Anamely Ramos es una apasionada de las letras y las artes. La montaña de libros que crece en la sala de su casa así lo demuestra. Hasta el pasado año era profesora del Instituto Superior de Arte (ISA), donde lideraba un proyecto de curaduría. Los modos de gestión e iniciativas adoptadas entonces le sirvieron de base para la creación de El Parque Horizontal. Esta plataforma tiene el objetivo de agrupar y dar visibilidad a artivistas y proyectos artísticos independientes marginados por la política cultural cubana.

Aunque no excluye el diálogo con las instituciones estatales, El Parque Horizontal se enfoca en el arte alternativo o autónomo. “Ese sector no solo intenta quebrar tabúes y prejuicios, sino construir nuevos códigos comunicacionales con la sociedad y otras formas de interpretación e interacción con la realidad”, precisa Anamely.

También te sugerimos leer: 

Iter criminis: proyecto curatorial por el camino del delito

La Maleza: una editorial para autores cubanos marginados

¿Qué pasó con la Muestra Joven ICAIC 2020?

Sueños al pairo y Mike Porcel: lo que el ICAIC no pudo silenciar

 

La curadora Anamely Ramos conversa con los participantes del "Taller sobre prácticas organizativas en proyectos culturales", realizado en febrero de 2020 en en el Centro Social Abra. Foto: Tomada de la página en Facebook de El Parque Horizontal.

Participantes en una de las sesiones del “Taller sobre prácticas organizativas en proyectos culturales”, realizado en febrero de 2020 en en el Centro Social Abra. Foto: Tomada de la página en Facebook de El Parque Horizontal.

Durante los encuentros que realizan, los participantes exponen sus obras, establecen nuevos nexos de colaboración y debaten sobre “formas de organización desde una perspectiva bidireccional y antiautoritaria, en aras de socializar el conocimiento y la creación”.

Para Hamed Toledo, coordinador de Revista Creativa Manifiesto —uno de los proyectos que integran El Parque Horizontal y espacio para la promoción de la creación desde y hacia la comunidad universitaria—, muchos procesos culturales en Cuba están marcados por el elitismo y la verticalidad; llegan a reñir con otros independientes e incluso limitar el alcance del arte y la cultura, así como su potencial emancipatorio.

“Iniciativas como El Parque Horizontal son una respuesta a esa situación y se posicionan singularmente, pues llevan en sí un espíritu que promete subvertir las formas ‘tradicionales’ en que estos procesos se desarrollan. De ahí que sean tan valiosos, pues ofrecen una alternativa necesaria”, apunta.

Creación y reflexión a pesar de la COVID-19

El nombre de El Parque Horizontal se inspira en la conjunción entre las ideas expresadas por Juan Carlos Flores en su poemario El contragolpe y la razón de ser del proyecto urbano de principios del siglo XX en La Habana —que nunca se concretó— del arquitecto Martínez Inclán.

En los poemas de Flores está implícito el arrojo y atrevimiento de quienes luchan porque no tienen nada más que perder; mientras que, en la obra soñada de Inclán, la serenidad y parsimonia de una plaza pública para el diálogo de los citadinos son protagonistas.

Bajo estos preceptos, El Parque Horizontal mantiene, aun en tiempos de la pandemia de la COVID-19, su objetivo de generar un espacio de creación libre y propiciar la colaboración entre los artivistas excluidos del canon oficial.

Anamely comenta que en estos meses han reorientado el proyecto: en vez de realizar curadurías, hicieron reseñas de los artistas y sus obras. Las publicaciones en las redes sociales les han permitido mantener constante retroalimentación con el público y los creadores.

A la vez, iniciaron “una investigación sobre proyectos de artivismo y de arte que generaron una movida cultural importante en Cuba entre 1990 e inicios del 2000”. Con el resultado de este trabajo pretenden hacer un dossier y publicarlo, “para rescatar la memoria historiográfica”.

Anamely Ramos

Anamely Ramos, fundadora del proyecto El Parque Horizontal. Foto: Hitch

Horizontalidad para dejar fluir el arte

La política cultural cubana responde cada vez más a la pauta oficialista que al arte en sí mismo, como evidencia el Decreto-Ley 349. Varios son los eventos en los que ha sido visible la censura: la Bienal de La Habana, el Festival de Cine Latinoamericano, la Muestra Joven ICAIC… Este último fue suspendido luego de que varios realizadores retiraran sus obras en protesta a la censura del documental Sueños al pairo.

Ante esta situación, cada vez es más cotidiano el surgimiento y desarrollo de iniciativas alternativas como la #00 Bienal de La Habana, cuya segunda edición decidió postergarse debido a las medidas de aislamiento por el nuevo coronavirus.

También han comenzado a ver la luz casas editoriales y proyectos independientes de arte que agrupan y dan voz a la creciente comunidad de artistas que no se identifican con la política cultural del Gobierno o que no encuentran espacios en sus instituciones.

Hamed Toledo cuenta más sobre el proyecto de la Revista Creativa Manifiesto, que pese a las dificultades financieras ha procurado seguir siendo independiente y evitar lo acontecido con otros similares que vieron frenadas sus expectativas. “Tratamos de hacer el arte del modo más auténtico posible, sin permiso”.

Maurice Haedo, miembro de Copincha. Foto: Tomada de la página en Facebook de El Parque Horizontal.

Maurice Haedo, miembro de Copincha. Foto: Tomada de la página en Facebook de El Parque Horizontal.

Bajo la premisa de contribuir con el arte invisibilizado, que también forma parte de la cultura nacional, El Parque Horizontal prevé incrementar en los próximos meses los encuentros y curadurías públicas, en los que confluyan diferentes expresiones artísticas.

Entre los artistas afiliados hasta el momento varios destacan por asumir sus propias libertades creativas. La rapera África, el artista de la plástica Ítalo Expósito, miembros del proyecto Copincha y el artista visual Luis Manuel Otero, son algunos de ellos.

Anamely apuesta porque el proyecto continúe siendo plaza para esa poética de la excepción que lucha por una comunidad artística cada vez más horizontal, en la que se imponga el arte como palabra de orden.

 

 

Puedes leer otros en la aplicación móvil de elTOQUE. Cada día compartimos nuevas publicaciones a las cuales puedes acceder mediante una descarga por correo Nauta o Internet. Búscala en Google Play o en CubApk.