Seis hombres encapuchados y vestidos de negro asaltaron este jueves, 25 de abril, una residencia de médicos cubanos en la Alta Florida, municipio Libertador de Caracas. Los sujetos hirieron con armas blancas a tres de los galenos, los despojaron de sus pertenencias personales y se llevaron más de mil dólares. El hecho ocurrió  aproximadamente a las 6:30 am, según informa El Pitazo —medio venezolano.

En el lugar, según fuentes extraoficiales, se encontraban 20 médicos cubanos que fueron sorprendidos por los asaltantes. A tres de ellos, además de acuchillarlos, los golpearon con objetos contundentes. Cargaron con teléfonos celulares, dos televisores y una planta eléctrica que tenían en la edificación.

Tras el robo masivo, llegaron funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) para comenzar las averiguaciones, además de miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB). Los delincuentes huyeron del sitio.

La residencia está ubicada en laavenida Los Pinos de la Alta Florida, que fue acordonada por efectivos de seguridad al conocerse el asalto.

¿Cómo viven los médicos cubanos la crisis en Venezuela?

En Venezuela se calcula que hay 21 mil médicos cubanos desde que el entonces presidente Hugo Chávez firmó un acuerdo de cooperación con Fidel Castro, para la atención de venezolanos a través de las diferentes misiones sociales que creó en su gestión y se han mantenido con Nicolás Maduro.

La más destacada de estas es la Misión Barrio Adentro, con la que galenos antillanos atienden en diferentes niveles a pacientes en barriadas y sectores populares, en los llamados CDI (Centros de Diagnóstico Integral).

Después de Angola, Venezuela es el segundo país del mundo donde ha habido mayor presencia de internacionalistas cubanos. Desde inicios de la década del 2000, cerca de 220 mil colaboradores han estado allí y, de ellos, 140 mil pertenecen al sector de la salud.

Su trabajo ha sido pagado con millones de barriles de petróleo y representan todavía la entrada más fuerte de ingresos a la menguada economía cubana.

Esta nota se construyó con información de medios venezolanos como Efecto Cocuyo y El Pitazo.