Cuba ocupa el puesto 81 en el mundo según la más reciente actualización del Henley Passport Index, un ranking que determina el “poder” de un pasaporte según la libertad de viaje que permite a su poseedor.

En América Latina y el Caribe, solo el pasaporte haitiano (puesto 95) es menos “poderoso”. Mientras, el dominicano ocupa la misma plaza (escaño 81) que el cubano, con idéntico acumulado de 63 puntos.

La región está liderada por los documentos de Chile (lugar 14), Argentina (17) y Brasil (18). Ningún país del área se ubica en el top ten del índice, encabezado por Japón y Singapur.

El Henley Passport Index clasifica 199 pasaportes según el número de países a los que sus titulares pueden viajar sin visado, mediante visa a la llegada, permiso de visitante o autorización electrónica de viaje (ETA). El puntaje se define según la cantidad de naciones a las que puede acceder un pasaporte en particular.

En concreto, el pasaporte cubano permite acceder de esta forma a 63 destinos, según la web del Henley Passport Index.

El ránking comenzó a elaborarse en 2005 y considera 227 destinos de viaje. Para su confección, la firma Henley & Partners colabora con la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) —por cierto, fundada en La Habana, en 1945— que ofrece acceso a su amplia base de datos global.

Países latinoamericanos en el ranking de pasaportes de Henley & Partners

(actualizado el 2 de julio de 2019)

País Posición global Puntos
Chile 14 174
Argentina 17 170
Brasil 18 169
México 24 157
Uruguay 25 153
Costa Rica 27 150
Paraguay 33 143
Panamá 35 140
El Salvador 37 135
Honduras 37 135
Venezuela 38 134
Guatemala 39 133
Perú 40 132
Nicaragua 44 126
Colombia 45 124
Belice 55 98
Ecuador 58 90
Bolivia 67 77
Cuba 81 63
República Dominicana 81 63
Haití 95 49

Pasaporte cubano: poderoso no, caro sí

 Australia y Turquía cuentan con los que, quizás, sean los pasaportes más costosos del mundo. Ambos superan con amplitud la barrera de los 200 dólares. Muchos otros países sobrepasan los 100 dólares.

Visto así, en números fríos, el costo del pasaporte cubano no parece nada de otro mundo. La perspectiva cambia cuando tomamos en cuenta a Latinoamérica, donde un pasaporte cuesta, como promedio, 56 dólares.

Dentro de la isla, crear o renovar el pasaporte supone el desembolso de 100 pesos convertibles (CUC). El documento tiene una vigencia de seis años pero debe ser prorrogado cada dos —un extra de 40 CUC.

El costo varía en función de donde se realice el trámite. Si un cubano desea renovar su pasaporte en Europa, Estados Unidos u otro lugar del mundo, tendrá que pagar una cifra mucho mayor.

Para los cubanos residentes en los Estados Unidos el aumento es bien significativo. Tienen que pagar casi 400 dólares por un pasaporte nuevo y las prórrogas (son dos) tienen un valor cercano a los 200. Es frecuente encontrar casos de cubanos que no pueden asumir esos gastos y desisten de regresar a su país de visita.

A este escenario se suma el incremento de las tensiones entre Washington y La Habana y los habituales problemas que afectan las funciones de la sede consular en los Estados Unidos y, por tanto, la obtención de documentos de viaje.

Infografías: Iván del Toro

¿Cuánto tiempo debe trabajar un  cubano para obtener el pasaporte?

Esta es una manera más efectiva de calcular el costo real de un pasaporte. En el caso cubano, el tiempo se calcula en meses.

Si tomamos en cuenta el salario medio, incrementado a 1065 pesos —comenzará a percibirse en agosto—, se necesitarían casi dos meses y medio para obtener el documento. El cubano de salario mínimo (400 pesos) necesitaría más de seis meses.

Este cálculo es ideal, pues asumimos que el 100 por ciento del salario se invertiría en la obtención del pasaporte. En condiciones reales el plazo sería mucho mayor.

Pasaporte cubano: ¿el más caro del mundo?