El breakdance en Cuba apenas tiene pocos años de historia, pero se ha extendido por todo el país y cada vez crece más el número de jóvenes que lo bailan. Sin embargo, “subir el nivel” de los B-boys de la isla se torna muy difícil sin el apoyo de instituciones o la creación de espacios que potencien este movimiento de cultura urbana.

Ganniucus -prefiere su nombre artístico siempre- es multicampeón de la competencia de breakdance Red Bull BC One en la isla, y ha sido desde bailarín de una compañía que ya no existe, hasta albañil, y hoy, ayudante de cocina.

Pero su pasión es el baile, por eso no importa cuántas trabas encuentre a su paso, entrena y entrena y entrena, porque él y su equipo, Gladiator Crew, quieren llegar alto, no solo en Cuba, sino en el mundo: “tenemos que enseñarle al mundo que el breakdance gusta en Cuba, y lo bailamos bien”...