Tal pareciera que Raymond J. Sutil Delgado sueña con construir el negocio más sólido. Desde hace aproximadamente 2 años, él junto con dos compañeros, Adrián Arencibia  y Ernesto Rivero, desarrollan un proyecto llamado Grupo SIEM, un negocio por cuenta propia enfocado en brindar servicios digitales.

“La Plataforma SIEM comenzó ofreciendo solamente servicios a través del correo electrónico”, explica su creador. Sin embargo, las asistencias brindadas por SIEM se han diversificado y alcanzan hoy la distribución de contenidos para móviles, una plataforma para la descarga de información a través de correo electrónico y una guía turística en varias plataformas y formatos.

Por estos días Raymond y sus colegas han recibido más atención luego de atreverse a lanzar un servicio que pretende poner orden en lo que parece un caos: el servicio de taxis de La Habana. Los de SIEM han creado RenC (Ruedas en Cuba) y aseguran que está terminada, funcional y lista para comenzar a trabajar.

“Un amigo que regresaba de Estados Unidos me habló de UBER, una empresa internacional que ofrece una red de transporte privado, a través de una aplicación, que conecta los pasajeros con los conductores”, confiesa Raymond.

“Después me dije: ¿y si tratamos de implementar ese servicio en Cuba?”. Y a la realidad cubana se fue.

“Lo más complejo fue encontrar una manera de utilizar un gestor de datos funcional y a la vez rentable para los usuarios cubanos. Al final decidimos usar el servicio de mensajería de ETECSA (única empresa telefónica del país)”.

Según explica Raymond realmente el nuevo servicio funciona a través de 2 aplicaciones. Una para los taxistas y otra para los clientes. Además de una base de datos que los clientes y los conductores deberán actualizar.

La app ideada para los taxistas permite que a través de la aplicación con costo regular de 0.09 CUC el conductor al inicio de su jornada laboral deje saber su ubicación al servidor central, localizado en casa de Raymond.

Luego de manera automática el servidor crea una lista por orden de llegada de información sobre los autos disponibles en las más de 170 ubicaciones predeterminadas.

Foto: Yander Zamora

La aplicación de los clientes permite que ellos igualmente con un costo de 0.09 CUC, informen al servidor central su ubicación, el lugar a donde desea viajar, el tipo de transporte y la cantidad de asientos que desean, así como información personal que permita su identificación.

“Después el servidor de manera automática envía un mensaje con los datos del cliente al conductor disponible, número 1 en su lista. El taxista tendrá entonces 1 minuto para confirmar, con un costo igualmente de 0.09 CUC, que puede realizar el viaje. Si luego de este minuto el chofer no confirma el servidor envía un mensaje al segundo en la lista y así sucesivamente hasta que algún conductor acepte”.

“Una vez confirmado, el servidor genera un aviso al cliente explicándole las características del auto-modelo, matrícula, color y datos personales del conductor-. Entonces el usuario tendrá de 3 a 4 minutos para cancelar”, explican los creadores.

Parece complejo y difícil de atraer el interés de taxistas y clientes… pero una vez que se conoce lo difícil que resulta encontrar un taxi en La Habana, la posibilidad de éxito no se ve tan descabellada.

En resumen, el cliente puede hacer la reserva con un gasto de solo 0.09 CUC. Pero si reserva y luego cancela la transacción sería de 0.18 CUC. En el caso del chofer, en caso de aceptar la oferta, el costo de esta reserva le salió en 18 centavos CUC.

La ganancia de SIEM es por comisiones. Si un chofer no paga en el plazo de una semana es automáticamente bloqueado de la base de datos y no podrá recibir notificaciones hasta que no salde su deuda.

El reto para estos innovadores está en depender de un servicio de telecomunicaciones que ha demostrado ser no muy confiable. Recientemente y en más de una ocasión ETECSA  ha presentado afectaciones en el servicio de mensajería móvil. Varios usuarios han reportado estas irregularidades entre las que se encuentran las llegadas tardías de SMS o la no llegada.

Pero a pesar de esta incertidumbre, disponer de esta solución es algo más que nada.

“Planeamos la distribución a través del Paquete semanal, tanto ambas aplicaciones como la base de datos. Además estamos conversando con la Asociación de Cuentapropistas de Transporte para que entre los mismos conductores se pasen la aplicación de móvil a móvil”, dice Adrián Arencibia.

El tiempo dirá qué tan rápido será el viaje de SIEM al éxito o a su intento.

Foto: Yander Zamora