eltoque_logo
Bebé duerme. Foto: Jorge Ricardo.

Foto: Jorge Ricardo.

El sueño de los niños es sagrado

19 / enero / 2021

Cada vez que leo un texto con consejos para que un bebé duerma bien me da una rabia muy grande porque la mayoría de los consejos no se aplican a mis hijos y quizás tampoco se aplican a los hijos de millones de padres. Cada bebé es un universo tan vasto, maravilloso e indescifrable como el universo mismo. Es por eso que no sigo al pie de la letra las recetas, los métodos y los tips cuando al cuidado y a la crianza de un bebé se refieren.

El sueño de los niños es uno de esos temas de los que un montón de gente ha escrito. Son infinitos los puntos de vista, consejos y teorías que tienen su origen en profundas investigaciones, en la experiencia cotidiana de los padres y en las creencias más insólitas salidas del imaginario popular.

Lo cierto es que, como bien dicen los viejos, el sueño de los niños es sagrado. Si un bebé duerme bien, engordará bien, será saludable y risueño. Si un bebé duerme bien, mamá y papá dormirán bien. He tenido la dicha de que mis dos hijos han sido de muy buen dormir.

Cuando escuchamos los cuentos de algunos amigos que llevan meses de angustia nos ponemos tristes y contrariados y hasta sentimos un poco de vergüenza de decir que nuestro bebé duerme como una estrella y que nos alcanza el tiempo para nuestro otro niño, para trabajar, para ver películas, para descansar, para reírnos solos, para amarnos y para planificar el día siguiente.

¿Por qué nuestro bebé duerme bien y otros no tanto? No lo sé. Tampoco puedo aconsejar a otros padres ni hacer un texto con diez consejos para que tu bebé duerma toda la noche. Solo sé que tu hijo será, en gran medida, como tú propicies que sea. Solo puedo relatar la experiencia del sueño de nuestro bebé-universo con todo lo maravilloso e inexplicable que nos resulta.

¿Cuánto tiempo duerme Oliver?

Nuestro bebé, desde que nació, ha dormido como una marmota. Cuando era recién nacido hacía largas siestas de tres horas que duraban lo mismo que una partida de Scrabble o una parte de El Señor de los anillos. Oliver hoy tiene 7 meses. Desde los 5 meses más o menos él duerme 4 siestas de una hora generalmente en los mismos horarios. A las 7 de la noche comienza nuestro viaje hacia el sueño más largo del día que termina a las 6 de la mañana. Ese viaje embriagador, endulzado por la leche materna, tiene varias estaciones, determinadas por lo insospechado de nuestro bebé-universo.

¿Cuántas veces en la noche se despierta Oliver?

Los niños que son alimentados exclusivamente con teta, se despiertan más durante la noche. Esa es una de las razones por las cuales las madres, aun teniendo suficiente en sus pechos, les dan unas tomas de leche artificial. En casa tenemos un niño de teta, por lo que las noches de los primeros 6 meses fueron impredecibles y, aún después de la introducción de los primeros alimentos, lo siguen siendo.

En una noche perfecta Oliver se despierta tres veces. Primero hace un sueño largo de 7 a 12, luego se vuelve a despertar sobre las 2 y media y duerme hasta las 4 y pico o cinco. Después viene lo que nosotros llamamos «colecho amateur», último tramo de la noche que hace entre nosotros dos, bajo la mirada atenta de su padre, y dura hasta las 6 ó 6 y media. En dependencia del frío, el calor, los mosquitos, las emociones del día, mi estado de ánimo o las energías de la casa, el bebé se despierta más o menos veces. Lo bueno es que Oliver no abre los ojos en toda la noche. Él se mueve, hace soniditos casi insignificantes y yo lo levanto de la cuna para darle la teta. Después de unos minutos pegado al pecho, lo vuelvo a acostar. Oliver no llora. Sabe, intuye, que eso de que «niño que no llora, no mama» no es totalmente cierto. Él presiente que mamá y papá están ahí, muy cerca, tan cerca que con una respiración profunda suya ya notamos que está semi despierto.

Las noches con nuestro bebé son apacibles, felices, mágicas. Increíblemente, muchas veces me despierto unos minutos antes que él. Algunas veces se despierta una sola vez y yo me levanto desconcertada en los turnos habituales esperando sus soniditos hambrientos. Otras veces se despierta tan seguido que opto por no acostarme y esperarlo sentada en el sillón. Cuando eso ha pasado, vamos adivinando en medio de la noche qué tiene el bebé. El pañal muy lleno, mosquitos, la ropa le molesta, tiene calor, tiene frío, un día muy ajetreado, desea estar acurrucadito… Hay un sinnúmero de posibilidades que ya no importarán mucho al día siguiente porque cada noche es diferente. Sea como sea, nosotros disfrutamos cuidarle el sueño.

¿En qué posición duerme Oliver?

Por mi experiencia, creo que existen tres tendencias sobre la posición más aconsejable para acostar a un bebé. Los más tradicionales dicen que boca abajo, los más modernos que boca arriba y hay un criterio intermedio de médicos y padres que aconsejan colocar a los bebés de costadito. Mi primer hijo dormía de ladito, por la indicación del pediatra que lo atendía. Así durmió Oliver en sus primeros días de vida, quizás por tomar una decisión compartida entre los extremos. Antes nuestros padres y abuelos decían que boca abajo para evitar que un buche se fuera por el camino viejo, ahora, la mayoría de las fuentes recomiendan la posición boca arriba para evitar el síndrome de muerte infantil súbita y también para evitar una broncoaspiración. Nuestra Hada Madrina, la joven doctora que atiende a Oliver, nos dijo que lo acostáramos como nos sintiéramos más seguros.

Después de los 15 días de nacido, nuestro hijo durmió boca arriba, siempre con una pequeña elevación en el colchón en la parte de su cabeza. Algunas veces, cuando se duerme sobre la abuela materna, ella lo pone boca abajo a la vieja usanza, lo tapa con una colchita aunque no haya frío y le pone una almohadita en la espalda para confundirlo y que crea que aún está cargado. Sobre los 5 meses ya Oliver se viraba él solo de costado mientras dormía y hasta se ponía boca abajo, daba vueltas como una manecilla de reloj y amanecía atravesado en la cuna como marcando la hora exacta. A estas alturas, ya nuestro bebé duerme como le da la gana, a pierna suelta, sin entender lo que significan las broncoaspiraciones ni las muertes súbitas.

¿Cómo dormir a Oliver?

Dormir a un niño es de las hazañas más grandes para los miembros de la familia. Hay bebés que se duermen solos en su cuna, porque así los acostumbraron y esa independencia despierta la admiración de muchos. Mis dos hijos han sido acostumbrados a dormir en brazos, con clásicas nanas, con música de moda o tarareos de viejas canciones cuyas letras hemos olvidado. Oliver se duerme en la teta, se duerme con el arrurrú de su abuela materna, se duerme oyendo a System Of A Down mientras su papá rockea con él en los brazos como guitarra eléctrica. Para dormir a Oliver no hace falta mucho más que amor y armonía y eso lo han comprobado algunos familiares y amigos que han tenido la alegría de dormirlo.

¿Con qué sonidos se duerme Oliver?

Hay mucha gente que dice que a los niños hay que acostumbrarlos desde chiquitos a la bulla, porque si no, después se despiertan con cualquier ruidito. Antes de que Oliver naciera, su tío paterno nos regaló un aire acondicionado de esos que suenan como un tractor. El bebé se acostumbró a ese ruido blanco y las pocas veces que hemos dormido fuera, le ha costado adaptarse al silencio de la noche. Durante las siestas del día, se duerme con unas nanas africanas, con Vivaldi, con los Van Van o con Bob Marley.

¿Dónde duerme Oliver?

Desde el embarazo recibimos los consejos y los relatos de experiencias de colecho en la familia. Hemos leído y analizado las ventajas y desventajas de esa práctica asumida por los padres más «modernos». Para nosotros es importante que el bebé tenga su espacio. Para nosotros es importante mantener nuestra cama, mantener como propio ese espacio simbólico que nos identifica en nuestra intimidad. La dinámica cotidiana nos deja con muy pocos espacios para la intimidad, entendida no solo desde el punto de vista sexual. Por eso la cama se convierte en un sitio de privacidad indispensable en nuestra vida. En la cama están nuestras conversaciones en susurros sobre temas serios, las discusiones sigilosas sobre el trabajo, los cuchicheos, las boberías, los sueños, las pesadillas, los disgustos, las disculpas, los reclamos, los planes para el futuro y todas aquellas cosas grandes y pequeñas que nos definen como compañeros de vida con independencia del bebé.

Como nuestra crianza es ecléctica y vamos poniendo en nuestro saquito de vida una pizca de todo, en las noches el bebé duerme en su cuna, invariablemente, con alternancias a los brazos de mamá que le da la teta cada vez que despierta, colechamos en las mañanitas y durante el día duerme en brazos. Que el bebé duerma en nuestros brazos durante el día es la garantía de su sonrisa, de su salud y de sus lindas noches. Él tiene horarios más o menos fijos para sus 4 siestas y no le importa mucho donde estemos: él se duerme igual. Oliver de día es un poco nómada. Duerme en la sala, en el cuarto, en la calle, en la cola del pollo, en un carro, en el Chanchullero…

Oliver está muy grande, después de una hora sentada con él arriba, casi no puedo moverme y me duelen los brazos, las piernas y la espalda. Veo que durante esa hora no pude hacer nada: ni descansar, ni trabajar. Entonces pienso en esos niños que se duermen solos en su cuna y digo: «¡Ay, qué felicidad! ¡Qué felicidad que mi bebé-universo duerma sobre mí!».

 

También te sugerimos: 

LOS TEMIDOS CÓLICOS DEL LACTANTE

NACIDO EN CORONAVIRUS

EL MEJOR BEBÉ DEL MUNDO

MATERNIDAD Y DILEMAS DEL CUERPO

Proyeccion2-Mesa-de-trabajo-3.png

Sigue este link para ver más en MATRIA.

Isabel Cristina
Mamá de dos hijos varones. Teatróloga. Escritora. Master en Pedagogía del Teatro. Profesora de la Universidad de las Artes. ISA.
isabelcristina

Evalúe esta noticia

Cargando ...

comentarios

En este sitio moderamos los comentarios. Si quiere conocer más detalles, lea nuestra Política de Privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mercado Informal de
Divisas en Cuba (Tiempo Real)

toque_logo_white
1 EUR87 CUP
1 USD68 CUP
1 MLC79.6 CUP
+0.1
calendar_icon

CUBA

publicidad_banenr

elTOQUE SUGIERE

test