Julio Antonio Fernández Estrada y nuestro bloguero Eloy Viera Cañive, se despojan de formalidades académicas para jugar y debatir sobre asuntos jurídicos muy relevantes para un país que acaba de cambiar su Constitución y comienza una ruta que debe cambiar más de 80 normas legales.

Fueron los amigos y colegas de Periodismo de Barrio los que nos dieron el impulso definitivo. Hoy ellos también incluyen un avance de nuestros programas mensuales, en sus emisiones de PBtv.

En la primera emisión, Julito y Eloy comparten impresiones sobre el polémico concepto de “Seguridad Nacional”, recién incorporado a la carta magna cubana.

La democracia, ese manoseado concepto, es el tema del capítulo 2. Aquí, Julio Antonio y Eloy hacen un repaso por las razones que han llevado a que aparezcan “múltiples” modelos de democracia (“representativa”, “liberal”, “socialista”…) y por qué todas esas denominaciones sólo esconden el hecho de que no hay verdadera democracia.

Para Julito, en el peor escenario de confrontación y asedio sobre un país es cuando más falta hace la verdadera democracia, y la prosperidad no podrá existir nunca sin una sociedad que sepa respetar las diferencias y convivir con el poder puesto en el verdadero soberano: el pueblo.

La autonomía municipal en la Constitución cubana fue el tema del tercer debate entre los juristas Julio Antonio Fernández y Eloy Viera.

El municipio es fundamental para la democracia republicana; sin embargo, destacan Viera y Fernández, se ha perdido la capacidad de la gente de impulsar localmente el desarrollo. “Es la microrrepública; todo lo que la república es, tiene que ser a nivel municipal. Debe existir el funcionamiento autónomo municipal y la unidad de todos los municipios”, apuntó Fernández. En este sentido, destaca la importancia de la participación de la gente en las decisiones presupuestarias del municipio.

El asociacionismo en la Constitución cubana fue el tópico alrededor del cual dialogaron los juristas Julio Antonio Fernández y Eloy Viera en el cuarto capítulo de El Cubilete.

Iniciaron el intercambio abordando diversas aristas alrededor del concepto de sociedad civil y su tratamiento en Cuba. Además, comentaron acerca del rasgo sectario y totalitario de la imposibilidad de la existencia en Cuba de más de una organización que cumpla con el mismo objetivo.

Algo novedoso en Cuba que destacaron Fernández y Viera es el hecho de que la sociedad civil en el país no es solo aquella que se palpa real en la calle, actuando y reuniéndose, sino también lo que acontece en el espectro digital que, aunque aún limitado, resulta cada vez más creciente. Fernández llamó la atención acerca del aprovechamiento de este espacio para crear canales de comunicación, de diálogo y de consenso.

Por su parte, resumió Viera: “El propio ordenamiento jurídico, la propia organización del sistema, te mata, porque está diseñada para matar, para bloquear a todo aquel que no guste; esa es la conclusión fundamental del asunto”.

Aquí puedes ver el capítulo completo.