Hace pocos días fue noticia la supuesta liberación de los médicos cubanos que fueron secuestrados en Kenia hace más de un año. Con la cita de “un alto funcionario de inteligencia somalí”, agencias informativas internacionales informaron sobre la puesta en libertad del cirujano Landy Rodríguez y el especialista en Medicina General Assel Herrera, en una operación que habría contado con el concurso de líderes tribales y autoridades de Somalia, país donde permanecen en secuestro.

Casi de inmediato el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba desmintió la información y poco después también lo hizo la cancillería somalí. Los despachos originales de AP y EFE en unos casos son accesibles y en otros han sido modificados con informaciones posteriores.

Para comprender por qué, pasado un año de su secuestro, los médicos cubanos continúan en cautiverio sin que existan pistas claras de su liberación, es preciso conocer con más detalles el contexto local, caracterizado por guerras civiles durante décadas y criminalización por parte de grupos terroristas.

¿Cómo fueron secuestrados los médicos?

El 12 de abril de 2019 los dos colaboradores cubanos fueron emboscados por un grupo de milicianos en el condado de Mandera, al noreste de Kenia y a pocos kilómetros de la triple frontera entre Etiopía, Kenia y Somalia. Herrera y Rodríguez habían llegado a la localidad en 2018, como parte del centenar de especialistas sanitarios enviados por Cuba a distintas zonas de Kenia. Su secuestro se produjo luego de un enfrenamiento en el que perdió la vida uno de los policías que los escoltaba.

“Vimos la forma en la que procedieron y por el hecho de que se hayan dirigido a la frontera somalí, tenemos razones para creer que los secuestradores son miembros de Al Shabab”, dijo una fuente policial anónima a la agencia de noticias francesa AFP.

Como en todo el noreste de Kenia, en Mandera la inmensa mayoría de la población es étnicamente somalí, por lo que Al Shabab no suele encontrar dificultades para moverse a ambos lados de la frontera. En el sur de Somalia el movimiento mantiene un virtual estado paralelo, regido por una visión fundamentalista de la Ley Islámica o la Sharia.

De acuerdo con un artículo publicado por EFE en abril de este año, Assel Herrera y Landy Rodríguez se encontrarían retenidos en la zona de Jubalandia, prestando servicios médicos bajo la vigilancia de las xarasas, las brigadas especiales del grupo terrorista.

¿Qué es Al Shabab?

Al Shabab —en español, La Juventud— es un movimiento terrorista islámico vinculado a Al Qaeda. Sus orígenes se remontan a 2006, cuando surgió como brazo armado del Consejo Islámico de los Tribunales Somalíes, la agrupación de fuerzas extremistas que por aquella época dominaba el tercio meridional del país. Luego de sucesivas intervenciones militares de la Unión Africana —lideradas por Etiopía y Kenia—, los Tribunales perdieron la mayor parte de su territorio y cobró protagonismo la estrategia de guerra asimétrica impulsada por Al Shabab.

Las estimaciones cifran sus fuerzas en al menos 7 mil efectivos, entre los cuales sobresale una élite especializada en atentados con bombas y secuestros de civiles. A su autoría se atribuyen ataques como el del 15 de octubre de 2017, que ocasionó cerca de 300 muertes en el centro de Mogadiscio y es considerado el más mortífero en la historia de Somalia. Tres meses antes del secuestro de los médicos cubanos, Al Shabab había tomado un lujoso hotel de Nairobi, la capital keniana, con saldo de 26 muertos y 28 heridos.

Los extremistas consideran zona de guerra todo el territorio de Kenia, debido a la intervención del Gobierno keniano en la Guerra Civil Somalí.

Te sugerimos: 

TRAIDORES A LA PATRIA: CONCEPTO EN CONFLICTO ANTE LA NUEVA CONSTITUCIÓN

¿CÓMO VIVEN LOS MÉDICOS CUBANOS LA CRISIS EN VENEZUELA?

¿El secuestro pudiera ser una venganza contra Cuba por su participación en la Guerra del Ogaden?

Entre julio de 1977 y marzo de 1978 Somalia y Etiopía protagonizaron una sangrienta guerra por la región de Ogaden, de soberanía etíope pero con población mayoritariamente somalí. Aunque al principio la invasión ordenada desde Somalia avanzó con éxito, la llegada de unos 15 mil soldados cubanos bajo las órdenes del entonces general de división Arnaldo Ochoa revirtió el curso de las operaciones. La contraofensiva etíope-cubana, la guerra convencional y los siguientes dos años de combates irregulares terminaron con la derrota total del Gobierno de Mohamed Siad Barre. Comenzó un período de crisis interna que conduciría —en 1991— a la balcanización de Somalia en una decena de estados enfrentados entre sí.

El Ogaden etíope, junto a la actual república de Yibutí (la antigua Somalia Francesa), y el norte de Kenia, forma parte del grupo de regiones que los nacionalistas consideran pertenecientes a la ‘Gran Somaliaʼ, el territorio histórico por el que debería extenderse esa nación del Cuerno de África. “Cuba es un enemigo del Islam [por lo que los médicos] son tratados como rehenes de guerra […]. Eso dificulta mucho que el caso se pueda normalizar a nivel civil”, declaró a EFE Mohamed Moalin, recaudador fiscal de Al Shabab, al recordar el apoyo de la Isla a las fuerzas etíopes, cuatro décadas atrás.

Mapa tomado del sitio Peace Insights.

Mapa tomado del sitio Peace Insights.

¿Qué podría suceder próximamente?

Experiencias previas con Al Shabab hacen suponer que detrás de la pretendida liberación de Assel Herrera y Landy Rodríguez pudiera haber estado un pago de rescate. Ha sido esa la pauta de comportamiento seguida por la organización desde que, en noviembre de 2008, raptó a las monjas italianas María Teresa Olivero y Catarina Girardo, también en el pueblo de Mandera. La liberación de las religiosas se produjo cien días más tarde, luego del pago de un millón y medio de euros.

Desde entonces, Al Shabab estuvo involucrada en al menos una decena de secuestros o intentos de secuestros en distintos puntos de la geografía keniana, y en los mares cercanos a Somalia. La mayoría de sus víctimas han sido colaboradores de ONG y turistas europeos, por los que el movimiento habría recibido al menos siete millones de dólares, en su conjunto.

En mayo de 2019, a poco de caer prisioneros los médicos, una delegación de líderes keniano-somalíes intentó mediar en el conflicto y preguntó a los dirigentes de Al Shabab por las condiciones para la devolución de los cubanos. El pago de un millón y medio de dólares fue puesto sobre la mesa como requisito principal. Cuba ha negado que los secuestradores hayan puesto precio a la liberación de los galenos.

Si bien los Gobiernos implicados en el asunto tienen como premisa no participar en transacciones de ese tipo, en mayo último la liberación de la colaboradora italiana Silvia Romano —prisionera desde noviembre de 2018— pareció indicar que tanto Al Shabab como Mogadiscio y Nairobi habían establecido canales de comunicación. Si bien no se hicieron públicos los detalles del acuerdo, el Gobierno italiano reconoció que la posibilidad de “pagar un alto rescate” podía ser un camino ante lo “difícil de una intervención occidental”. De manera extraoficial se ha hablado de una transferencia de entre dos y cuatro millones de euros.

En el caso de Herrera y Rodríguez las negociaciones habrían estado a punto de concretarse, pero una filtración terminó por frustrarlo todo, según EFE. La posibilidad de que las partes vuelvan a dialogar dependerá de muchos factores sobre el terreno, alerta la agencia.

El acuerdo de colaboración por el que los especialistas de Salud de Cuba llegaron a Kenia fue renovado por otros seis meses en junio pasado, pero el Gobierno keniano ha manifestado su interés de prorrogarlo apenas se reduzcan los casos de COVID-19.

Quizás, una extensión del programa hubiera sido mucho más viable de haberse conseguido la liberación de ambos especialistas, objetivo que ahora parece postergado. Aunque los funcionarios cubanos aseguran que mantienen las conversaciones y gestiones con el gobierno de Kenia para su regreso, no se conocen detalles de estos diálogos por lo que siguen siendo inciertas las condiciones de resolución del caso.

También te sugerimos leer: 

CUBA LEGALIZA INTERCEPCIÓN Y DECOMISO DE DIVISAS EN SUS FRONTERAS

ACCESO DENEGADO: ¿QUÉ VPN USAR DESDE CUBA?

EL PAQUETE SEMANAL LLEGA A CADA POBLADO CUBANO EN CAMIÓN, GUAGUA O LO QUE APAREZCA

POR UNA VEJEZ DIGNA EN CUBA: MÁS DERECHOS Y CUIDADOS

 

 

Puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.