Durante la celebración de la XII Bienal de La Habana un mulato vestido de color rosado a lo bailarina de Tropicana, el cabaret más famoso de Cuba, se paseó por espacios públicos de la capital cubana e irrumpió en actividades de la bienal provocando diversas reacciones en quienes eran testigos de su llamativa presencia.  

Esto responde al más reciente gesto performático del artista Luis Manuel Otero Alcántara quien pretendía hacer un llamado de atención sobre la visión que tienen los extranjeros que visitan la isla caribeña. Sin embargo,  tropezó además con otros prejuicios que sospechaba que existían y pudo confirmar.

Este performance que Luis Manuel tituló “Welcome to Yuma” y dio a conocer popularmente como Miss Bienal de La Habana participó, además, en el  proyecto internacional de diversidad y exploración cultural Hors Pistes-La Primavera del Amor. Este evento fue organizado por el Centro Nacional de Arte y Cultura Georges Pompidou de Francia y Producciones Culturales Elegoa de Canadá.