FullGao es un proyecto nacido en Santa Clara que ofrece herramientas para posicionar los contenidos en plataformas de reserva online como Airbnb, Booking, Expedia. Ofrece también una red colaborativa entre arrendatarios.

***

Cuenta Saily González Velázquez que todo comenzó cuando quiso hacer algo con la experiencia acumulada en materia de arrendamiento; cuando no le bastaba dejar solo en su cabeza las horas de estudio conectada a Internet en el telepunto de Etecsa de Santa Clara; cuando quería evaluar lo aprendido en aquellos días de prueba y error en la plataforma Airbnb; cuando un canal de Youtube no era suficiente para ayudar a otros arrendatarios.

Saily es propietaria del hostal Amarillo B&B de Santa Clara. Su negocio data de mucho antes de las “vacas gordas” —como le llama ella a los años 2017 y 2018 cuando el acercamiento entre Cuba y EE.UU. permitió un aumento del turismo norteamericano.

Foto tomada de su página en Facebook.

Por interés personal, “y hasta por aburrimiento”, hace unos años abrió un canal de Youtube para explicarle algunos “tips” sobre plataformas de reserva online a los “hostaleros” cubanos. Luego, el asunto se puso serio y decidió invertir en equipos para esos materiales audiovisuales y colocar otros contenidos.

“Noté que hay formas de posicionar determinados contenidos en las plataformas de reserva online, que como mismo funciona el SEO (Search Engine Optimization) para los motores de búsqueda de Google, también existen formas de posicionar anuncios”, cuenta Saily.

Aunque reconoce que el prejuicio de la “competencia y el robo” le impedía trabajar con hostaleros, decidió trabajar “para ellos” y hacer videos de marketing digital (MD) enfocado en los emprendedores cubanos.

“Creo que el MD que se hace en Cuba es todavía pobre y deficiente”, reconoce. “Hay cuestiones básicas que para mí son obvias y quizás otros no lo saben. Quizás por eso han bajado tantos los precios, lo que no garantiza que se tengan ahora más clientes”.

Saily reconoce que disminuir los precios no puede ser la solución, porque atenta contra la rentabilidad de un negocio. “Esa no es la idea, porque todos hemos invertido muchísimo. El asunto es aprender a posicionarse, a venderse, y no dar nunca una imagen de desesperación”.

SI NO FUNCIONA NO COBRAMOS

Saily repite una y otra vez la palabra valor. Considera que ahí radica el quid de un buen modelo de negocios. Cuando comenzó a armar el suyo no sabía si iba a funcionar. “Llamé a un par de amigos, les expliqué la idea que tenía y empezamos a trabajar”.

FullGao: Hostal lleno, anfitrión feliz, surgió como un proyecto de mentoría y posicionamiento para hostales. Comenzó como una prueba en Amarillo B&B y casas de renta de amigos y a las dos semanas y media se notaban los primeros resultados.

“Lo primero que hicimos fue subir los precios y hacer buenas fotos. Las casas lindas, con buenas imágenes, se venden bien”, cuenta. “Nosotros cobramos cuando los resultados sean palpables y las reservas aumenten”.

Foto tomada de su página en Facebook.

El primer encuentro de FullGao fue para habaneros. No solo allí radica un gran número de casas de renta, sino que, además, estaban ávidos de capacitación, de un espacio donde encontrarse, donde debatir sus realidades.

“Cubaemprende hace un trabajo maravilloso —reconoce Saily— pero es más genérico. Los hostaleros necesitan saber otros ‘vericuetos’ que les permitan mejorar sus redes sociales y darles mayor visibilidad, pagar menos comisiones”.

Una de las clientes de FullGao es Liset Arazo, quien reconoce que el proyecto “ha conseguido reunir a los arrendatarios y explicar a través de sus experiencias, con nuevas ideas y perfeccionamiento, cómo funcionan las plataformas de hospedaje y cómo mejorar nuestra visibilidad”.

FullGao valora la imagen de Cuba que se da a través de sus hostales. “Hay que visibilizar casas más bonitas, un país más bonito”, dice.

Foto tomada de su página en Facebook.

En ese sentido, también ofrecen descripciones, decoración de interiores, servicios de fotos profesionales.

“Lo más importante es presentar una casa ‘chula’, ‘con swing’”, destaca Saily. “Antes funcionaba tener la casa llena de adornos, como un museo, pero ya los gustos de los turistas han cambiado. A los clientes les gustan los espacios sencillos, diseños novedosos, que no copien a otros. Cada hostal debe tener su propuesta única”.

Desde que comenzó a trabajar con FullGao, el hostal habanero Norma&Justo Inn ha experimentado un aumento doble de las reservas online. Guillermo Rodríguez Sánchez, uno de los arrendatarios, enumera de corrido las ventajas de asociarse a FullGao: comparten su know how (saber hacer) con miembros de la red; ofrecen asistencia técnica gratuita sobre la atención al cliente en sus más modernas tendencias; brindan herramientas y optimizan anuncios en las plataformas; incentivan la elevación de los estándares y la inversión en infraestructura.

“Además, por ser una red colaborativa con representantes en toda la Isla, está en condiciones de ofrecer transfer (traslado) a los visitantes extranjeros por toda Cuba”, dice Guillermo. “Incluso colaboran en la elaboración de sistemas de pago y cobro”.

A MAL TIEMPO BUEN HOSTAL

Aunque datos actualizados aseguran que el turismo disminuyó en un 9 % respecto a 2018, Saily cree que es un buen momento para cualquier negocio que tenga una propuesta única, un valor excepcional.

“Mucha gente ve este momento como una baja, pero es igual que los años 2014 y 2015, antes de que aumentara el turismo norteamericano y el europeo”, comenta. “Tampoco es que haga falta tanto dinero. Cuando yo empecé pedí un préstamo al banco y así despegué”.

Sin embargo, Saily también considera que solo con buen trato y hospitalidad no se lleva un hostal. “Hace falta tener un lugar acogedor, único”. El turismo que viene a Cuba ya sabe cómo vive el cubano. Vienen porque la gente es simpática, porque quieren un lugar donde pasar un tiempo agradable”.

Para “buscar inspiración” Saily sugiere la red social Pinterest, una plataforma que ofrece diseños y soluciones para aprovechar los espacios y crear lugares más atractivos.

“Arrendar es más que un negocio. Hay que ser muchas cosas, tener una ambición, porque el turismo es muy amplio. Hay que determinar a quién vas a rentar, qué tipo de clientes quieres, cómo conocerá tu oferta, cuál será el canal para el feedback (retorno), etc.”.

Lizet Arazo asegura que a través de FullGao aprendió a darle más valor a su trabajo y dejar atrás una obsoleta mentalidad de hospedaje.

Foto tomada de su página en Facebook.

“Me actualicé con las nuevas tendencias del mercado y formo parte de un grupo con muchas ganas de hacer las cosas correctas para lograr un servicio de calidad a cualquier nivel”.

Es la red colaborativa que ha logrado FullGao, uno de los principales atractivos que resaltan los hostaleros. En un grupo en Whatsapp comparten experiencias, criterios, dudas. Le han llamado La escuela de superhost de FullGao. Aunque muchos no se han visto jamás ni tenían siquiera algún contacto antes de este grupo, sienten que en el chat acortan las distancias entre sus hostales, ya sean en Viñales, Santiago de Cuba, Trinidad, Varadero, Santa Clara o La Habana.

“Creamos el grupo para ofrecer asesoría y poco a poco se convirtió en una red colaborativa, en una comunidad”, cuenta Saily. “Creo que los hostaleros cubanos necesitan unirse más, reunirse más, y lo piden a gritos. Creo que por eso FullGao ha tenido tanto éxito”.

“Al mismo tiempo, ha servido para mostrar que no basta con las ganas que tengas de aprender y de hacer: la ayuda especializada es necesaria”.

Olfa Alfonso cuenta que FullGao no solo ha beneficiado su negocio, sino también a ella como emprendedora. Guillermo también lo confirma: “Ofrecen un sinnúmero de contactos de trabajo indispensables en esta actividad económica y, lo más importante: ofrece una red de amigos que no tienen un signo de dólares pegado en la frente”.

Si te gustó este texto puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.