Author: jesus-arencibia

San Isidro: A Child, a Street, a Country

San Isidro is on fire. It has become a street swollen with cries and raised fists, with a pair of handcuffs hanging off them. San Isidro is radiating. With thousands of eyes answering screens back, in chaotic direct broadcasts that go straight to the heart and wake you up. San Isidro is exploding. Because the steam that isn’t let off and the bridge that isn’t extended will end up blowing up the impossible. San Isidro, this marginal neighborhood in Old Havana that reminds us how all of us are living on the brink, has made headlines again. People living...

Leer más

San Isidro: Un niño, una calle, un país

San Isidro, ese barrio marginal de La Habana que nos recuerda cuán al margen andamos todos, volvió a ser noticia. Su gente, que a las 8:00 de la noche oye predicar a los televisores sobre golpes blandos y en colores, y al otro día sale a luchar la dura yuca, entendió y asumió el lenguaje de un dominó trancado.

Leer más

La vacuna de los 100 millones

Cuba ha anunciado que producirá 100 millones de dosis de su vacuna Soberana 02 este año para satisfacer su propia demanda y la de otros países. Aún no se conoce cuándo comenzará la aplicación. Mientras llega el momento, algunas personas se preguntan si no sería una opción intentar acceder a vacunas de países aliados.

Leer más

¿Con quién era que no dialogábamos?

El Gobierno cubano, que dice no dialogar con mercenarios y gusanos, sí ha dialogado con personajes que, en la óptica al uso, encajarían en cualquiera de los perfiles peyorativos descritos. Y diría más, ha dialogado con bastante aplomo y hasta concretos resultados.

Leer más

Vayamos al grano

El escenario agrícola cubano pide a gritos un abordaje integral que priorice, entre otros asuntos, la producción de los granos que demanda el país, en cantidad, calidad y diversidad suficientes. ¿Lo conseguirá el flamante Plan Nacional de Soberanía Alimentaria y Educación Nutricional, recién aprobado?

Leer más

San Isidro y El Vedado: tierras de Madagascar

San Isidro, el Vedado, y cualquier parte de la Isla o sus comunidades en el exterior que al menos se interese por las distintas caras de la verdad en nuestra hora actual y defienda el derecho del otro a ser honrado —Martí lo llamaba libertad— serán declarados territorios libres del Madagascar fantasioso que alguna vez podremos erigir aquí mismo.

Leer más